Servicios en comunicación Intercultural

Grupo Terna: ¿una amenaza para la sociedad?

Foto: Andina/Oscar Farje

El Grupo Terna de la PNP fue creado para combatir la delincuencia común, pero su participación en las protestas por la crisis política ha sido objeto de cuestionamiento. Los agentes Terna han comenzado a ser un peligro para la sociedad: se camuflan, observan, vigilan y siguen. Esta unidad policial tiene una grave denuncia por secuestrar y golpear a un joven.

Servindi, 23 de noviembre, 2020.- Fue creado para combatir la delincuencia común, pero es cuestionado por una parte de la sociedad peruana a raíz de su infiltración durante las últimas protestas. Nos referimos al Grupo Terna.

La Unidad de Inteligencia Táctica Operativa Urbana, más conocida como Grupo Terna, es una unidad especializada de la división Escuadrón Verde de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Según precisa el Ministerio del Interior (Mininter), el Grupo Terna fue creado en abril del 2012 para enfrentar el arrebato, cogoteo y otras modalidades de delitos menores contra el patrimonio.

Pero no fue hasta el 2014 que fue popularizado por el entonces ministro del Interior, Daniel Urresti, durante el gobierno de Ollanta Humala.

Urresti, quien ahora es congresista de Podemos Perú, señaló en aquel año que el Grupo Terna tiene su origen en Francia, donde fue creado esta modalidad.

Precisamente, en el 2014, oficiales de la Policía francesa llegaron al país para adiestrar a efectivos peruanos sobre el uso de técnicas contra la delincuencia común.

Un agente Terna aplica la inteligencia táctica operativa (Intao), así como la observación, vigilancia y seguimiento (Ovise), por ello, suelen vestirse de civil a fin de intervenir en el flagrante delito.

En otras palabras, se mimetizan, camuflan y se infiltran en las calles para desarticular el hampa de nuestra sociedad.

Pueden estar vestidos de heladeros, mecánicos, vagabundos, entre otros; como diría el Mininter, “habitan en todas partes”.

Foto: Diego Miranda

El cuestionamiento

Luego de la vacancia presidencial contra Martín Vizcarra (9 de noviembre), y tras la asunción de Manuel Merino en la presidencia del Perú al día siguiente, la ciudadanía protestó en las calles.

En esa circunstancia y por los días sucesivos de manifestaciones en la vía pública, usuarios de las redes sociales denunciaron la infiltración de agentes del Grupo Terna.

La participación de efectivos de esta unidad policial comenzó a ser objeto de cuestionamiento al ser acusados de increpar y detener sin sentido a los manifestantes, en particular, en Lima.

El jefe del Escuadrón Verde, Crnl. Freddy Velásquez, reconoció que el Grupo Terna participó en las protestas del 11 de noviembre.

La PNP, a través de un comunicado emitido el 13 de noviembre, informó que los Terna no participaron en la primera marcha nacional (12 de noviembre).

Sin embargo, las denuncias hechas en redes sociales, a través de videos, desmienten tal afirmación.

Además, producto de la represión policial se reportaron desaparecidos, heridos y, lamentablemente, las muertes de los jóvenes Inti Sotelo y Jack Pintado durante la marcha del sábado 14 de noviembre en Lima.

En lo que respecta a las desapariciones, el Grupo Terna enfrenta una grave acusación.

El joven Luis Fernando Araujo Enríquez, quien fue ubicado el martes 17 de noviembre tras desaparecer el sábado 14, denunció que fue golpeado y secuestrado por los Terna.

“He sido agredido por lo que viene a ser el Grupo Terna, me han tenido reducido tres días sin comer, sin agua, en una habitación aparentemente escondido”, señaló Araujo.

La Policía Nacional dispuso que, en coordinación con el Ministerio Público, se realice una investigación exhaustiva para determinar las causas y circunstancias de este hecho.

La indignación de este caso motivó a un sinfín de organizaciones de la sociedad civil pedir la desactivación de esta unidad de la PNP.

Recientemente, el ministro del Interior, Ismael Rubén Vargas, descartó la solicitud de desactivar el Grupo Terna, pues consideró que no se puede cerrar la unidad policial por responsabilidad de individualidades.

Cabe destacar también que diversos sectores piden la derogación de la Ley N.° 31012, Ley de Protección Policial.

La norma es cuestionada, ya que es considerada de inconstitucional y representa un peligro al proteger con impunidad a los malos efectivos de la PNP.

Según esta ley, se otorga protección legal a los policías cuando “en ejercicio regular de su función constitucional, hace uso de sus armas o medios de defensa, en forma reglamentaria causando lesiones o muerte”.

 

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario