Servicios en comunicación Intercultural

Vendaval destruye carpas plásticas de indígenas embera desplazados

El vendaval se registró la madrugada del jueves 18 de junio / Foto: ONIC

Servindi, 22 de junio, 2019.- La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) reportó que un vendaval ocurrido el 18 de junio destrozó las carpas plásticas que servían como techos de albergues provisionales a más de mil indígenas embera desplazados.

El fenómeno meteorológico se registró en la comunidad de Dos Bocas, ubicado en el municipio de Juradó, del departamento colombiano de Chocó, donde acampan, desde el 26 de abril, comunidades indígenas desplazadas por el conflicto armado.

“Esta situación recrudece la crisis humanitaria que viven más de mil indígenas Embera desplazados cuyas autoridades reiteran la necesidad de acondicionar con techos de zinc y pisos de madera los albergues ante la arremetida de la ola invernal en la región”, denuncia ONIC.

Una de las autoridades citadas por la organización indígena, denunció que tras el vendaval se quedaron en la intemperie y que son afectados, tanto por el sol en el día, como por las lluvias en la noche.

“Esta situación la venimos viviendo desde hace más de un mes, lo cual amerita atención de carácter urgente para minimizar los impactos de enfermedades en gran medida a niños, mujeres embarazadas y adultos mayores víctimas desplazadas en la comunidad de Dos Boca”, reportó.

Por su parte, la ONIC anunció que emitió, a través de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz, tres acciones urgentes dirigidas al Gobierno, Defensoría del Pueblo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidades para los DD. HH. y el Ministerio de Interior.

“Igual situación se ha denunciado en comunicados públicos, por lo que se vive hoy es una crónica anunciada y denunciada a todos los estamentos competentes”, recuerda.

Asimismo, señala que el apoyo y gestiones por parte de instituciones locales del Chocó son insuficientes por la complejidad del caso. Por ello, demandan la intervención de instancias de orden nacional.

Además recuerda que continúa la grave crisis humanitaria por el confinamiento. Por ejemplo, la comunidad de Dos Bocas concentra mil 385 indígenas, entre los que son de la misma comunidad y quienes se encuentran en condición de desplazados.

“A su vez, 642 personas de las comunidades Santa Teresita, Chandi Wounaan y Jumara Karra siguen en condición de confinamiento”, denuncia ONIC.

Frente a la crisis, la organización indígena solicita que una Misión de Verificación y Apoyo Integral asegure el restablecimiento de los derechos de los desplazados y evalúe el posible retorno a sus comunidades.

---

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario