Servicios en comunicación Intercultural

Más de 68,5 millones de personas fueron desplazadas en el 2017

FOTO: EFE

ACNUR sostiene que si durante el 2016 huyeron cerca de 20 personas por minuto, el último año la cifra aumentó en más de la mitad. Así, la estadística refleja que cada 60 segundos, 31 personas se vieron obligadas a abandonar sus casas.

Servindi, 21 de junio, 2018.- En el marco del Día Mundial de los Refugiados, celebrada cada 20 de junio, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) señaló que durante el 2017, más de 68,5 millones de personas en el mundo fueron desplazadas a la fuerza.

Esta cifra, de acuerdo con ACNUR,  representa una tendencia de cinco años de aumento en el desplazamiento. Además, el 2017 se alcanzó el récord del año con más personas sin poder volver a su hogar desde la II Guerra Mundial.

Es decir, cada minuto, 31 personas se ven obligadas a huir de su hogar y 1 de cada 110 no pueden retornar a casa.

Asimismo, cerca de 25,4 millones cruzaron fronteras para convertirse en refugiados. Ellos huyen de países en guerra o conflicto como Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar y Somalia, de donde proceden más de la mitad de los refugiados.

La organización también advierte que el 85 por ciento de refugiados bien en países en vías de desarrollo, donde Turquía, Pakistán, Uganda, Líbano e Irán acogen a la mayoría de ellos. En este contexto, en Líbano, 1 de cada 6 personas viven en condición de refugiado.

La cifra también señala que del total de refugiados, más de la mitad son niños. Además, alrededor de 173 mil 800 niños huyeron solos; la mayoría de ellos desde Afganistán, Eritrea y el Congo.

Durante el 2017, ACNUR solo consiguió el 57 por ciento de los fondos necesarios para proporcionar alimentos, agua, educación o sanidad a quienes lo perdieron todo.

Cifra récord

ACNUR sostiene que si durante el 2016 huyeron cerca de 20 personas por minuto, el último año la cifra aumentó en más de la mitad. Así, la estadística refleja que cada 60 segundos, 31 personas se vieron obligadas a abandonar sus casas.

“Las guerras de Sudán del Sur y Siria, sumadas al repunte de la violencia contra los rohingya en Myanmar en la segunda mitad de año son las principales causas del elevado auge de estos datos”, denuncia ACNUR.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario