Servicios en comunicación Intercultural

“Si se pierde Chaparrí, Lambayeque perderá uno de sus pulmones”

Javier Ruiz Gutiérrez, vocero del Frente de Defensa Salvemos Chaparrí. Fotografía: Meylinn Castro / Servindi.

La biodiversidad y los defensores del Área de Conservación Privada Chaparrí están en constante peligro por los invasores y los traficantes de tierras. En diálogo con Servindi, Javier Ruiz Rodríguez, vocero del Frente de Defensa Salvemos Chaparrí, manifestó su profunda preocupación por el conflicto que azota a la reserva ecológica.

Por Meylinn Castro

Servindi, 19 de marzo, 2018.- Hace 18 años nació la primera Área de Conservación Privada (ACP) de Perú: Chaparrí. Esta reserva ecológica –ubicada entre Lambayeque y Cajamarca- posee más de 34 mil hectáreas. Su vasta extensión conserva bosques secos tropicales y animales en peligro de extinción, como el oso de anteojos y la pava aliblanca.

Toda esta riqueza natural se encuentra en un grave peligro por los traficantes de tierras. Estos no solo han degradado la biodiversidad de Chaparrí con incendios forestales provocados, también atentaron contra la vida de sus defensores. Diversos pobladores de la zona señalan que la familia Cruzado Carranza estaría detrás de estos crímenes.

Las amenazas de muerte y hostigamientos hacia las autoridades locales y los comuneros oscilan desde hace varios años. Sin embargo, la denuncia efectuada por el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, recién logró que se otorgaran garantías para el resguardo de sus vidas. ¿Esto es suficiente para los defensores?

En diálogo con Servindi, Javier Ruiz Gutiérrez, integrante y vocero del Frente de Defensa Salvemos Chaparrí, expresó que aún se siente desprotegido. “Tengo garantías como otras 24 personas. Sin embargo, aún nos consideramos en bastante riesgo (…) Mientras no haya una seguridad efectiva, el panorama va a ser siempre de incertidumbre”, manifestó.

La sensación de inseguridad no es gratuita pues, según cuenta Ruiz Gutiérrez, los Cruzado Carranza continúan intimidando a los defensores del área natural. “Los sospechosos siguen estando libres. Se desplazan y se ubican tranquilamente, alquilando o comprando tierras, al lado de los defensores”, aseguró para Servindi.

El resurgimiento de las Rondas Campesinas

Una de las acciones para enfrentar la situación actual de la reserva natural es la reactivación de las Rondas Campesinas. Recientemente, el ministro del Interior, Vicente Romero Fernández, participó en la ceremonia de juramentación de los dirigentes y juntas directivas de 14 rondas de Chaparrí.

“Basta de abusos en Chaparrí. A partir de ahora la Policía Nacional trabajará muy de cerca con ustedes ronderos para preservar la seguridad de la zona…Me comprometo a que Chaparrí sea un caso emblemático de ello”, indicó.

Durante la ceremonia se develó una placa recordatoria en homenaje a José Napoleón Tarrillo Astonitas, ex teniente gobernador del caserío El Mirador. Como se recuerda, el dirigente fue asesinado a fines de 2017. Tarrillo Astonitas luchaba contra los invasores de tierras e impulsaba el trabajo de las Rondas Campesinas.

“La organización de las rondas se ha retomado con el apoyo del Ministerio del Interior (Miniter). Era la labor que venía desarrollando Napoleón (…) [las rondas campesinas] lograron controlar a los cazadores y a la gente que talaba los bosques. Esto se está recuperando”, agregó el vocero de Salvemos Chaparrí.

El ministro del Interior develando placa en homenaje a José Napoleón Tarrillo Astonitas, ex teniente gobernador asesinado a fines de 2017. Fuente: Andina.

¿Por qué salvar Chaparrí?

Al ser la primera ACP, Chaparrí es considerada como un modelo de conservación. Gracias al ejemplo del fotógrafo Heinz Plenge y la participación de la comunidad campesina Muchik Santa Catalina de Chongoyape, actualmente, existen 122 áreas protegidas bajo esta modalidad.

Chaparrí es la segunda ACP más grande después de Los Chilchos, ubicada en Amazonas. Su creación consiguió restablecer el hábitat de algunos animales en peligro de extinción, reafirmando su objetivo de preservar y proteger su biodiversidad.

En su área se desarrollan proyectos de ecoturismo. La comunidad campesina gestiona el turismo de manera sostenible como actividad principal. Si la riqueza natural que atesora Chaparrí llega a desaparecer, la región lambayecana se vería muy afectada.

“Lambayeque tiene 64 mil hectáreas como área natural protegida. Chaparrí representa el 53 por ciento. Es decir, más de la mitad del territorio conservado. Si se pierde Chaparrí, Lambayeque perderá uno de sus pulmones”, alertó el defensor Javier Ruiz.

El oso de anteojos y toda la biodiversidad de Chaparrí están amenazados por el tráfico de tierras. Foto: Arturo Bullard.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Ni las Áreas de Conservación Privada están a salvo. Hay que parar el tráfico de tierras y creo que una manera de hacerlo es con el turismo sostenible, pero gestionado por las mismas comunidades. Un abrazo.

Sigo sin entender: Interviene un Ministro, promete trabajar conjuntamente con la PNP para ayudar a defender su territorio?. Como que defender su territorio, es que cualquier territorio esta bajo amenaza de los traficantes de tierras?,... es que realmente no hay un Estado que protege este Nivel de Conservación?...Nuestro paquete "leguleyo" es solo un conjunto de normas que no se aplica adecuadamente cuando se pretende o se quiere "defender la conservación?". Lo que ocurre aquí en la ACP Chaparri viene ocurriendo de manera similar en varias otras Áreas de conservación de otro nivel (ACM específicamente), caso de Oxapampa (Pasco) y el Área de Conservación Municipal (ACP) Bosque de Schollet, que teniendo la categoría desde antes del 2007, hoy, actualmente, mas de 30 posesionarios se encuentra a puertas de ser titulados por la Dirección Regional de Agricultura de Pasco; sin embargo, eso no solo sorprende por la "gestión equivoca para la titulación de las tierras", sino también por los integrantes del grupo de posesionarios, se ha identificado a varios "traficantes de tierras" y entre el grupo un actual alcalde de un distrito vecino. Realmente increíble verdad?

Añadir nuevo comentario