Servicios en comunicación Intercultural

Más leyes ambientales, menos protección

Un reciente informe de la ONU revela que desde 1972 se han creado más de 1100 acuerdos y leyes ambientales en el mundo. Sin embargo, la ejecución de la mayoría de estas normas se ha visto impedida principalmente por la falta de voluntad política. Además, en el siglo XXI los ataques a los defensores ambientales se han multiplicado, afectando la lucha contra el cambio climático.

Por José Díaz

Servindi, 25 de enero, 2019.- Aunque en las últimas décadas los acuerdos y las leyes ambientales se han multiplicado a nivel mundial, un reciente informe del Programa de la ONU para el Medioambiente (PNUMA) revela que esto no necesariamente significa un panorama favorable. De hecho, la poca ejecución de estas normas se ha convertido en una amenaza para la lucha contra el cambio climático.

Según el reporte, desde 1972 se han firmado más de 1100 acuerdos y leyes ambientales en todo el mundo, así como se han creado diversos organismos destinados a la lucha contra el cambio climático y la preservación de las especies. Sin embargo, problemas como la falta de acceso a la información, la corrupción y la poca participación de la sociedad civil ha impedido el éxito de estas instituciones y leyes.

“A menos que se fortalezca el estado de derecho ambiental, incluso las normas aparentemente rigurosas están destinadas al fracaso y no se alcanzará el derecho humano fundamental a un medio ambiente saludable”, advirtió el relator especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos y el Medio Ambiente, David Boyd.

En el informe se señala, como un aspecto positivo, el avance en 88 países donde en los últimos 45 años se ha reconocido el derecho a un medioambiente sano en sus constituciones. No obstante, la falta de coordinación entre las entidades gubernamentales ha dificultado la situación.

Tribunales ambientales y defensores en peligro

El informe del PNUMA, que recolecta datos de los últimos 50 años, revela que existe hasta 350 tribunales ambientales en 50 países mientras que otros 60 países tienen leyes centradas en el derecho ambiental. A pesar de eso, entre el 2002 y 2013 la lucha contra el cambio climático se ha convertido en un peligro pues fueron asesinados en ese periodo 908 defensores ambientales, mientras que solo en el 2017 se asesinó a 197 en el mundo.

“Los crecientes ataques a los defensores del medio ambiente son violaciones manifiestas del estado de derecho ambiental y una afrenta a los derechos de los pueblos indígenas y la sociedad civil en la protección de nuestro medio ambiente”, expresó la activista y defensora ambiental de Filipinas, Joan Carling.

Las recomendaciones ofrecidas por la ONU en el informe se concentran en el empoderamiento de las instituciones ambientales y en la voluntad política. En relación con las leyes ambientales obsoletas, PNUMA sugiere que se establezcan planes piloto para acelerar la ejecución de estas normas. Aunque esta recomendación parece bastante vinculada a la voluntad políticas de las respectivas autoridades nacionales.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario