Servicios en comunicación Intercultural

Situación de la Agricultura Familiar frente al Covid-19

La agricultura familiar es la clave para erradicar el hambre y pandemia del Coranovirus. Foto:Red Muqui

En los últimos 30 años, las industrias extractivas y la agroexportación han incrementado las desigualdades en las zonas rurales y están degradando a gran velocidad nuestra naturaleza con la ocupación de territorios, deforestación, uso exagerado de agroquímicos, etc. Estos grandes proyectos afectan los territorios y recursos naturales donde trabajan miles de familias con la agricultura familiar. Incluso, durante el Estado de Emergencia por el Covid-19 que vive el país, dichas actividades están exceptuadas del alcance del Decreto Supremo. 

La agricultura familiar en tiempos del coronavirus 

Por Juan Edwin Alejandro Berrospi*

Red Muqui, 27 de marzo, 2020.- El surgimiento del nuevo brote de coronavirus (COVID-19) que ha sido declarado como pandemia ha golpeado fuertemente a la economía global(1), y tiene inmovilizados a todo el mundo para detener su expansión mundial con cierre de fronteras, estados de emergencia, cuarentena y aislamiento social.

En el Perú el gobierno ha declarado el estado de emergencia por 13 días más y tiene paralizada la mayoría de las actividades económicas excepto las actividades extractivas como la minería(2) y la agroexportación(3), ambos están exceptuados del alcance del decreto de emergencia.

Indudablemente el Covid_19 al igual que otros virus (gripe aviar H5N1, gripe porcina H1N1 y la enfermedad de la vaca loca) guardan relación con el sistema extractivista- agroexportador y de explotación de los recursos naturales como un negocio para concentrar la producción de alimentos y beneficiar a unos cuantos.

Los más vulnerables al Covid-19 son las mujeres, niños y ancianos del campo

En los últimos 30 años, las industrias extractivas en el Perú han entrado en una etapa de expansión minera, que junto a la agroexportación han incrementado las desigualdades en las zonas rurales y están degradando a gran velocidad nuestra naturaleza con la ocupación de territorios, deforestación, contaminación ambiental, agotamiento de fuentes de agua y uso exagerado de agroquímicos.

Incluso en estos tiempos de pandemias la minería continúa operando con normalidad, poniendo en grave riesgo la salud de las familias y comunidades que trabajan la agricultura familiar porque los trabajadores mineros provienen de las ciudades y pueden transmitir fácilmente el Covid-19 y los más vulnerables son las mujeres, niños y ancianos del campo que no tienen ni siquiera una mascarilla para protegerse de este virus.

La problemática de los pequeños productores agropecuarios

Con la construcción de los grandes proyectos de irrigación e hidroenergéticos destinados para la agroexportación (Majes Sihuas II, Olmos, Chavimochic, Alto Piura, entre otros) y proyectos mineros a gran escala están afectando a los territorios y recursos naturales donde trabajan miles de familias la agricultura familiar.

El 15% del territorio nacional se encuentra concesionado para la minería y las principales cuencas hidrográficas del país están sufriendo los graves impactos ambientales y sociales, según el Ministerio de Energía y Minas existen más de 8,448 pasivos ambientales que pone en peligro la producción de alimentos.

Por lo tanto como país deberíamos establecer políticas para evitar la degradación ambiental y proteger a la agricultura familiar dado que los niveles de vida empezaran a declinar en el 2030 si no se toman las medidas inmediatas(4).

Por otro lado la situación de pobreza y extrema pobreza de los pequeños agricultores se viene agudizando cada día, por ejemplo Cajamarca que es una región eminentemente minera es la más pobre del país (37.4 a 46.3% de la población afectada)(5) seguido de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Huánuco, Pasco y Puno.

El pequeño subsidio de 380 soles que viene otorgando el Gobierno por la cuarentena del Covid-19 no les llegará a todas las familias (...) que trabajan la agricultura familiar.

El pequeño subsidio de 380 soles que viene otorgando el Gobierno por la cuarentena del Covid-19 no les llegará a todas las familias de las comunidades y pueblos indígenas que trabajan la agricultura familiar. Simplemente porque el sistema de identificación de hogares en condición de pobreza y extrema pobreza es tan precario e insuficiente.

Fuente: INEI

Importancia de la agricultura familiar para enfrentar el Covid-19

En esta crisis del Covid-19, la agricultura familiar ha jugado un rol fundamental en el abastecimiento de los mercados con el 70% de los alimentos orgánicos y de calidad para la alimentación de más de 30 millones de peruanos, incluso muchas familias continúan trabajando en sus chacras para garantizar la soberanía y seguridad alimentaria del país.

Lamentablemente continúa siendo el sector más excluido, invisibilizado y maltratado por el gobierno que no valora el gran esfuerzo que realiza para sostener la canasta familiar.

Es urgente que se implemente la política de agricultura familiar garantizando el pleno derecho sobre la propiedad de las tierras comunales.

Ante esta situación, es urgente que se implemente la política de agricultura familiar garantizando el pleno derecho sobre la propiedad de las tierras comunales e impulsar el proceso de ordenamiento territorial con enfoque agroecológico para garantizar el trabajo de más de 2.3 millones de peruanos y peruanas que trabajan la agricultura familiar.

Asimismo se debe garantizar la disponibilidad permanente de agua para la producción de alimentos, conservación de ecosistemas y se rescate los conocimientos ancestrales de las comunidades campesinas y pueblos indígenas que históricamente han producido sus alimentos en sistemas agroecológicos.

Además, se requiere importantes recursos económicos y mayor presupuesto público para garantizar la producción de alimentos orgánicos y evitar pérdidas en sus cosechas por diversas situaciones críticas que vienen afrontando en esta emergencia del Covid-19 y seguramente se suscitarán otros fenómenos naturales como producto del cambio climático y que requiere una atención inmediata del gobierno.

En estos tiempos de pandemia y tras el inicio de la declaratoria de emergencia para contener la propagación del coronavirus (COVID-19), diversos mercados elevaron los precios de alimentos como el limón que llegó a costar hasta s/.10 el kilo y la arveja verde s/.3.73 (ver gráfico 2).

El ingreso diario de alimentos al mercado mayorista de Lima se está reduciendo en un 13%, tal como lo registró el Ministerio de Agricultura con el ingreso de 6,573 toneladas de productos en promedio de los últimos cuatro martes((6) y la tendencia al alza en el precio de los productos es inminente dada la situación precaria de los canales de comercialización (productor, acopiador, transportista, mayorista, distribuidor, minorista y consumidor).

Fuente: MINAGRI

Por ello, el gobierno debería trabajar en emitir normas que faciliten los canales de comercialización de sus productos para fortalecer los mercados locales y proteger a las familias que trabajan la agricultura familiar respetando sus modos de vida, sus costumbres, su territorio, sus comunidades y a sus pueblos indígenas.

El estado peruano debería asumir la responsabilidad como garante de derechos de proteger y atender las demandas de los pequeños agricultores.

Referencias:

(1) Instituto Peruano de Economía (IPE), 2020.

(2) El Ministerio de Economía y Finanzas, mediante Oficio N° 059-2020-EF/10.01 del 17 de marzo de 2020, otorgó conformidad a la propuesta que incluye en la relación de actividades exceptuadas previstas en el literal l) del numeral 4.1 del artículo 4 del Decreto Supremo N° 044-2020-PCM al sub sector minero, a fin de garantizar el sostenimiento de operaciones críticas con el personal mínimo indispensable, en condiciones de seguridad, salud y ambiente.

(3) Sergio Castillo Gerente General de la Asociaciones de productores de Cítricos del Perú, señala que no hay interrupción en el proceso productivo y las operaciones de importación y exportación de mercancías no se encuentran restringidas ni limitadas, así como insumos como pesticidas o sustratos. Marzo 2020.

(4) Fondo Mundial para la Naturaleza – WWF,

(5) Instituto de Estadística e informática – INEI, Evolución de pobreza monetaria 2007 – 2018.

(6) Sistema de Información de abastecimiento y precios del Ministerio de Agricultura – Minagri 24 marzo 2020.

---
*Juan Edwin Alejandro Berrospi es especialista de Red Muqui 

---
Fuente: Publicado el 26 de marzo, 2020 en Red Muqui: https://bit.ly/2wImpfw

 

Te puede interesar: 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Estimado Juan
Por favor no mal interpretar, sólo señalar que no hay que rescatar conocimientos ancestrales pues siguen vigentes en los pueblos andinos y amazónicos, hay simplemente que ponerlos en práctica, resaltar su valor ecológico e inclusive certificarlos, si ha eso te refieres. Si hablamos de rescate refirámonos a la cosmovisión andino amazónica en la sociedad peruana, que sigue siglos siendo minada por visiones ajenas globales y colonizantes

Añadir nuevo comentario