Servicios en comunicación Intercultural

La Minga y la crispación social en Colombia

Indígenas, campesinos y colectivos afrocolombianos vienen protestando desde hace varios meses contra las medidas que busca imponer el presidente Iván Duque. La ejecución de un Plan Nacional de Desarrollo que no involucra a las poblaciones vulnerables colombianas es la principal razón para la crisis social que vive Colombia.

Por José Díaz

Servindi, 15 de Abril, 2019.- Desde hace unos meses Colombia vive uno de los periodos de violencia institucional más caóticos en los que va del siglo XXI. La Minga, término utilizado para definir a la serie de movilizaciones indígenas y campesinas en contra de las políticas del gobierno nacional colombiano se ha radicalizado. Como respuesta, la represión de grupos militares y otras mafias ha cobrado ya la vida de varios dirigentes indígenas.

La principal agenda de reclamos indígenas y campesinos desde que Iván Duque asumió la presidencia de Colombia, ha sido el mentado Plan Nacional de Desarrollo (PND) promovido por el actual mandatario. Esta norma no solo implica el desconocimiento de los Acuerdos de Paz firmados con las FARC, sino también la exoneración tributaria de los grandes grupos de poder.

Como respuesta a estas medidas, desde hace varios meses se vienen realizando una serie de manifestaciones –la Minga– promovida por la población indígena, campesina y afrocolombiana. El último capítulo de esta serie de eventos ocurrió la semana pasada cuando el líder indígena Darío Mejía fue atacado en pleno centro de Bogotá.

Según la denuncia interpuesta por la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Darío Mejía fue apuñalado en pleno centro de la capital colombiana y se le robaron documentos de coordinación de la minga social. Pese a que Mejía a se encuentra estable, aunque hospitalizado, los colectivos que pertenecen a la miga exigen medidas de protección al gobierno central de dicho país.

Paro nacional

La semana pasada Colombia se mantenía expectante de una posible reunión entre Iván Duque y los representantes de la Minga Social. Sin embargo, este diálogo se vio frustrado con lo que la semana acabó sin acuerdos. Como consecuencia, las protestas se han reanudado en el departamento del Cauca y ya se anuncia un paro nacional multisectorial para el 25 de abril.

En el Cauca la principal demanda de la población local es el otorgamiento de los derechos de uso y posesión de la tierra para las comunidades indígenas. Sin embargo, el componente violento no se ha extirpado del todo con el Acuerdo de Paz. Y es que exigen seguridad debido a que, tras el retiro de las FARC, diversos grupos armados ilegalmente buscan apropiarse del terreno dejado por la guerrilla con el fin de convertirlo en campos de cultivo de hoja de coca.

Por su parte, el sector de campesinos exige que se les dedique un capítulo entero dentro del PND promovido por Iván Duque. Al no hallar respuestas desde el Gobierno de Colombia, diversos sectores estudiantiles, campesinos, indígenas, afrodescendientes y de trabajadores, han convocado a un paro nacional que tendrá lugar a fines de este mes. ¿Tendrá fin la crispación social que vive Colombia en lo que va del 2019?

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario