Servicios en comunicación Intercultural

El by-pass que contamina

Tráfico en by-pass de 28 de Julio - El Comercio | elcomercio.pe

El atasco vehicular continúa en la intersección pese a la inauguración de by-pass.

- A poco de su inauguración, la ineficacia del by-pass de 28 de Julio solo genera mayor congestionamiento vehicular. Siendo Lima una de las ciudades más contaminadas del mundo, la actual gestión desechó un proyecto ambiental como Río Verde para sacar adelante una obra insostenible. 

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 21 de abril, 2016.- Gran polémica ha generado en los últimos días la inauguración del controvertido by-pass de la avenida 28 de Julio impuesto por la gestión de Luis Castañeda Lossio. Y es que, en tan solo pocos días, ha quedado en evidencia que dicha obra vial no soluciona el caos vehicular que suele ocurrir en dicha intersección en las horas punta. 

Como se recuerda, desde el inicio de su nueva gestión al frente de la Municipalidad de Lima, Castañeda Lossio defendió la construcción de dicho by-pass, pese a que diversos especialistas, arquitectos y urbanistas le aseguraban que no sería la solución para el congestionamiento. 

Sin mucho esfuerzo, los primeros diagnósticos han demostrado que debido a los semáforos ubicados en las avenidas Garcilaso de La Vega y Arequipa, la utilidad del by-pass queda anulada. En ese sentido, genera incluso un mayor atasco vehicular.

La construcción del by-pass ignora el problema ambiental que aqueja a Lima.

Obras no sostenibles

El mayor congestionamiento vehicular de Lima solo conseguirá ahondar uno de los principales problemas ambientales de la capital peruana: la contaminación atmosférica. Como se recuerda, un estudio de la OMS determinó que Lima se encuentra entre las ciudades con la peor calidad de aire del mundo.

A esto hay que sumar que el by-pass de 28 de Julio fue construido con el dinero que en un principio estaba destinado para la elaboración del proyecto Río Verde, programada por la gestión de Susana Villarán y que implicaba la construcción de 25 hectáreas de parques en las riberas del río Rímac.

Asimismo este proyecto anulado por la gestión de Castañeda, además de representar un importante foco de oxigenación para la ciudad, implicaba la reubicación de las 250 familias que componen la comunidad shipiba de Cantagallo.

Es decir que, a cambio de ofrecer una importante área verde para la ciudad y una reubicación digna para la comunidad indígena afincada en medio de la ciudad, la actual gestión municipal ha optado por la construcción de una obra cuyo ineficacia ha quedado evidenciada a los pocos días de su inauguración.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Podría haberse dado la figura de malversación de fondos; aparte, el problema del transporte en la cudad de Lima está asociado a que esta urbe no fue concebida como una mega ciudad; con calles y avenidas angostas, y sin alineamiento, es difícil que el flujo vehicular sea rápido; ahora que tenemos cerca de 9 millones habitantes; ¿qué será cuando tengamos más de 10 millones de habitantes?, ¿seguiremos igual o peor? Si se quiere resolver este problema en el largo plazo, habrá que buscar otras alternativas como pistas aéras o pistas subterráneas; pero el gran problema es que estas obras demandarán largos años de ejecución y las autoridades buscan que las obras solo se muestren en la vitrina, como para lucirse.

Añadir nuevo comentario