Servicios en comunicación Intercultural

El drama de las familias de los 11 comuneros asesinados en Puebla

Foto: Municipios Puebla

Servindi, 14 de junio, 2016.- El drama de los familiares de las 11 personas asesinadas el pasado viernes en el estado mexicano de Puebla no termina. Y es que hasta hace poco un grupo de ellos vino exigiendo a las autoridades se agilice la entrega de los cuerpos. Según medios locales, ya se habría cumplido con esta parte, lo que falta ahora es que se investiguen los hechos y castigue a los responsables. 

La última llamada de atención fue lanzada por las organizaciones de la Red de Alerta Temprana tras la masacre que enlutó a los habitantes de la comunidad El Mirador, ubicada en el municipio de Coxcatlán al sureste de Puebla en la Sierra Negra, centro oriente del país. 

Según una nota de la Red, con información del Frente Mexicano Pro Derechos Humanos, "el personal del Ejército y de la Policía no apoyó en las tareas de traslado de los cuerpos y fueron los pobladores y los familiares directos quienes lo hicieron sin los instrumentos y el equipo necesario."

La Fiscalía General del estado confirmó que murieron cinco mujeres, cuatro hombres y dos menores de edad, al parecer todos formaban parte de una misma familia. 

Tras el ataque, los cuerpos fueron llevados al Ministerio Público en Tehuacán, Puebla. De acuerdo a la Red de Alerta Temprana, allí los familiares "hasta el sábado 11 de junio 2016, sin ningún tipo de asistencia legal, sin hospedaje, ni alimento aún esperaban que los cuerpos de sus muertos sean entregados para darles sepultura."

En un primer momento, se entregaron cuatro cuerpos. Según el sitio web Municipios Puebla, para el domingo en la noche ya se contaba con 10 cuerpos, los cuales fueron velados en una sala adaptada en la parte trasera del Palacio Municipal, lugar en el que se creó una improvisada capilla.

Las víctimas fueron indentificadas como Alejandra, Ángel, Jonhy, Isabel y Belén (embarazada), todos de apellido Hernández, y Plácida, Baltazar y Silvia, de apellido Sánchez, además de las niñas Montserrat y Carolina. 

El mismo medio informó que solamente uno de los cuerpos iba ser trasladado a otra población para su inhumación. 

La Fiscalía General informó también que existen dos testigos de la matanza, entre ellos dos niñas y una mujer embarazada. Sobre el origen del cruel ataque se especuló en un inicio que la causa sería reliogiosa por ser la comunidad evangélica y tener, supuestamente, diferencias con una comunidad vecina de mayoría católica.

No obstate, esta hipótesis perdió fuerza, por lo que no se descarta que se trate de un problema entre familias o un crimen de la delincuencia organizada.

En ese sentido, la Red pidió "se realice una investigación pronta, imparcial y exhaustiva para dar con los responsables intelectuales y materiales". Asimismo, solicitaron "se tomen de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de los habitantes de la comunidad". 

Finalmente, instaron a los organismos nacionales e internacionales de protección de los derechos humanos, con base en el marco de sus atribuciones, "expresen su preocupación ante la gravedad de los hechos y demanden de las autoridades mexicanas el cumplimiento de estas peticiones."

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

...como siempre...en México, en Colombia, en Perú...LA IMPUINIDAD CAMPEA...aquí en el NORORIENTE DEL PERÚ...no olvidamos el sangriento 5 DE JUNIO DEL 2009 en que, los peruanos de los pueblos amazónicos fueron masacrados por llevar adelante su lucha en DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE Y DE LOS RECURSOS NATURALES DE LA PATRIA...luego de 7 años de un manoseado proceso fiscal-judicial solamente están acusados -hasta con pedido de cadena perpetua- los HIJOS DEL PUEBLO, mientras que los autores intelectuales y materiales del alevoso crimen no están comprendidos en el proceso...¡Un abrazo hermanos mexicanos...desde el VALLE DEL UTCUBAMBA, muy cerca de LA CURVA DEL DIABLO!!!,...

Añadir nuevo comentario