Servicios en comunicación Intercultural

Chile: entre el retroceso conservador y el avance transformador

Gabriel Boric y José Antonio Kast competirán por la presidencia de Chile el próximo 19 de diciembre.

El 19 de diciembre Chile elegirá entre la propuesta conservadora del derechista José Antonio Kast y la transformación surgida del descontento social y encarnada por Gabriel Boric.

Servindi, 24 de noviembre, 2021.- El ultraderechista José Antonio Kast y el candidato de izquierda Gabriel Boric disputarán la segunda vuelta por la presidencia de Chile el próximo 19 de diciembre.

Mientras el primero representa la instalación de un régimen de derecha conservador, afín a las políticas de Trump y Bolsonaro; el segundo propone un salto a la transformación consecuente con el último estallido social.

La llegada de uno u otro al poder dependerá de lo que hagan en adelante para conquistar el centro político, que ya ha brindado sus primeros respaldos al candidato de izquierda.

Retroceso o transformación

José Antonio Kast, abogado de 55 años, sumó el 27,91% de apoyo en la primera vuelta, por encima del 25,82% que recibió Gabriel Boric, un ex líder estudiantil de 35 años.

Kast, del Partido Republicano, llegó hasta la primera posición a golpe de un discurso de “orden, progreso y mano dura” contra la inseguridad y la inmigración.

Una de las propuestas de campaña del hombre que se muestra afín a Donald Trump y Jair Bolsonaro fue crear una zanja en la frontera norte de Chile para controlar la llegada de inmigrantes.

Kast, que también reconoció su simpatía con el régimen del dictador Augusto Pinochet, dijo además que, de llegar al poder, romperá relaciones con Nicaragua y Venezuela.

Y que, seguidamente, sacará a Chile de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones (ONU).

Gabriel Boric y José Antonio Kast competirán por la presidencia de Chile el próximo 19 de diciembre.

En materia económica, propone darle al mercado más libertad de acción, reducir la participación del Estado y bajar los impuestos a las empresas para motivar la inversión.

Por su parte, Boric, que aspira a convertirse en el presidente más joven de la historia de Chile, busca todo lo contrario: un Estado con más protagonismo y menos participación de la empresa privada.

Para ello, propone reformas en el acceso a la salud, un nuevo sistema de pensiones sin AFP, un sistema educativo gratuito y de calidad, y la conformación del primer gobierno ecologista de Chile.

En cuestiones económicas, la apuesta del líder de Apruebo Dignidad va por aumentar la recaudación fiscal a través de una reforma tributaria y de consolidar un impuesto la riqueza.

Mientras que, sobre la inmigración, Boric afirma que es un tema que debe tratarse “desde la perspectiva de los derechos humanos”, distanciándose claramente de la propuesta de Kast.

Camino al centro

Las marcadas diferencias entre Kast y Boric y la fragmentación de los votos en la última elección hace impredecible el resultado del balotaje que se realizará el 19 diciembre.

Pero queda claro que mucho de lo que está en juego se encuentra principalmente en el centro político, al cual deberá acercarse cada candidato si desea llegar al Palacio de la Moneda.

Un informe de Radio UChile señala que el centro político es actualmente “el botín más importante” de cara al próximo balotaje y al que habrá que conquistar con gestos políticos más integradores.

En esa línea, el medio informa que los primeros respaldos de este centro han ido a parar a Boric, quien se ha mostrado dispuesto a integrar en su discurso al Chile que no votó por él.

Chile decidirá el futuro de su país a dos años de las masivas protestas de octubre de 2019 que culminaron con una Asamblea Constituyente.

“Nos bajamos del árbol y estamos en el territorio, con los chilenos y chilenas que quieren seguridad para vivir en paz, que quieren justicia para vivir en paz”, dijo Boric en un discurso tras la primera vuelta.

Esto le ha valido el respaldo de la actual presidenta de la Democracia Cristiana, Carmen Frei, quien consideró necesario apoyarlo, “a pesar de las legítimas diferencias” para realizar “transformaciones profundas”.

Así como de la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro —que pertenece a otra coalición política del centro—, y de la actual presidenta del Senado, Yasna Provoste.

Provoste fue una de las candidatas que compitió en primera vuelta por la presidencia de Chile. Quedó en el quinto lugar con un 11,61% de los votos que podrían inclinarse ahora a Boric.

De igual forma, un grupo de convencionales constituyentes, alcaldes y concejales y organizaciones sociales llamaron a votar por Boric en la segunda vuelta e incluir las demandas populares surgidas de las protestas de 2019.

La carrera por la presidencia sigue su curso y en poco más de tres semanas se verá si Chile optó por el camino del retroceso conservador o la transformación surgida del descontento social.

---

Te puede interesar:

El difícil camino de Gabriel Boric para conquistar el centro político

RadioUChile, 24 de noviembre, 2021.-  Moverse al centro político parece la opción más importante en los días posteriores a la primera vuelta presidencial. Al menos hasta la segunda vuelta, ese eje se vislumbra como un punto en común entre dos candidatos de polos totalmente opuestos. Dos modelos de un país que son extremadamente distintos. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario