Servicios en comunicación Intercultural

Corrupción estatal sería cómplice de exportación de madera ilegal

Imagen: Ojo Público

El informe, “Mejora Continua” en Prácticas Ilegales en el Sector Forestal Peruano, revela que los actores están exportando madera de dudoso origen legal a mercados que no prohíben el ingreso de madera ilegal, como China y México, lo cual sugiere que los exportadores peruanos sabrían que sus productos son ilegales al momento de exportar, en complicidad con funcinarios estatales. 

Por Patricia Saavedra

Servindi, 21 de noviembre, 2017.- Las prácticas de "lavado" para la madera ilegal se han sofisticado en el Perú, señala un informe del Centro para el Derecho Ambiental Internacional, el cual también sugiere la complicidad de ciertos actores gubernamentales. 

El documento, publicado hoy por el CIEL (por su sigla en inglés) presentó los resultados de un estudio cuantitativo de un año de duración sobre las exportaciones de madera de alto riesgo desde el Perú y ha evidenciado también el rol que ha jugado la corrupción estatal en favor de la exportación de madera ilegal.

El informe denominado “Mejora Continua” en Prácticas Ilegales en el Sector Forestal Peruano, revela que los actores están exportando madera de dudoso origen legal a mercados que no prohíben el ingreso de madera ilegal, como China y México, lo cual sugiere que los exportadores peruanos pueden saber que sus productos son ilegales en el momento de la exportación.

Según señala el CIEL, basado en una revisión detallada de miles de documentos oficiales del gobierno peruano, el informe publicado también demuestra cómo los exportadores madereros peruanos, actuando con la complicidad de ciertos actores gubernamentales, utilizan la “mejora continua” para evitar la transparencia y continuar su comercio de madera de alto riesgo.

De los datos mostrados el 75 por ciento de las exportaciones supervisadas a México estaban en la “lista roja” del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre del Perú (OSINFOR), lo que significa que el titular ha sido multado por infracciones graves a la ley forestal, se encuentra en un proceso legal, o han tenido sus permisos cancelados.

Del mismo modo, el 71 por ciento de exportaciones supervisadas a China estaba también en la “lista roja”. Ni México ni China tienen restricciones de importación para la madera ilegal.

Por el contrario, el 91 por ciento de la madera supervisada exportada a Francia estaba en la “lista verde”, al igual que el 72 por ciento de los Estados Unidos. Ambos países tienen leyes para prohibir el ingreso de madera ilegal.

“A lo largo de los años, una red organizada de actores ha mostrado una "mejora continua", no para detener la madera ilegal, sino para talar y venderla”, dijo Rolando Navarro, Investigador de CIEL y Director de OSINFOR del 2012 al 2016.

investigación demuestra que continúa el patrón de lavado de madera en áreas no autorizadas utilizando documentos oficiales

“Nuestra investigación demuestra que continúa el patrón de lavado de madera en áreas no autorizadas utilizando documentos oficiales. Aunque OSINFOR creó un sistema en 2014, el SIGOSFC, para que las empresas verifiquen la legalidad de la madera, el volumen de exportaciones de madera ilegal plantea la pregunta: ¿Están utilizando el sistema como una herramienta para aumentar la transparencia o como una nueva forma de evitarlo?”, expresó Navarro.

“Con demasiada frecuencia, para ser una coincidencia, la madera se exporta según el nivel de riesgo a los países importadores en función de sus leyes o la falta de ellas”, dijo por su parte Melissa Blue Sky, abogada senior de CIEL.

“Perú necesita un sistema de trazabilidad funcional y accesible al público para mejorar la transparencia y cambiar el modus operandi de las empresas inescrupulosas que blanquean madera ilegal con documentos oficiales, o encontrarán cada vez menos mercados dispuestos a aceptar su madera”, sostuvo la abogada.

Cabe mencionar que un informe reciente respaldado por grabaciones encubiertas de la organización internacional Global Witness, también mostró como tres grandes exportadores peruanos admitieron saber que sus exportaciones de madera son probablemente ilegales. La "mejora continua" proporciona datos cuantitativos para respaldar esta afirmación.

Rolando Navarro, de denunciante a perseguido


Yacu Kallpa, el embarcadero de la madera ilegal. Foto: Lisa Olsen. Fuente: Houston Chronicle

"A mí me sacan por hacer bien mi trabajo", declaró hace unos meses Rolando Navarro, ex presidente ejecutivo del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales (Osinfor), y hoy parte del CIEL.

Como se recuerda, “Navarro fue una de las caras más visibles de una de las mayores incautaciones de madera ilegal producida en el país".

Tras el escándalo maderero producido en noviembre del 2015, durante el gobierno de Ollanta Humala, en el marco de la Operación Amazonas,el gobierno decide destituirlo de su cargo en enero de 2016.


Rolando Navarro cuando era presidente ejecutivo de Osinfor. Fue destituido por cumplir con su labor y debió salir del país ante las presiones hacia él y su familia. Foto: Radio Oriente

Actualmente se encuentra en Estados Unidos, a donde tuvo que ir debido a que, tras los hallazgos, denunció permanentes amenazas hacia él y sus familia; esto sin contar además con las presiones políticas y del sector maderero.

En aquel momento, una de las revelaciones más impactantes resultado de estos hallazgos fue la complicidad de los actores estatales en el lavado de la madera.

"El negocio se basaba en documentos firmados por consultores forestales registrados ante la autoridad forestal, hoy en día conocida como Serfor (Servicio Forestal y de Fauna Silvestre). Por eso, en setiembre del 2014 emitimos un informe en el que detallamos los nombres de los consultores y funcionarios que firmaron documentos falsos, y que no fueron sancionados" indica Navarro.

"Y ahora, en el reporte del 2015, vemos los nombres de las mismas personas. ¡No han sido sancionados! Es más, hay un consultor que ahora tiene un cargo más alto y que se encarga de supervisar las concesiones. Hay una completa impunidad con estos consultores que firmaron documentos falsos", sostuvo Rolando Navarro en declaraciones para Ojo Público.

"En el marco de la Operación Amazonas Osinfor, comprobó en el bosque que el 96 por ciento de los árboles que trasladaba la embarcación Yacu Kallpa (que tenía como destino México y Estados Unidos) no provenían de los lugares reportados, de manera que casi todo el cargamento era de origen ilícito", informó el diario El Comercio respecto al caso.

A continuación puede acceder y descargar al informe del CIEL:

Para mayor información puede ingresar aquí

Presentación del informe del CIEL en Washington DC.
Rolando Navarro, Investigador de CIEL y Director de OSINFOR del 2012 al 2016, y Melissa Blue Sky, abogada senior de CIEL.
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Gracias señor Rolando Navarro por defender a la Selva. Todos los selvaticos estamos sufriendo las consecuencias del CALENTAMIENTO GLOBAL , por culpa de estos malos peruanos, traicioneros a la patria y que se hacen acreedores a la pena de muerte, segun nuestra constitucion. La licencia de tala la obtienen en Lima , tamaño absurdo , un burocrata ,un pituco, un corrupto dando licencia a otro corrupto-mafioso, para destruir nuestra selva a miles de kilometros de distancia, sin inspeccionar, facil el empleado estatal da permiso para talar en 50 hectareas , el talador mafioso le aumenta un cero y ya son 500 hectareas. Solo en el Peru pasan estas cosas. Ahora tenemos inundaciones por todo lado, se esta destruyendo nuestra selva y nuestros congresistas (la mayoria son fujimoristas) no dicen nada. Estan comprometidos? Necesitamos muchos Rolando Navarro en el Peru..............

La madera ilegal y la corrupción estatal van de la mano; con ese fin fue creado; los funcionarios del gobierno peruano (2006 – 2011) no vieron mejor oportunidad para enquistarse en el poder, como botín de guerra tomaron el sector forestal; a partir del TLC Perú – USA se crearon una serie de instituciones, empezando por OSINFOR, posteriormente, se emitieron una serie de normas legales, entre ellas dos (02) leyes forestales (DL 1090 y 29637).
Nadie en su sano juicio podría estar en contra de la lucha contra la tala ilegal, sin embargo, existe un problema que viene desde el año 2004 (año en la que se entregaron las Concesiones Forestales en la región Loreto – Perú) que las autoridades nacionales ni los grupos internacionales quieren ver.
En Noviembre de 2003, para el caso de Loreto, se convocó el Concurso Público N° 004-2003-INRENA, éste tenía doble propósito: a) Generar fuentes de trabajo en la amazonía peruana, lugar donde la presencia del Estado es nula; b) Aprovechar de la experiencia de la población amazónica en este tipo de actividades; el Concurso fue convocado como producto de un cambio de política económica por medio de la cual se necesitaba la participación de capitales privados en los procesos productivos y generación de riqueza por medio de las exportaciones.
En las Bases del Concurso se describió la Base Legal aplicable, se proponía a los postores una serie de beneficios, entre ellos: El uso de madera, provenientes de concesiones forestales, en los proyectos de infraestructura; la inscripción de los derechos de concesión en los Registros Públicos con la finalidad de que éstos sean utilizados como herramientas financieras y garantizar sus operaciones por medio de garantías hipotecarias y/o fiduciarias.
El sector industrial maderero y las grandes empresas exportadoras, junto a los que manejan el sector forestal, le negaron el desarrollo a los pequeños concesionarios que obtuvieron la buena pro en el concurso público, dejándolos solos, abandonándolos en medio proceso. Ha pasado CATORCE (14) años desde que se dieron las concesiones forestales, hasta ahora no se inscribe los derechos de las concesiones, a pesar de que en el contrato se muestra como una “Atribución y Obligación” del concedente.
En el año 2008 se crea el nuevo OSINFOR, adscrito al PCM; se elimina al concedente inicial, es decir INRENA, se otorga funciones a los GORES (Gobiernos Regionales); se emiten una serie de cambios en las normas legales; todas ellas en aras de combatir la tala ilegal, lo cual nos parece correcto…, sin embargo, no se respeta el derecho de los concesionarios obtenidos mediante Concurso Público, no se modifica el contenido del contrato, no se llama a éstos para preguntarles, al menos, si quieren seguir como concesionarios o renunciar a la concesión porque las reglas de juego han cambiado; es más, renunciar a la concesión en ese momento era un imposible ya que te abrían un Procedimiento Administrativo Sancionador con ejecución de garantías.
El Departamento de Investigaciones del Congreso de la República del Perú emite un informe señalando dos problemas: a) Las concesiones forestales se otorgaron a las personas equivocadas; b) Las próximas concesiones deben ser entregadas a personas naturales y/o jurídicas de alta solvencia económica; crea corriente de opinión y se generaliza el concepto.
Nadie quiere escuchar el clamor de DOSCIENTOS CINCUENTA Y TRES (253) concesionarios de la región Loreto que fueron estafados por el gobierno peruano, el nuevo OSINFOR entró en acción e inició Procedimientos Administrativos Sancionadores, multas, embargos, judicializaciones, apoyado en su propio y nada imparcial Tribunal Forestal, a sabiendas que no tiene competencia para ello.
Entonces, cuando vemos a Rolando Navarro quejarse hasta las lágrimas ante la prensa nacional e internacional, no le creemos, de él dependía que las concesiones forestales de la amazonía peruana caminen por la vía legal, primero: cumpliendo y haciendo cumplir respetuosamente la normatividad legal, sin contravenir a la Constitución Política del Perú ni las normas legales, que crea vicios de nulidad en todo sus actuados; Segundo: Respetando el Contrato de Concesión Forestal.
Si tan solo se pudiera prestarle un poco de atención al Contrato de Concesión Forestal, estoy seguro que cualquier persona con dos dedos de frente pudiera darse cuenta de la cadena de abusos y atropellos cometidos en contra de los concesionarios forestales; más aún cuando la solución al problema se encuentra ahí mismo, en el Contrato.
Por último, si el Estado o la opinión pública internacional considera que las concesiones forestales fueron otorgadas equivocadamente a personas que no cumplen con ciertas calificaciones, está bien, pídanles que las devuelvan por temas de interés nacional o mundial, pero satanizarlas, dejarlas sin trabajo, judicializarlas, embargarles sus pocas pertenencias; por el amor a Dios… Rolando Navarro, eres sirvengueza.

Añadir nuevo comentario