Servicios en comunicación Intercultural

Comprobado: empresarios entregaron dinero a Keiko Fujimori

Foto: composición LR

Además, nueva documentación comprueba que parte del dinero fue “pitufeado” con aportantes falsos para entrar a las cuentas fujimoristas sin levantar sospechas.

Servindi, 20 de mayo, 2022.- Por primera vez, la Fiscalía ha proporcionado información que acredita las entregas de dinero que los empresarios Juan Rassmuss y Dionisio Romero hicieron a Keiko Fujimori al margen del sistema bancario.

La nueva información no solo incluye datos minuciosos de las entregas clandestinas, sino que también revela cómo se “pitufeó” dinero para depositarlo en la cuenta que Fuerza Popular usó en campañas presidenciales.

Estos datos fueron presentados por la Fiscalía luego de que la defensa de Fujimori observara la imputación fiscal contra la excandidata presidencial por no contar supuestamente con pruebas suficientes, reveló La República.

Entregas probadas

Una primera revelación que entrega la nueva información aportada por la Fiscalía es la confirmación, con datos desagregados, de la entrega de dinero a Fujimori por parte de empresarios.

Como se sabe, los empresarios Juan Rassmuss Echecopar y Dionisio Romero Paoletti, fueron los principales financistas clandestinos de las campañas presidenciales de Keiko Fujimori en 2011 y 2016.

Sin embargo, hasta ahora se desconocía a detalle cuándo, cómo, dónde y a quiénes se hizo entrega de los US$ 11,2 millones que ambos empresarios proporcionaron en total a Fujimori para sus campañas.

Esta información es la que acaba de ser expuesta por la Fiscalía, que logró armar el rompecabezas valiéndose de los registros de contabilidad de las empresas de Rassmuss y Romero.
 

Dionisio Romero, presidente del Grupo Romero y dueño del BCP, reveló que aportó a la campaña presidencial de Keiko Fujimori un monto que no fue declarado por el partido fujimorista a la ONPE. Foto: La República.

Así, pudo identificar que, en el caso de Rassmuss —quien aportó US$ 7,6 millones a la campaña de Fujimori—, la entrega de dinero se realizó en su empresa Sudamericana de Fibras.

Hasta esta empresa, ubicada en el Callao, llegaron en reiteradas ocasiones, según documentación recabada por la Fiscalía, varios integrantes del círculo de Fujimori a retirar la plata a su nombre.

Entre ellos, el exministro fujimorista Augusto Bedoya, el brazo derecho de Fujimori, Pier Figari, el amigo íntimo de Keiko, Víctor Shiguiyama, Jaime Yoshiyama y hasta su esposo Mark Vito.

Pero, además, según la información fiscal recabada, la propia Keiko Fujimori llegó en persona hasta la empresa para llevarse 50 mil dólares en efectivo, el 20 de febrero de 2013.

Las entregas documentadas por el despacho fiscal, se realizaron entre setiembre de 2010 y mayo de 2016, siempre en maletas o en sobres manila o plástico para evitar el registro en el sistema bancario.

En el caso de Romero, la entrega de US$ 480.000 para la campaña de 2016 se realizó de manera directa a la propia Keiko Fujimori en 5 armadas, pudo identificar la Fiscalía.

Este dinero se suma a los US$ 3 millones 650 que el banquero Romero admitió antes haber filtrado para la campaña de Fujimori de 2011, mediante su grupo empresarial Credicorp.

Pitufeo revelado

Otro de los aportes que ofrece la nueva documentación de la Fiscalía son las pruebas de que el dinero otorgado por los empresarios fue “pitufeado” para ingresar a las cuentas fujimoristas sin levantar sospecha.

Un personaje clave para probar esta modalidad de lavado de activos que consiste en realizar pequeños depósitos con el fin de eludir los registros bancarios fue Jorge Yoshiyama.

Yoshiyama, como se señala líneas arribas, fue uno de los que recogió fondos en efectivo de la fábrica del empresario Juan Rassmuss: en sus 11 visitas recibió en total US$ 1 millón 465 mil.

Para probar que Yoshiyama “pitufeó” este dinero, como él mismo lo había admitido antes al ser involucrado en el caso, la Fiscalía solicitó acceso a los registros del Scotiabank.
 

Jorge Yoshiyama ha confesado las operaciones de lavado del dinero que le entregó la empresa de Rassmuss y su propio tío, Jaime Yoshiyama Sasaki. Foto: GLR.

Así, logro que este banco le remitiera documentación de los depósitos que Yoshiyama realizó a nombre de “falsos aportantes” en la cuenta de Fuerza Popular para consumar su objetivo.

El dinero de procedencia ilícita, de acuerdo con la fiscalía del caso, ingresó en el sistema financiero y se usó, efectivamente, en las campañas de Keiko Fujimori, completando así el círculo.

Pero hay más detalles. Yoshiyama ha admitido ante la Fiscalía que recurrió a su amigo, el empresario Giancarlo Bertini Vivanco, para realizar una de las más importantes operaciones de “pitufeo”.

Juntos, dijo, reclutaron a sus amigos y allegados que estaban dispuestos a depositar con sus nombres y apellidos dinero que no era suyo a la cuenta de Fuerza Popular en el Scotiabank.

Bertini, que en febrero de este año se entregó a las autoridades tras mantenerse 3 años prófugo, se ha acogido a la colaboración eficaz y ha confirmado las declaraciones de Yoshiyama.

Además, ha completado la relación de personas que fueron usadas como falsos aportantes, una información que había sido proporcionada en parte por el mismo Yoshiyama.

Con la participación de Bertini, Jorge Yoshiyama logró lavar US$ 479 mil que recibió en efectivo, monto que representa el 4,2 % del total de US$ 11,2 millones que Rassmuss y Romero dieron a Fujimori.
 

Hora de la verdad. Keiko Fujimori cada vez más cerca de afrontar la etapa final del juicio que podría llevarla a prisión por 30 años. Foto: difusión

Juicio en curso

La nueva información proporcionada por la Fiscalía será clave en el juicio que se sigue contra Keiko Fujimori y otros 42 acusados por el presunto delito de lavado de activos del caso Cócteles.  

Precisamente, esta información fue presentada luego de que la defensa de Fujimori y los otros acusados alegaran que la acusación fiscal carece de pruebas y es imprecisa.

Sin embargo, ahora que la acusación ya está subsanada, se espera que las audiencias judiciales se reinicien el 25 y 27 de mayo, de acuerdo con fuentes del diario La República.

La Fiscalía pide penas de 30 años y 10 meses para los acusados, entre ellas la tres veces excandidata presidencial, Keiko Fujimori. La etapa final de este juicio empezaría a inicios de 2023.

----

Te puede interesar:

Días grises para el fujimorismo: avanzan investigaciones

Servindi, 10 de febrero, 2021.- El avance de las investigaciones y la entrega de testigos han marcado unos días grises para el fujimorismo. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario