Servicios en comunicación Intercultural

Defensoría: Urge reconstrucción de viviendas dignas en Cantagallo

Foto: ANDINA/Vidal Tarqui

Recientemente 476 miembros de la comunidad dieron positivo a la prueba de diagnóstico del COVID-19. La Defensoría del Pueblo alertó que el retraso en la reconstrucción de las viviendas que en 2016 fueron devastadas por un incendio, ha colocado a la población en situación de riesgo.

Servindi, 19 de mayo, 2020.- Ante la grave situación sanitaria que atraviesa la población indígena shipibo conibo de Cantagallo, la Defensoría del Pueblo instó a las autoridades a no retrasar más la reconstrucción de viviendas dignas en la comunidad asentada en el distrito del Rímac.

Cantagallo, que es habitada actualmente por más de 500 familias, sufrió en diciembre del 2016 un devastador incendio que arrasó con sus precarias viviendas. Tras esto, las autoridades se comprometieron a reconstruirlas; pero hasta la fecha no han cumplido.

«Este retraso ha colocado en una situación de riesgo a las personas, amplificado por la pandemia, motivo por el cual, la entidad urge al Ministerio de Vivienda que asegure la construcción de viviendas dignas lo antes posible y, a la vez, solicita al Parlamento, fiscalizar estas acciones y las causas del retraso», señala la Defensoría.

En el mismo sentido, la entidad instó a la Municipalidad Metropolitana de Lima y al Instituto de Defensa Civil (Indeci) a implementar una estrategia para erradicar el hacinamiento de la población ubicada en el terreno donde se debe construir el complejo habitacional para Cantagallo.

Grave situación

Recientemente, 656 miembros de la comunidad de Cantagallo fueron sometidos a las pruebas de diagnóstico del COVID-19, de los cuales 476 (73%) resultaron positivos.

Debido a esto, la Defensoría del Pueblo advirtió que es imprescindible que se realice un monitoreo permanente de la situación, la fumigación y desinfección periódica en el terreno y en las viviendas; así como el recojo de residuos sólidos de manera continua.

Asimismo, señalaron que la comunidad de Cantagallo requiere de aproximadamente 600 bidones de agua para consumo familiar y 300 recipientes grandes destinadas al almacenamiento de agua para las que familias que no cuentan con este servicio en la comunidad.

Pese a la situación que atraviesa Cantagallo y tras una comunicación con los representantes de las cuatro organizaciones que existen en lugar, la entidad alertó que hasta el momento no se habría proporcionado materiales de protección y limpieza (mascarillas, jabón y desinfectantes) para la totalidad de las familias de la comunidad.

De tal forma, pidió al Ministerio de Cultura actualizar los datos sobre el número de personas que viven actualmente en Cantagallo y cautelar que la entrega de ayuda humanitaria llegue a la totalidad de los miembros de la comunidad shipibo conibo en la cantidad y frecuencia necesaria, salvaguardando así su derecho a la salud y alimentación.

Por último, la Defensoría del Pueblo solicitó a las autoridades garantizar una intervención especial en favor de la educación de las niñas y niños de la comunidad, considerando sus carencias en recursos tecnológicos, la falta de acceso a Internet y la asistencia técnica que requieran para adaptarse a la estrategia educativa implementada ante la emergencia sanitaria.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario