Servicios en comunicación Intercultural

La guerra mundial contra el plástico

Mientras en Europa la prohibición de regalar bolsas de plástico se termina de ejecutar, Kenia se convierte en pionera de esta medida en África. En tanto que Chile ya trabaja proyectos de ley para restringir el uso indiscriminado de este material altamente contaminante y en Perú el tema aún no entra en agenda. 

Por José Díaz

Servindi, 21 de mayo, 2018.- Una de las normas de uso doméstico que más se vienen extendiendo a nivel mundial en los últimos años es la restricción del uso de bolsas plásticas de un solo uso.

Una de las regiones que ha acatado con mayor rigurosidad esta medida en los últimos años ha sido la Unión Europea, donde España confirmó la prohibición de este material a partir del presente año.

De esta manera, la medida adoptada por la mayoría de países europeos fue la de prohibir que se regalen este tipo de bolsas plásticas de un solo uso en los comercios. Las pocas que se oferten deberán ser vendidas con el objetivo de disuadir a los clientes de usarlas y aminorar el impacto ambiental negativo que el plástico tiene sobre el planeta.

Pero no solo en Europa vienen adoptando esta medida, pues desde hace un año Kenia se convirtió en uno de los primeros países africanos que pone un freno al uso de bolsas plásticas y en este país los efectos positivos de esta medida ya se vienen notando.

Según ha declarado el jefe de la Autoridad Nacional de Gestión Ambiental de Kenia, David Ong’are, la disminución de plástico en el panorama de la contaminación que sufre su país se hizo evidente con prontitud.

“Las calles, en general, están más limpias y esto ha generado una sensación de bienestar. Cuando sopla el viento, ya no ves bolsas que vuelan. Las vías fluviales están menos obstruidas. Los pescadores del litoral y del Lago Victoria encuentran menos bolsas de plástico en sus redes”, manifestó el funcionario keniata.

El caso de Kenia resultaría influentes en otros países africanos que ya vienen analizando la posibilidad de adoptar esta medida. Entre quienes lo harían se encuentran Uganda, Tanzania, Burundi y Sudán del Sur.

En Latinoamérica

Aunque en Latinoamérica este tipo de medidas aún se encuentran en una etapa incipiente, ya algunos países las han adoptado.

El caso más reciente es el de Chile cuyo Parlamento acoge leyes que buscar prohibir la entrega gratuita de bolsas plásticas en todos los comercios, incluso las biodegradables.

“La contaminación ambiental generada por las bolsas plásticas es un problema mundial. Según estimaciones de la Asociación de Industriales del Plástico (Asipla), en Chile se usan 3.400 millones de bolsas plásticas al año, lo que se traduce en 200 bolsas anuales por persona, de las cuales una gran parte termina en rellenos sanitarios o en el medio ambiente”, declaró hace unos días la ministra del Medio Ambiente, Marcela Cubillos al diario La Tercera.

Mientras tanto, en Perú el panorama parece aún más sombrío. De momento en el Congreso de la República no se vienen discutiendo iniciativas legislativas en busca de mitigar el uso e impacto de las bolsas plásticas.

No obstante, este fin de semana el diario La República dio detalles sobre el impacto ambiental que tiene el uso indiscriminado de bolsas plásticas no solo en espacios marinos peruanos, sino también en la salud pública. ¿Algún parlamentario se animará a dar el primer paso en esta lucha contra el plástico?

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario