Servicios en comunicación Intercultural

“Vivimos escenario de desplazamientos, intimidación y asesinatos”

Foto: Feconau

Servindi, 25 de abril, 2019.- “Los pueblos indígenas vivimos en un escenario de desplazamientos, opresión, intimidación, abuso físico y asesinatos”, denunció Robert Guimaraes, en la sede de la Organizacionas de las Naciones Unidas (ONU).

Guimaraes se encuentra participando como delegado de la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali y Afluentes (Feconau) en el 18 Foro Permanente para Cuestiones Indígenas, que se lleva a cabo en la ciudad de Nueva York del 22 de abril al 3 de mayo.

Asimismo, Guimaraes sostuvo que en la actualidad, los indígenas sufren de una “injusticia sin precedentes” ya que sus comunidades, tierras y territorios son afectados con el ingreso de la agroindustria, minería, industrias gasíferas y forestales, megaproyectos y cultivos ilícitos.

“Incluso las llamadas industrias 'legales' suelen estar vinculadas a la corrupción. Existe un despojo y apropiación de nuestros territorios y recursos de forma sistemática por las grandes industrias”, exhortó.

También recordó, el 24 de abril, el asesinato de los indígenas ambientalistas Edwin Chota, Jorge Ríos, Francisco Pinedo y Leoncio Quinticima de la comunidad nativa de Saweto.

Santa Clara de Uchunya

Guimaraes se refirió al caso de la comunidad de Santa Clara de Uchunya, ubicada en el distrito ucayalino de Nueva Requena que enfrenta “la expansión agresiva de cultivos agroindustriales de palma aceitera al interior de su territorio ancestral”.

Como consecuencia de dicha actividad surgen los problemas relacionados deforestación, tráfico ilícito de tierras, corrupción de funcionarios públicos, narcotráfico y alta conflictividad social.

Denunció además, la presencia de Plantaciones de Pucallpa S.A.C. (ahora Ocho Sur P. S.A.C.) que logró hacerse con la propiedad de 222 predios dentro del territorio tradicional de la comunidad, cuya extensión es de cerca de 7 mil hectáreas.

“Tales tierras, a pesar de tener la calificación de bosque primario, fueron salvajemente desboscadas para el sembrío de palma aceitera”, denunció el líder indígena.

En este sentido, el delegado de la Feconau exigió que los gobiernos garanticen “la transparencia, la investigación efectiva, el cumplimiento de la ley y la imposición de sanciones para las violaciones de derechos humanos”.

Así también solicitan que se aseguren la restitución de tierras, reconciliación y reparaciones por la pérdida de tierra, agua, legado cultural y bosques sagrados, “con garantías de que no volverá a suceder”.

“El territorio es la vida misma, y la vida no se vende, se ama y se defiende para siempre”, finalizó.

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario