Servicios en comunicación Intercultural

Denuncian a empresas de palma por incumplir principios de sostenibilidad

En la Amazonia peruana continua la lucha entre el aceite de palma “sostenible” y la deforestación a escala industrial.

Servindi, 19 de abril, 2019.- La comunidad shipibo Santa Clara de Uchunya acudió por segunda vez al Panel de Quejas de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO, en inglés), contra Alicorp S.A.A. y Oleaginosas del Perú S.A. (OLPESA).

El organismo mundial que certifica el aceite de palma como “sostenible” fue notificado por dicha comunidad ubicada a orillas del río Aguaytía, en Ucayali, de que sus tierras, vidas y medios de vida siguen amenazados.

Santa Clara de Uchunya espera obtener una reparación de estas dos empresas que se están beneficiando de la destrucción de sus bosques tradicionales y su conversión en plantaciones de palma aceitera.

Cabe destacar que Alicorp es la empresa de alimentos más grande del Perú. Opera en media docena de países latinoamericanos y realiza exportaciones a más de 23 en todo el mundo.

Alicorp forma parte del conglomerado empresarial peruano: Grupo Romero y es miembro de la RSPO desde enero de 2017.

En una presentación hecha a la RSPO en 2018, Alicorp indicó que esperaba lograr la certificación de su cadena de suministro para 2019.

El segundo paquete de nuevas quejas la presentó la comunidad Santa Clara de Uchunya junto con la organización FECONAU y con el apoyo del Instituto de Defensa Legal (IDL) y el Forest Peoples Programme (FPP).

¿Qué es la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO)?

Es una asociación sin fines de lucro compuesta por partes interesadas de siete sectores de la industria del aceite de palma:

  1. Productores de aceite de palma,
  2. Procesadores o comerciantes de aceite de palma,
  3. Fabricantes de productos de consumo,
  4. Minoristas,
  5. Bancos e inversores,
  6. ONG ambientales o de conservación de la naturaleza,  
  7. ONG sociales o de desarrollo.

El objetivo de la RSPO es desarrollar e implementar estándares mundiales para el aceite de palma sostenible. Se formó en 2004 en respuesta a un llamado mundial urgente para la producción sostenible del aceite de palma.

Los productores de aceite de palma que son miembros deben cumplir con sus principios, criterios y procedimientos y, posteriormente, pueden obtener la certificación de su producto.

Panel de quejas

Existe un panel de quejas que procesa las quejas presentadas por los afectados por las acciones de sus miembros.

El mecanismo es esencial de un sistema de resolución de conflictos y un marco para la rendición de cuentas que la RSPO requiere para garantizar la confianza en su marca registrada.

Para obtener más información, consulte: https://www.forestpeoples.org/es/work-themes/financiacion-responsable-sector-privado/el-aceite-de-palma-y-la-rspo-mesa-redonda-sobre

El daño a Santa Clara de Uchunya

¿Cómo puede ser posible que empresas que afirman actuar de manera responsable y sostenible, como Alicorp y OLPESA, pueden comprar aceite de palma de nuestras tierras deforestadas y devastadas".

Así lo manifestó Efer Silvano Soria, jefe de Santa Clara de Uchunya, quien denunció que esas empresas procesan y adquieren aceite de una empresa de plantaciones que "continúa operando con impunidad”.

 

Se trata de Plantaciones de Pucallpa, ex miembro de la RSPO, que destruyó alrededor de 7 mil hectáreas de bosques de la comunidad para establecer plantaciones de palma aceitera.

Luego de  una queja inicial  presentada en diciembre de 2015 ante la RSPO, Plantaciones de Pucallpa, quiso evadir su responsabilidad con acciones evasivas como retirar su membresía de la RSPO para evitar una sanción.

Luego, Plantaciones de Pucallpa realizó una subasta de activos de la empresa en julio de 2016, cambiando como operador actual a la empresa Ocho Sur P.

El segundo paquete de queja se presentó luego que surgieran pruebas de que el aceite producido por Ocho Sur P se procesaba en varias plantas extractoras, como Industrias Palm Óleo SAC, Oleaginosas Amazónicas (OLAMSA) y OLPESA, miembro de la RSPO desde abril de 2012.

Alrededor de este tiempo, Alicorp confirmó que compró alrededor de 4500 toneladas mensuales de aceite crudo de palma a las tres plantas extractoras en cuestión: 

La nueva queja, esta vez contra Alicorp y OLPESA, sostiene que su compra de aceite a Ocho Sur P, es resultado de la tala de bosques primarios y viola los derechos de la comunidad sobre sus tierras tradicionales.

Destrucción de bosques primarios: una constante que avanza en complicidad con autoridades regionales

Los bosques destruidos incluían áreas que la comunidad utilizaba para la caza, la pesca y la recolección, y que eran a la vez una importante fuente de plantas medicinales y materiales de construcción.

Los impactos ambientales incluyen la destrucción y la contaminación de las fuentes de agua y los hábitats vitales para la vida silvestre.

Además, líderes y miembros de la comunidad que se opusieron a las operaciones han enfrentado múltiples atentados, amenazas e intimidación.

Todo ello, trasgrede los Principios y Criterios que condicionan la afiliación de dichas empresas a la RSPO.
 

Segunda queja formal

Esta es la segunda vez que recurrimos a la RSPO en busca de una solución para Santa Clara de Uchunya,” dijo Miguel Guimaraes Vásquez, presidente de la Federación de Comunidades Nativas del Ucayali y Afluentes (FECONAU).

“Esperamos que no se les permita a estas empresas, que se están beneficiando de las violaciones conocidas de las plantaciones de origen, seguir permitiendo el despojo de los territorios indígenas y la destrucción de nuestros bosques, contrariamente a los compromisos asumidos ante la RSPO” añadió.

Vanessa Jiménez, abogada principal del FPP, comentó que “el caso de Santa Clara de Uchunya es bien conocido por la RSPO. En vista de su familiaridad con el origen y la naturaleza de la palma obtenida por sus miembros OLPESA y Alicorp, estamos seguros de que el Panel de Quejas presentará su fallo en favor de la comunidad".

"Esperamos cooperar con el panel según sea necesario, incluso con respecto a la protección de los demandantes si están expuestos a represalias debido a sus acciones ante este órgano” señaló Jiménez.

Panel de Quejas inició diagnóstico

Dan Strechay, Director Global de Difusión y Participación interino de la RSPO, comentó: “De acuerdo con los Procedimientos de Quejas y Apelaciones (2017), la Unidad de Quejas de la Secretaría de la RSPO está realizando un diagnóstico inicial de las Quejas contra Alicorp S.A.A. y Oleaginosas del Perú S.A. el 22 de marzo de 2019, para determinar su admisibilidad como queja formal.”

"La Secretaría desea reiterar su compromiso de defender la independencia del proceso de Quejas y, en tales circunstancias, desea informar al público que el Panel de Quejas se abstendrá de hacer comentarios sobre este comunicado de prensa. Seguimos comprometidos con la transparencia y la rendición de cuentas, y tomamos en serio todas las acusaciones,” añadió.

Mientras se esperando la nueva decisión de la RSPO, Santa Clara de Uchunya sigue denunciando el incumplimiento del gobierno regional de Ucayali de titular sus tierras colectivas ancestrales.

La comunidad se encuentra a la espera de una decisión histórica del Tribunal Constitucional de Perú sobre su caso, situación que ha venido facilitando el acaparamiento y la conversión de sus tierras ancestrales en plantaciones.

La queja inicial y la evidencia subsiguiente presentada contra Plantaciones de Pucallpa incluyeron evidencia incontrovertible de que la empresa había violado numerosos procedimientos y principios de la RSPO, entre otros:

Antecedentes

- El incumplimiento de los derechos consuetudinarios a la tierra de Santa Clara (2.2, 2.3, 6.3, 7.5) y sus derechos al CLPI (2.2, 2.3, 6.3, 7.5); el hecho de no hacer una EIA (5.1,7.1) o asegurar cualquiera de las autorizaciones gubernamentales requeridas (2.1).

- También, la falta de realización de un mapeo participativo o cualquier diligencia debida adecuada (2.2, 2.3, 7.5) y el incumplimiento del principio de no tala del bosque primario (7.1).

En abril de 2016, el Panel de Quejas de la RSPO emitió una decisión preliminar en la que ordenó a Plantaciones de Pucallpa suspender sus operaciones.

Desde entonces, la empresa intentó evadir la responsabilidad, involucrándose en una serie de argumentos falsos donde negaba los derechos a la tierra de la comunidad y afirmaba que las tierras fueron deforestadas antes de su adquisición.

Finalmente, se retiró de la membresía de la RSPO en octubre de 2016 después de que estos argumentos fueran claramente insostenibles.

Posteriormente, el Panel de Quejas de la RSPO emitió su propia condena de las operaciones de la empresa, destacando su violación de las estrictas reglas del RSPO que prohíben la tala de los bosques primarios.

Para obtener más información sobre la lucha de la comunidad de Santa Clara de Uchunya contra la expansión del aceite de palma, consulte: https://www.forestpeoples.org/es/special-blog/la-lucha-de-la-comunidad-shipibo-de-santa-clara-de-uchunya-contra-la-expansion-de-la

 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario