Servicios en comunicación Intercultural

Oxfam en Perú condena abusos cometidos en Haití y Chad

Servindi, 15 de febrero, 2018.- La organización de cooperación solidaria internacional Oxfam en Perú condenó el abuso cometido por algunos integrantes de Oxfam en Haití y Chad en 2011 y 2006.

Admite que si bien es cierto que Oxfam "investigó y aplicó sanciones contra los perpetradores, estas fueron, en retrospectiva, clamorosamente insuficientes".

Como parte de la Confederación Oxfam Internacional, reconocen los errores y las críticas contra su organización y ratifican su compromiso de "erradicar cualquier abuso dentro de Oxfam, más aún si este afecta a las mujeres".

Recalca que todos los hombres y mujeres que trabajan en Oxfam en Perú, como en los 90 países en los que estamos presentes, "estamos comprometidos en que esos hechos no se repitan y en que, si llegara el caso, se proporcione una respuesta inmediata y legal si procede".

Como se ha revelado en los medios y redes sociales, un pequeño grupo de varones de Oxfam en Haití y Chad contrató menores de edad para servicios sexuales con fondos de la organización, lo cual ha provocado un escándalo internacional.

Frank Boeren, director de Oxfam en Perú, expresó su malestar e indignación por la situación y manifestó que su institución "no se cansará de luchar para que hechos como estos no vuelvan a repetirse y además fortaleceremos nuestro trabajo a favor de los derechos humanos". 

 

Pronunciamiento de Oxfam en Perú

Estamos consternados e indignados por las noticias aparecidas durante el fin de semana sobre los abusos sexuales cometidos por algunos integrantes de Oxfam en Haití y Chad en los años 2011 y 2006 respectivamente. Este pequeño grupo de hombres, escudándose en el poder que tenían como gerentes de respuesta humanitaria post-terremoto en Haití, abusó de la confianza y vulneró derechos de quienes según su mandato debían proteger. Han traicionado también los valores fundamentales de nuestra organización. Esos hechos son totalmente repudiables e inadmisibles. Si bien es cierto que Oxfam investigó y aplicó sanciones contra los perpetradores, estas fueron, en retrospectiva, clamorosamente insuficientes.

Como parte de la Confederación Oxfam Internacional, reconocemos los errores y asimilamos las críticas contra el actuar de nuestra organización y ratificamos nuestro compromiso de erradicar cualquier abuso dentro de Oxfam, más aún si este afecta a las mujeres.

Estamos mejorando nuestros mecanismos de prevención y detección de abusos, protección de personas afectadas y sanciones efectivas y justas. Prueba de ello fue la creación desde el 2011 del mecanismo de reporte de abuso, que cuenta con garantías absolutas para quien o quienes realicen la denuncia, procedimientos más robustos de protección individual, y un mejor sistema de requerimiento de antecedentes personales durante los procesos de selección. Algunas de estas mejoras no dependen exclusivamente de Oxfam y requieren del trabajo conjunto con otras organizaciones y autoridades.

Todos los hombres y mujeres que trabajamos en Oxfam en Perú, como en los 90 países en los que estamos presentes, estamos comprometidos en que esos hechos no se repitan y en que, si llegara el caso, se proporcione una respuesta inmediata y legal si procede.

Nos corresponde reconstruir la confianza en Oxfam de parte de comunidades, aliados y la opinión pública. Con humildad, asumimos esa tarea.

 

Información relacionada publicada por Oxfam Internacional:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario