Servicios en comunicación Intercultural

Conoce los 4 tipos de gobernanza para áreas protegidas y conservadas

Fotografía: © Cristina Mittermeier. Fuente de la imagen: Consorcio TICCA

Sabías que los pueblos indígenas ocupan alrededor del 22% de las tierras del mundo, donde se encuentra el 80% de la biodiversidad del planeta pero solo reciben el 2 por ciento del financiamiento para la conservación.

Servindi, 15 de octubre, 2019.- Existen cuatro grandes tipos de gobernanza para las áreas protegidas y conservadas, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Estas cuatro modalidades son:

  1. Gobernanza por parte del gobierno.
  2. Gobernanza compartida.
  3. Gobernanza privada.
  4. Gobernanza por pueblos indígenas y comunidades locales.

A fin de conocer de forma didáctica esos tipos de gobernanza la Red TICCA Latinoamericana y del Caribe, miembro del Consorcio TICCA Internacional, comparte una lámina sumamente didáctica e ilustrativa sobre el tema:

La cuarta modalidad corresponde a los denominados TICCA, o territorios de vida, que es la gobernanza ejercida por los pueblos indígenas y comunidades locales en sus territorios y áreas conservados declarados y administrados por ellos mismos.

La efectividad y eficacia de los TICCA como Territorios de Vida

Los pueblos indígenas y comunidades locales acuden al III Congreso de Áreas Protegidas de América Latina y el Caribe con la demanda de que su reconocimiento como actores claves en la conservación biológica se manifieste en acuerdos y políticas concretas.

La demanda se sustenta en los logros de los pueblos indígenas y comunidades locales respecto a la conservación de los territorios, cuyas evidencias están recogidas en diversos documentos.

Tal es el caso del Informe Especial sobre Cambio Climático y Tierras elaborado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

De igual modo, el Informe de Evaluación de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).

A dichos documentos se suman crecientes estudios académicos que constatan los aportes que los pueblos indígenas y las comunidades locales hacen a la conservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático.

Entre los más importantes hallazgos se revela que los pueblos indígenas ocupan alrededor del 22% de las tierras del mundo, donde se encuentra el 80% de la biodiversidad del planeta.

Sin embargo, el financiamiento para la conservación no está priorizados en este sector, encontrándose que solo reciben el 2% de financiamiento, mientras los Estados, son receptores de los mayores flujos de apoyo, pero con resultados menos efectivos. Es decir, reciben más, pero conservan menos.

Esta efectividad de los pueblos indígenas y comunidades locales en la conservación es debido a que los pueblos indígenas, gracias a sus prácticas ancestrales, disponen de un gran bagaje de conocimiento, resultado de siglos de coexistencia armoniosa con la naturaleza.

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario