Servicios en comunicación Intercultural

Escazú: Los congresistas que desmedran la justicia ambiental

Composición: Josué Orosco

Nueve congresistas, integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores, decidieron que la violencia continúe en perjuicio de los defensores ambientales y líderes indígenas luego de no ratificar el Acuerdo de Escazú el pasado martes. Algunos de estos parlamentarios priorizarían beneficiar a grandes empresas.

Servindi, 22 de octubre, 2020.- Los congresistas que no ratificaron el Acuerdo de Escazú desprotegen a los defensores ambientales y promueven que siga latente las amenazas de muerte contra líderes indígenas.

Los parlamentarios Gilmer Trujillo y Edward Zárate, de Fuerza Popular; Mónica Saavedra y Yessy Fabián, de Acción Popular; Tania Rodas y Fernando Meléndez, de Alianza para el Progreso (APP).

Así como Rubén Pantoja (Unión por el Perú), Orestes Sánchez (Podemos Perú) y Alcides Rayme, del Frepap, votaron en contra de Escazú, tratado de suma importancia que impulsa la justicia en materia ambiental.

El pasado martes, estos 9 congresistas integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores decidieron –con su voto mayoritario en dicho grupo de trabajo– que la violencia continúe en desmedro de los protectores ambientales.

¿Beneficio a grandes empresas?

Algunos de estos parlamentarios tienen vínculos cuestionables con grandes empresas.

Este es el caso del fujimorista Zárate, quien fue asesor del exparlamentario Freddy Sarmiento (acusado de beneficiar a grandes compañías pesqueras), refiere un informe de Ojo Público.

De igual forma, el medio indica que el Ministerio Público formalizó una investigación preparatoria contra Fernando Meléndez, quien fue gobernador regional de Loreto entre el 2015 y 2018.

La indagación contra el ahora parlamentario recae por su presunto delito de responsabilidad de funcionario público respecto al otorgamiento ilegal de derechos a favor de Cacao del Perú (hoy Tamschi).

Esta compañía fue fundada por el estadounidense Dennis Melka, quien es acusado de deforestación en la Amazonía peruana.

Rechazo a Escazú expone más muertes

El Acuerdo de Escazú es importante porque promueve el fortalecimiento de los juzgados ambientales y contribuye en reducir los conflictos socioambientales.

Asimismo, impulsa medidas en torno al respeto de los derechos humanos y protección de la naturaleza.

Este último punto incide sobre la proliferación de la violencia contra los líderes indígenas y ambientales en el país, quienes se exponen a morir impunemente al no ratificarse el Acuerdo de Escazú.

Comité de Gestión de la Reserva Tambopata. Fuente: Ojo-publico.com

En octubre han surgido amenazas de muerte, por ejemplo, contra Berlin Diques –presidente de la Organización Regional Aidesep Ucayali (ORAU)– y Miguel Guimaraes, presidente de la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali (Feconau).

Esta acción criminal ha empezado con mayor énfasis luego de que líderes indígenas denunciaran –ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)– la presencia de invasores y narcotraficantes en sus territorios.

Del mismo modo, defensores ambientales fueron asesinados, cuyo Estado peruano los desprotegió.

 

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario