Servicios en comunicación Intercultural

Presentan informe sobre la respuesta de los indígenas frente al COVID-19

Imagen: Coica.

Trabajo conjunto se realizó entre las Organizaciones de Pueblos Indígenas (OPI) miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Secretaría de este organismo.

Servindi, 21 de agosto, 2020.- La lucha de los pueblos indígenas en todo el mundo contra el COVID-19 los ha llevado a tomar medidas drásticas para proteger a sus comunidades. Así también resiten los efectos desproporcionados que la pandemia les ha impuesto.

Algunas de estas medidas y experiencias han sido recopiladas en un nuevo informe que busca destacar no sólo los impactos de COVID-19 en las comunidades indígenas, sino también las soluciones que están innovando y adaptando para hacer frente a este enorme desafío.

Así, la publicación Amplificando las voces indígenas: Las soluciones y desafíos de los miembros indígenas de la UICN relacionados con la crisis de COVID-19, es un trabajo conjunto entre las Organizaciones de Pueblos Indígenas (OPI) miembros de la UICN y la Secretaría de este organismo.

La iniciativa busca hacer un llamado de atención internacional sobre los impactos que la pandemia está ocasionando en las tierras, territorios y aguas de los pueblos indígenas, esto con el fin de compartir sus propuestas para una mayor acción, así como fortalecer y mejorar su resiliencia.

Desde el aislamiento voluntario, la aplicación de los conocimientos ancestrales, hasta el cierre del acceso a los territorios, el activismo de los jóvenes para difundir medidas y técnicas preventivas, entre otras acciones, los pueblos indígenas se esfuerzan por frenar la propagación del virus protegiendo a la vez su modo de vida.

La urgencia de esos esfuerzos, explica la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se incrementa a medida que continúan las amenazas sobre sus territorios y recursos tradicionales para su explotación comercial, así como los incendios forestales y otros peligros que socavan los derechos los pueblos.

Asimismo, el organismo remarca que el conocimiento, las culturas, la gobernanza y los sistemas económicos indígenas ayudan a proteger nuestro futuro aportando soluciones a los desafíos ambientales más apremiantes que enfrentan el planeta y la humanidad, incluyendo el cambio climático y la degradación del medio ambiente.

Justamente, en reconocimiento de este rol, la UICN durante el anterior Congreso Mundial de la Naturaleza (en 2016), tomó la decisión histórica de crear una nueva categoría de miembros específicamente para las organizaciones de pueblos indígenas, que se conoce como OPI.

Dicha decisión fue tomada con el fin de fortalecer la voz, las funciones y los derechos de los pueblos indígenas en la conservación.

De esta forma la UICN reconoce este papel fundamental que desempeñan los pueblos indígenas en la conservación de los paisajes terrestres, marítimos y de los recursos naturales de las regiones con mayor diversidad biológica del mundo.

Asimismo, enfatiza sobre la necesidad de continuar apoyando la salud y funciones vitales de custodia de los pueblos indígenas mediante el fortalecimiento de su resiliencia ante la pandemia, si queremos tener un planeta sano para las generaciones venideras.

Esto significa apoyar su trabajo y sus derechos como pueblos indígenas, y valorar sus habilidades únicas para equilibrar la salud local, la seguridad alimentaria y las necesidades de recursos con la salud del planeta y sus habitantes, puntualizó el organismo.

Para leer y descargar el informe puede dar clic aquí.

Te puede interesar

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario