Servicios en comunicación Intercultural

Protestas en Amazonas y Loreto por incumplimientos de Petroperú

Quebrada Inayo. Foto: Radio Marañón

Servindi, 18 de abril, 2016.- Pobladores de los distritos de Morona, en la región Loreto, e Imaza, en la región Amazonas, iniciaron acciones de protesta para exigirle a la empresa estatal Petroperú el cumplimiento de los acuerdos asumidos tras los derrames de crudo ocurridos a inicios de año y que los afectan hasta el día de hoy

En el caso de Morona, donde el 3 de febrero se reportó el derrame de más de mil barriles de petróleo, las circunstancias no se presentan del todo claras.

Según lo dicho por un corresponsal de Canal N, desde las 6 de la mañana la base petrolera de Cashacaño se encuentra tomada por unos 600 nativos -de los pueblos Awajún, Shapra, Shawi y Wampis- que exigen se amplíe el estado de emergencia que vence el 27 de abril -la declaratoria se dio solo por 60 días-. 

Asimismo, exigen una indemnización para las 25 comunidades afectadas por el derrame. Otras demandas son el pago por derechos indígenas, la construcción de tanques de agua y piscigranjas. 

No obstante, la versión del canal de cable ha perdido fuerza en el transcurso del día. Según la organización amazónica nacional Aidesep, serían no más de medio centenar los dirigentes que llegaron hasta Cashacaño, a los que luego se sumaron miembros de 18 comunidades afectadas por el derrame.  

"Solo se organizaron las autoridades de toda la región afectada desde Puerto América hasta Puerto Alegría y decidieron ir a la base, para exigir una reunión con el ingeniero a cargo por PetroPerú en la zona", informó a Aidesep Hipólito González, gobernador de Puerto Alegría. 

Según esta versión, los nativos decidieron no moverse del lugar mientras no logren conversar con alguna autoridad. A diferencia del corresponsal de Canal N, González sí habría seguido de cerca la medida de protesta, detalla Aidesep.

Una de sus exigencias más urgentes es que el gobierno cumpla con su promesa de abastecer de agua apta para el consumo humano a las comunidades perjudicadas por el vertido del hidrocarburo.

Versión de Petroperú

Ante la noticia de la toma, el portal La Mula se comunicó con representantes de la empresa estatal. La respuesta de esta a los hechos fue que se trata de "un problema entre etnias que se disputan la representatividad de la mano en obra en los trabajos de remediación en la zona."

Consultamos a algunas personas que conocen cómo trabaja Petroperú y señalaron que la raíz de la protesta, que se inició hoy, tiene que ver con la forma cómo la empresa ha venido manejando las acciones de remediación ambiental. 

"Petroperú ha confiado en empresas que se han creado de la noche a la mañana, que de un día para otro se han convertido en persona jurídica con motivo del derrame", explicó vía telefónica el dirigente wampis Santos Núñez García. Detalló que se tratarían de empresas creadas por personas no indígenas de las zonas ribereñas del Bajo Morona.

De acuerdo a su explicación, entre los que protestan estarían representantes de estas "empresas que no hacen bien el trabajo de remediación" y que pese a ello quieren seguir operando. 

Por lo pronto, explicó Nuñez, varias federaciones nativas de Morona ya han cursado una carta a la empresa estatal para reunirse el 30 de abril, para evaluar cómo se están realizando los trabajos de limpieza del crudo. 

Acciones en Imaza

Según reportó también Canal N, en el caso de Imaza, distrito ubicado en la provincia de Bagua y al cual no es tan difícil acceder, la protesta la encabezan trabajadores, en su mayoría nativos, que se dedicaban a la limpieza del derrame que se reportó el pasado 25 de enero en la quebrada de Inayo, en la localidad de Chiriaco. 

Los trabajadores se encuentran en las instalaciones temporales de Petroperú, en la carretera Bagua-Chiriaco, a la altura del sector de Villa Hermosa.

Ellos denuncian que las empresas contratadas por Petroperú para hacerse cargo de las labores de remediación no les pagan la remuneración acordada.

Felipe Paredes, colaborador de Radio Marañón en Chiriaco, informó que “un promedio de 500 personas, se encuentran apostadas en la pista" exigiendo que se les pague.

Canal N, por su parte, señala que los trabajadores que protestan indicaron que hace dos meses estas compañías no les pagan los 150 soles por jornada de trabajo diario y que, a los despedidos, no les han pagado los 45 soles diarios adicionales que acordaron por el tiempo que laboraron en esa zona de la región Amazonas.

Según el medio, en el campamento tendrían retenidos al ingeniero Víctor Huarcaya y a otros empleados de Petroperú que supervisaban los trabajos de limpieza.

[Actualización 19 de abril 06:40 a.m.]

A través de un escueto comunicado, Petroperú informó la noche del lunes que la tarde del mismo día "luego de dialogar con los dirigentes y representantes de comunidades nativas de la cuenca del río Morona, estos suspendieron la medida de protesta, retirándose voluntariamente del campamento logístico de Cashacaño."

La empresa también señaló que "ha convocado a los dirigentes y representantes de las comunidades nativas de la cuenca del río Morona a una reunión para el próximo 27 de abril, la cual se realizará en la localidad de Puerto Alegría, a fin de hacer seguimiento a los compromisos asumidos por las partes."

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario