Servicios en comunicación Intercultural

Denuncian castellanización forzada en comunidad kakinte de Tsoroja

Pueblo Kakinte. Imagen referencial

Servindi, 23 de febrero, 2016.- Padres de familia de la comunidad Tsoroja del pueblo indígena Kakinte, en la región Junín, denuncian que Digna Sucari Maldonado, directora de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) del distrito de Río Tambo, designó irregularmente para ocupar las plazas de profesores de primaria, al maestro de habla castellana Hilario Sánchez Gutiérrez y a la profesora asháninka Amanda Sebastián Suarez.

El hecho fue calificado como "una evidencia más del Estado por llevar a cabo procesos forzados de una castellanización y, también, de una 'ashaninkización' masivas que no denotan escolarización, sino el desplazamiento forzado: el 'desuso' de nuestra lengua y cultura kakinte."

Ante ello, el representante de la Asociación de Padres de Familia (Apafa) de la Institución Educativa 31663 de Tsoroja, Geremías Sergio Salazar, cursó un oficio a Sucari Maldonado así como al licenciado Walter Angulo, director regional de Educación de Junín y a Elena Burga, titular de la Dirección General de Educación Básica Alternativa, Intercultural Bilingüe y de Servicios Educativos en el Ámbito Rural (Digeibira).

En el documento, Sergio Salazar señala que la jefa de la UGEL-Río Tambo en diálogo con algunos padres de familia, el 15 de febrero, sostuvo que las plazas de profesores serían adjudicadas a partir del día 22. 

Sin embargo, el mismo 15 se enteraron que ya se habían adjudicado dos plazas a los profesores nuevos en la zona, Hilario Sánchez Gutiérrez y Amanda Sebastián Suarez.

Para los padres esta medida se dio "de manera deshonesta y arbitraria" y "constituye una violación a sus derechos”.

Argumentaron así que ambas designaciones muestran que no se está respetando lo establecido por la Ley 29735, Ley que regula el uso, preservación, desarrollo, recuperación, fomento y difusión de las lenguas originarias del Perú; y el Convendio 169 sobre pueblos indígenas y tribales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que ratificó el Perú. 

Según informó un representante de la comunidad, el jueves 25 de febrero profesores, padres de familia, expertos en Educación Intercultural Bilingüe (EIB) y funcionarios se reunirán en la sede de la UGEL de Río Tambo para abordar su reclamo. 

Página 1 del oficio enviado a las autoridades de Educación sobre la irregular designación de profesores en Tsoroja

Página 2 del oficio

Constancia de dominio de lengua

Los padres señalan también que la acción de la UGEL "les hace ver que la Constancia de Dominio de Lengua kakinte otorgada a nuestros profesores por la Digeibira-Minedu no constituye una herramienta válida para la contratación de docentes bilingües de nuestro pueblo y para nuestro pueblo."

Dicho esto, los padres solicitaron el soporte y garantía estatal para que prime la transparencia y respeto en la adjudicación de las plazas de nivel Primaria en Tsoroja, y "se respete la adjudicación a nuestros profesores kakinte y, con ello, se inicie un proceso legítimo que restituye nuestros derechos."

La comunidad de Tsoroja cuenta con una escuela primaria que brinda clases a unos 150 niños. Por su parte, San Luis de Corinto, un anexo, acoge a más de 50. 

Deudas pendientes

De otro lado los padres recordaron que a la fecha no cuentan con una guía para el uso del alfabeto Kakinte, documento que ha sido sistematizado gracias a la participación de un grupo de docentes y abuelos kakinte de las regiones Junín y Cusco, y fue entregado digitalmente en diciembre de 2014 al Equipo de Lenguas de la Digeibira. 

"Este hecho ha reprimido cualquier gestión posterior, como la elaboración de materiales en nuestra lengua", advierten. Asimismo, remarcan que el 2015 una vez más han recibido por parte del Minedu, a través de la UGEL-Río Tambo, materiales para inicial y primaria en lengua asháninka.  

“Esta situación se ha convertido para nuestro pueblo kakinte en desgastantes y vergonzantes círculos de diálogo y demandas sin mayores avances", sentenciaron.

El pueblo Kakinte pertenece a la familia lingüística awarak. Según estudios recientes, se encuentra distribuido en tres comunidades y cuatro anexos ubicados entre las provincias de Junín y Cusco. Cuenta con una población aproximada de 1150 habitantes.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario