Servicios en comunicación Intercultural

Revocan medida cautelar que impedía a Máxima trabajar su predio

Agresión policial en el predio de Máxima. Foto: Grufides

Servindi, 26 de abril, 2016.- La buena noticia llegó por vía de la asociación Grufides. Maxima Acuña recibió la notificación de la Resolución del Juzgado Mixto de Celendín que revoca la absurda medida cautelar que impedía a Máxima y su familia realizar cualquier tipo de trabajo en su propio predio, incluso cultivar alimentos para su manutención.

La medida solicitada por la empresa minera Yanacocha le permitió ingresar varias veces a su predio y destruir lo que encontraba a su paso o sacar sus pertenencias, incluso sus cultivos, con el pretexto de hacer cumplir la medida cautelar expedida el 2015.

Con esta nueva resolución la justicia le otorga la razón a Maxima Acuña y se levanta la irracional medida permitiéndole que vuelva a trabajar la tierra.

Máxima le vuelve a ganar a Yanacocha

El triunfo jurídico de Máxima explica la furia incontenible de la empresa que emprendió una campaña de desprestigio y desinformación en su contra por medio de sus trabajadores y de diversos operadores.

"Ahora se por qué estan rabiosos. Yo les estoy demostrando que estoy en la ley", dijo Máxima Acuña al enterarse de esta resolución que la beneficia.

Grufides alerta que mientras tanto la empresa Minera Yanacocha a través de sus trabajadores y de diversos operadores, vía las redes sociales, continúa con una campaña de desprestigio y desinformación en contra de Máxima Acuña y de la causa que defiende.

---
Con información de Grufides: http://www.grufides.org/blog/revocan-medida-cautelar-que-imped-m-xima-acu-realizar-trabajos-en-su-predio-0
Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Y la justicia se da por si sola.
Máxima es un claro ejemplo de lucha, a pesar de tantas situaciones amargas que tuvo que atravesar junto a su familia, por fin puede estar en paz.

El respeto a su vida normal no puede ser atropellado por quienes quieren declarar las tierras como propias. Máxima es una mujer campesina, que su sencillez hace frente a la vida, no pide a nadie que le de nada, ni a las mineras que le atiendan por nada que no sea justo: Quiere que respeten su identidad civil y el ejercicio irrestricto de su ciudadanía, que respeten su vida y la de su familia. Que le dejen ser feliz en su quehacer diario y que no contaminen el agua o la degraden con relaves. Que sencillo se puede entender. pero el poder de los poderosos quiso dañar su vida. dra. bertha de peru

Cuántas cosas absurdas e injustas seguiremos "aguantando"...?

En especial estas empresas mineras han atropellado a muchas personas en América Latina bien por ella que llevaba tantos meses en esta lucha y que bueno debe ser que le reparen los daños ocasionados.

Añadir nuevo comentario