Servicios en comunicación Intercultural

Discuten tratado para protección de zonas de alta mar

Siete especies de tortugas marinas habitan en todos los océanos y anidan en más de 100 países. Foto: © Ocean Image Bank/Jordan Robin

Conocidas como “aguas de nadie”, estas zonas albergan una inmensa biodiversidad, pero se enfrentan a una explotación indiscriminada por la ausencia de regulación. Tratado priorizaría urgencias.

Servindi, 17 de agosto, 2022.- Países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se encuentran discutiendo en Nueva York, Estados Unidos, un tratado global para la protección de áreas de alta mar.

El documento que se obtenga tras las reuniones establecerá los parámetros para la conservación y aprovechamiento de recursos de alta mar, que en la actualidad son explotados indiscriminadamente por la ausencia de regulación.

Estas coordinaciones se realizan como parte de la quinta sesión de la Conferencia Intergubernamental para la negociación del Tratado sobre Biodiversidad Marina en Áreas Más Allá de la Jurisdicción Nacional.

El océano es el mayor ecosistema del planeta, proporciona medios de vida para millones de personas y cumple un rol indispensable en la mitigación del cambio climático por su función de sumideros de carbono.
 

Encuentros intergubernamentales

Esta sesión, que inició el 15 de agosto y se extenderá hasta el 26 de este mismo mes, podría terminar con el primer tratado sobre diversidad biológica de los océanos, indica la ONU.

Este tratado contemplaría la conservación y uso sostenible de la biodiversidad marina en zonas de alta mar, documento que sería de cumplimiento obligatorio para los estados miembros de la ONU.

Tras cuatro sesiones, el encuentro de estos días tiene el objetivo de abordar aspectos como evaluaciones de impacto ambiental, recursos genéticos marinos, creación de conocimiento y transferencia de tecnología marina, así como definir herramientas de gestión.

Entre los documentos oficiosos que se entregaron a las delegaciones se encuentran solicitudes para el financiamiento mundial sobre cuestiones vinculadas a la biodiversidad de los océanos y la para la designación de una división de asuntos oceánicos de la ONU.

"Tengo la esperanza de que con el objetivo de finalizar el acuerdo lo antes posible trabajemos durante estas dos semanas en hacer verdaderos progresos ", indicó Rena Lee, presidenta de esta Conferencia Intergubernamental.

“Esforcémonos por cumplir con un acuerdo que sea justo, equilibrado, implementable y que atraiga la participación universal […] No permitamos que lo perfecto sea enemigo de lo bueno”, complementó.

Priorizar urgencias

A su vez, Miguel de Serpa Soares, consejero Jurídico de la ONU y Secretario General de esta conferencia, resaltó la necesidad de concluir en lo más pronto posible las coordinaciones para redactar el documento final.

Apelando a una mayor flexibilidad, el funcionario de la ONU instó a que se demuestre un verdadero espíritu de cooperación para que el océano “obtenga lo que necesita con urgencia”.

Para el funcionario de la ONU, así se lograría un “acuerdo sólido que asegure la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina en los espacios más grandes del océano”.

Con el objetivo de establecer un tratado vinculante, la adopción de medidas en estos encuentros busca enfrentar la acidificación de los océanos, la contaminación y la pesca ilegal, así como la pérdida de hábitats y de biodiversidad.

Aguas de nadie

Fuera de la jurisdicción de los Estados, las zonas de alta mar son conocidas como aguas de nadie y no cuentan con regulación para el aprovechamiento de sus recursos.

Actualmente, los intereses para extraer los recursos de estas zonas (pesquería a gran escala o minería submarina) serían un obstáculo para conseguir un acuerdo que genere consenso entre los estados miembros.

No obstante, al momento hay 50 naciones que se han sumado al compromiso de preservar al menos el 30% de los mares. Las negociaciones tendrían que finalizar en estos días para establecer el acuerdo el 26 de agosto.
 

Indispensable rol

Cabe destacar que los océanos acumulan el dióxido de carbono (CO2), con lo que tienen un papel clave en la regulación de clima y la mitigación del cambio climático.

Sin embargo, el incremento de estos niveles de acumulación termina por alterar la química del agua de mar, en un fenómeno conocido como acidificación de los océanos.

En este contexto, la alteración del ecosistema marino afectaría al indispensable papel de los océanos y podría invertir su función.

Teniendo en cuenta que las aguas de altamar cubren el 64% del planeta y albergan una inmensa biodiversidad, las acciones para establecer su protección representan una urgencia a tratar por la comunidad internacional.

Acciones por el mar

Esta última sesión conferencia intergubernamental para negociar el tratado sobre zonas de alta mar se realiza tras el encuentro realizado en marzo de este mismo año, en Nueva York, donde no se llegó a acuerdos.

El tratado que se elabore tras estas sesiones deberá establecer Áreas Marinas Protegidas en zona de alta mar, complementando a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar).

Cabe señalar que la Convemar es un tratado establecido en 1982, donde se dispone una normativa en relación a los usos de los océanos y sus recursos.

 

Te puede interesar:

Llaman a proteger los océanos e impedir la minería submarina

Fuente de foto: Ecologistas en acción

Servindi, 10 de junio, 2022.- Líderes mundiales, organizaciones ecologistas, la comunidad científica y el sector pesquero resaltaron la urgencia de proteger los fondos de los océanos ante la amenaza de la minería submarina. Seguir leyendo…

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario