Servicios en comunicación Intercultural

Una adolescente incómoda para los políticos neoliberales

Greta Thunberg fue atacada en los últimos días por líderes políticos como Jair Bolsonaro y Donald Trump. Sus reclamos de medidas de acción climática contra la clase política internacional parecen haber incomodado a los presidentes de los países más industrializados.

Por José Díaz

Servindi, 14 de diciembre, 2019.- Desde hace unos meses la joven activista ambiental Greta Thunberg se ha convertido en una figura incómoda para la clase política internacional, opositora a la lucha contra el cambio climático. En los últimos días, en el contexto de la Conferencia de las Partes (COP25) celebrada en Madrid, dos líderes políticos neoliberales atacaron a la ecologista de 16 años.

Se trata del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y de su homólogo brasileño Jair Bolsonaro. Luego de que Greta Thunberg fuera elegida como la personaje del año por la revista Time, ambos mandatarios salieron a cuestionar su figura y sus recientes declaraciones. El primero en expresarse fue el norteamericano que lo hizo a través de su Twitter.

Qué ridículo. ¡Greta debe trabajar en su problema de manejo de ira y luego ir a ver una buena película vieja con un amigo! ¡Relájate, Greta, relájate!, escribió Donald Trump.

En la misma línea, Jair Bolsonaro, a través de un contacto con los periodistas desde Brasilia, respondió a las declaraciones hechas en los últimos meses por Greta Thunberg sobre la situación de la Amazonía y los pueblos indígenas. “Greta ha dicho que los indios murieron porque estaban defendiendo el Amazonas. Es sorprendente que la prensa dé espacio a este tipo de pirralha (mocosa)”, dijo Bolsonaro.

Una líder respondona

Como era de esperar, pese a sus 16 años, Greta Thunberg no se amilanó ante los ataques de líderes políticos tan poderosos y respondió apelando a la ironía. Sobre los dichos de Donald Trump, la joven sueca se mofó al modificar el perfil de su Twitter con la siguiente frase: “Una adolescente trabajando en su problema de manejo de ira. Actualmente relajándose y mirando una buena vieja película con un amigo”.

De la misma manera, Greta Thunberg se burló de Jair Bolsonaro al cambiar una vez más el contenido de su perfil en Twitter, para resumir todo con la frase: “pirralha” (mocosa). Cabe recordar que hace unos meses el mandatario ruso Vladimir Putin también cuestionó a la activista con una frase pasivo-agresiva al decir que se trata de “una adolescente amable, pero mal informada”.

Greta Thunberg ha modificado en gran medida los términos del debate sobre la crisis climática a nivel internacional. Hace poco más de un mes se presente en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas en Nueva York, donde retó a la clase política a tomar medidas, algo que replicó en los últimos días en el contexto de la COP25. Sin dudas, una adolescente incómoda para la clase política internacional.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Como lo he comentado
Anteriormente, el c
Ambio climático no tiene nadaque ver con la irracional actividad humana. Es un fenómeno cósmico cíclico que cada cierto tiempo, expone al sistema planetario y los demás de este lado de la galaxia a la emanación de rayos gamma y está vez a otros elementos adicionales que vienen afectado no sólo la parte física de los planetas sino también a alteraciones de las formas de vida. Extinción y /o mutaciones que vamos observando. Son resultados de informes científicos, no inventos para extraer dinero a las naciones empobrecidas del planeta por ongs cuyos fundadores son los mismos contaminadores y exterminadores seriales de los ecosistemas del planeta. Greta Thumberg, es un títere de esas organizaciones genocidas y ecocidias, que la manipulan perversamente a través de los convenidos de sus padres a quienes algún juzgado debería llevar a prisión. Ya que Greta es una persona enferma, todos conocemos su condición y utilizarla para lucrar es un crimen. Los humanos somos responsables de la contaminación y de la extinción de ecosistemas y especies. Esto es lo que debemos controlar, pero se vuelve difícil cuando los "demandantes" de bienes suntuarios (pieles, trofeos, especímenes para zoológicos, experimentos medicos, medicinas tradicionales, etc) son los DUEÑOs de las ongs ambientalistas. BASTA DE HIPOCRESIA

Excelente iniciativa, siempre y cuando no estén detrás los interés depredadores de las poderosas ongs cuyos fundadores son los consabidos ecocidas de siempre.

Añadir nuevo comentario