Servicios en comunicación Intercultural

Bolsonaro, el coronavirus y la Amazonía

Presidente de Brasil subestima el impacto de la pandemia en su país y pone en riesgo a la población indígenas de la Amazonía brasileña. Asimismo, misioneros continúan realizando labores de evangelización pese a exhortación del Vaticano a cesar estas actividades.

Por José Díaz

Servindi, 23 de marzo, 2020.- En los últimos días el COVID-19, conocido como coronavirus, se ha expandido dramáticamente por distintos países de América Latina. Al respecto, una de las áreas geográficas más vulnerables es la Amazonía donde, sin servicios de salud apropiados, los pueblos indígenas se convierten en una de las poblaciones de mayor riesgo en caso de contagio.

Frente a ello, es fundamental la participación de los gobiernos nacionales cuyos territorios forman parte de la gran biomasa amazónica. Sin embargo, el que más territorio abarca, Brasil, no ha sido ejemplar en este aspecto pues el mandatario brasileño Jair Bolsonaro vienen subestimando el impacto de la pandemia en su país.

Ante la inoperancia de Bolsonaro, el gobernador del estado de San Pablo, Joao Doria, ordenó cuarentena en su jurisprudencia, lo que llevó a que el presidente brasileño lo califique de “lunático”, pese a que miembros de su gabinete ministerial ya han dado positivo por el COVID-19.

Por el momento, Brasil cuanta con 1620 casos positivos (hasta esta mañana), y 25 muertes. Esto lo convierte en el país con mayor número de infecciones y víctimas mortales en América Latina, algo que no ha hecho cambiar de parecer a su presidente.

Amazonía en riesgo

Pero lo más problemático podría suceder en la Amazonía donde, según cifras de REDPAM, hasta este fin de semana había en el territorio panamazónico 100 casos positivos y un fallecido. En el lado brasileño de la Amazonía, esto se podría empeorar con el avance de los proyectos extractivos impulsados por Jair Bolsonaro.

Por otra parte, las campañas de evangelización realizadas por la Conferencia Episcopal Brasielaña, que realiza misiones de adoctrinamiento hacia comunidades indígenas remotas, no ha cesado pese a la crisis provocada por la pandemia.

Incluso, estos misioneros continúan sus labores de evangelización de los pueblos indígenas amazónicos, a pesar de ponerles en grave riesgo de contagio y de la propia exhortación hecha por el Vaticano de suspender este tipo de actividades. ¿Se viene un nuevo genocidio indígena en Sudamérica?

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario