Servicios en comunicación Intercultural

Viceministro asume compromiso por la seguridad de líderes indígenas

Gabriel Quijandría, viceministro del Minam. Foto: Gobierno del Perú

Gabriel Quijandría aseguró que entablara comunicación con representantes del Ministerio del Interior, Fiscalía y Poder Judicial, para otorgar una mejor seguridad a líderes indígenas.

Servindi, 16 de octubre, 2020.- La reciente amenaza de muerte que recibió el apu Berlin Diques, presidente de ORAU, parece que no pasará por alto entre los funcionarios del Estado peruano.

Durante un encuentro virtual, el viceministro del Ministerio del Ambiente (Minam), Gabriel Quijandría, se comprometió a comunicarse personalmente con el viceministro del Ministerio del Interior, para garantizar la seguridad del apu.

El compromiso de Quijandría se da en medio de una nueva ola de amenazas que han empezado a recibir líderes indígenas de Perú, tras denunciar recientemente ante la CIDH, la presencia de invasores y narcotraficantes en sus territorios.

Compromiso gubernamental

Gabriel Quijandría, es viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente.

En representación de esta entidad, el pasado 9 de octubre participó del diálogo virtual “Derechos indígenas y Reducción de Emisiones Forestales”.

Al encuentro también asistieron representantes del Fondo Cooperativo para el Carbono Forestal (FCPF) y líderes indígenas.

Uno de ellos fue Berlin Diques, presidente de la Organización Regional Aidesep de Ucayali, que recientemente fue amenazado de muerte por denunciar con firmeza la presencia de invasores y narcotraficantes en territorios indígenas.

Gabriel Quijandría, viceministro del Minam, se comprometió a hablar personalmente con el viceministro del Interior para garantizar seguridad a líderes indígenas. 

Tras escuchar la situación de Diques, que es similar a la de otros líderes indígenas, el viceministro Quijandría asumió un compromiso que, de cumplirse, ayudará a evitar más crímenes en la Amazonía.

“Voy a hablar directamente con el viceministro del Interior para ver cómo otorgar una seguridad mayor [a los líderes indígenas] y cómo hacer acciones concretas para reducir este riesgo en el que están”, aseguró el viceministro del Minam.

Asimismo, Quijandría añadió que, desde el Minam, se comunicarán con la Fiscalía para que “activen este tema” y, eventualmente, con el Poder Judicial.

Lo cierto es que, mientras estas acciones se producen, las amenazas de muerte contra los líderes indígenas van en aumento.

Nuevas amenazas

El 13 de octubre, el líder de la comunidad Unipacuyacu, Jesús Cahuasa, denunció haber sido amenazado por teléfono tras denunciar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la invasión de su territorio por narcotraficantes.

Cahuasa también había alertado sobre el retraso en la investigación del asesinato de Arbildo Meléndez, registrado en abril pasado, en medio de la pandemia.

Un día después de esta amenaza, el 14 de octubre, el presidente de la presidente de la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali (Feconau), Miguel Guimaraes, recibió una amenaza similar.

“Procederemos a las buenas o malas cabron”, le escribieron a través de un mensaje de WhatsApp a Guimaraes, quien también participó de la audiencia ante la CIDH, desarrollada el 6 de octubre.

Miguel Guimaraes, presidente de Feconau, ha sido recientemente amenazado. Foto: Aidesep

Esta serie de amenaza no parecen ser hechos aislados, sobre todo tratándose de líderes indígenas que han dado la cara para denunciar la vulneración de sus derechos.

En los últimos siete años, solo en la Amazonía 12 líderes ambientales fueron asesinados. Cuatro de estas muertes, se registraron durante la pandemia, siendo el asesinato de Roberto Pacheco, en setiembre, el más reciente.

De los funcionarios del Estado depende que estos crímenes no se vuelvan a repetir.

___

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario