Servicios en comunicación Intercultural

Reservas Indígenas no son ninguna amenaza para la soberanía nacional

En columna de opinión, el presidente de Aidesep rebate la desinformación contra los PIACI que vienen generando agrupaciones de intereses privados de Loreto.

Servindi, 26 de mayo, 2022.- Los territorios que el Estado les concede a los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (PIACI) “no constituyen ninguna amenaza a la soberanía nacional, a la seguridad alimentaria ni son culpables del desgobierno prolongado de la región Loreto”.

Así lo indicó el Apu Jorge Pérez Rubio, presidente de Aidesep, quien recordó que estos argumentos se realizan luego de los reiterados engaños y fracasos de la élite política loretana en la administración regional.

Tras emblemáticos casos de millonarias obras que no se cumplieron o solo sirvieron para deforestar los bosques primarios de la región, Pérez cuestiona las propuestas de campaña que se vendieron falsamente bajo el rótulo de “desarrollo sostenible”.

Esta situación, que se está repitiendo de cara a las próximas elecciones distritales y regionales, ahora viene acompañada de nuevos discursos que apelan a un falso patriotismo.

“Están tratando de endilgar –con descaro y desvergüenza descomunal– el aumento de la pobreza y el decaimiento de la actividad económica (forestal, hidrocarburos, comercio y otros sectores) al proceso de creación de las reservas indígenas”, indica el líder indígena.

“Es abominable la deliberada acometida de la infame clase política –que actúa bajo la sombra del facistoide grupo autodenominado Coordinadora por el Desarrollo Sostenible de Loreto– de usar a los PIACI en campaña política”, subraya.

A continuación, les compartimos la columna de opinión del Apu Jorge Pérez Rubio, presidente de Aidesep.

 

En campaña política: intentan manipular la conciencia del pueblo loretano

Por Jorge Pérez Rubio*

Aidesep, 25 de mayo, 2022.- Los líderes políticos quedaron sin argumentos después de haber fracasado en la conducción del Gobierno Regional de Loreto en los últimos 20 años. Las principales propuestas utilizadas en tiempo de campaña para persuadir al electorado han sido, en su momento, creíbles y decantaron a la mayoría.

Primero decían que Loreto no progresaba porque el centralismo era un parásito y que vivía a expensas de nuestra riqueza, entonces se echó a caminar la descentralización y la riqueza producida por la región y las competencias fueron manejados por las autoridades de turno hasta el día de hoy.

Después sostenían que, para relanzar la industria forestal, era de vital importancia concesionar bosques primarios; entonces se entregaron 4 millones de hectáreas a empresarios conocidos y a cualquier otra persona allegado al círculo de poder regional y nacional de aquel momento.

Las concesiones forestales –otorgadas hace 20 años– no cumplieron la función encomendada sino sucumbieron a la triquiñuela para no reforestar, “blanquear madera de origen ilegal”, permitir el cultivo de coca y otros males en agravio de su propio sector.

Loreto está cada vez más pobre por falta de conectividad vial. Empezaron a dar los primeros pasos para la construcción del tren Iquitos – Yurimaguas. Se gastó 100 millones de soles (27 millones de dólares) solo en estudios. Nunca se vio un solo pedazo de riel ni vagón alguno. Inmediatamente, pusieron énfasis en el proyecto de la carretera Iquitos – Santa María de Nanay – Doce de Octubre – Saramiriza, estimado en 7 mil millones de soles. Seguramente quedará en estudios como producto de la viveza criolla imperante.

Traté de mencionar los casos emblemáticos que conforman el monótono menú de las propuestas de la élite política loretana. Me estaba olvidando que decían también que Iquitos se iba a levantar como modelo de ciudad sostenible con prioridad en el cuidado del medio ambiente y el bienestar de sus habitantes.

Se ejecutó, entonces, el megaproyecto de sistema de alcantarillado de más de 700 millones de soles. El bienestar prometido se inundó muchas veces en las aguas servidas, cada vez que llovía muy fuerte. Hay otros casos emparentados como la fraudulenta ciclovía y la arborización con maceteros de la ciudad de Iquitos.

Ninguna de estas propuestas de campaña convertidas en proyectos encaminados lograron apuntalar o abrir el camino del desarrollo sostenible de la región Loreto

Ninguna de estas propuestas de campaña convertidas en proyectos encaminados lograron apuntalar o abrir el camino del desarrollo sostenible de la región Loreto. Las expectativas y la confianza de miles de loretanos quedaron atrapadas en el manto de la mentira y el fracaso.

En consecuencia, los aspirantes a la presidencia del Gobierno Regional de Loreto para el próximo periodo incluyeron en sus propuestas ´nuevos temas´ impregnados de falso patriotismo y amenaza a la soberanía, despreciable postura ideológica sobre los estándares nacionales e internaciones orientados a la protección de la vida de las personas más vulnerables y de su fuente de subsistencia.

Por ejemplo, están tratando de endilgar –con descaro y desvergüenza descomunal– el aumento de la pobreza y el decaimiento de la actividad económica (forestal, hidrocarburos, comercio y otros sectores) al proceso de creación de las reservas indígenas para la protección de los Pueblos Indígenas en situación de Aislamiento y Contacto Inicial (PIACI), impulsado por ORPIO y AIDESEP de la mano con las comunidades indígenas ubicadas en los lugares más alejados.

Los PIACI son hermanos que todavía no decidieron vivir como viven sus congéneres, en comunidades. Ellos son itinerantes, caminan dentro de un vasto territorio en busca de alimentos y huyen permanentemente de madereros, narcotraficantes, cazadores, exploradores y de otros peligros. El Estado tiene el derecho de protegerlos conforme a las leyes establecidas.

Existe PIACI en Ecuador, Brasil, Colombia y Paraguay. El territorio que el Estado les concede a los PIACI para que vivan seguro seguirá siendo del Estado. No constituyen ninguna amenaza a la soberanía nacional, a la seguridad alimentaria ni son culpables del desgobierno prolongado de la región Loreto.

Es abominable la deliberada acometida de la infame clase política –que actúa bajo la sombra del facistoide grupo autodenominado Coordinadora por el Desarrollo Sostenible de Loreto– de usar a los PIACI en campaña política, despotricando y patrocinando su propalación para intentar manipular la conciencia de los electores del digno e inteligente pueblo Loretano.

---
*Jorge Pérez Rubio es presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep). Integrante del pueblo Murui de Loreto, anteriormente se desempeñó como presidente de la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio).

----
Fuente: Publicado el 23 de mayo en el portal de la Aidesep: http://www.aidesep.org.pe/noticias/opinion-en-campana-politica-intentan-manipular-la-conciencia-del-pueblo-loretano

 

Te puede interesar:

La más grande organización indígena de Perú celebra 42 años

Servindi, 23 de mayo, 2022.- La más grande organización indígena de Perú, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), celebra esta semana 42 años de vida bregando por los derechos de los pueblos y comunidades del país. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario