Servicios en comunicación Intercultural

Adiós al diálogo. Bienvenida la negociación

Foto: Caretas

Servindi, 14 de diciembre 2018.- El miércoles 12 de diciembre, el gobierno de Martín Vizcarra decidió eliminar las Mesas de Diálogo generadas entre el Estado y las comunidades para atender diversos conflictos sociales.

La medida se adoptó mediante el DS 120-2018-PCM en el marco del proceso de modernización del Poder Ejecutivo con el objetivo de extinguir las Comisiones, Comités, Grupos y Equipos de Trabajo, Consejos y Mesas de Diálogo de diversos sectores.

El Ejecutivo indica que en los casos en que se hayan creado Comités de Seguimiento para garantizar el cumplimiento de los compromisos asumidos, estos continuarán, como en el caso de la provincia de Cotabambas, Apurímac.

El decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros argumenta la necesidad de lograr mayor “eficiencia” en el uso de los recursos del Estado, eliminando la duplicidad o superposición de las competencias y funciones.

En el sector vinculado a la minería, las mesas que el Ejecutivo elimina son las referidas a las “Mesas de Diálogo para el Desarrollo”, muchas de las cuales se han prolongado por no cumplir con implementar acuerdos.

Cuestionan decisión

La Red Muqui cuestionó la lógica implícita en la decisión por ser contraria a la defensa de los derechos humanos, "donde los procesos de diálogo son parte del derecho a la participación ciudadana en la toma de decisiones públicas, a la consulta previa y a la autonomía de las comunidades campesinas e indígenas".

Reiteró que el Estado Peruano no concibe el diálogo como política preventiva y reduce los procesos a una negociación y muchas veces imposición de las condiciones de desarrollo de los proyectos mineros.

También recordó que en la reciente Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE), los grandes empresarios aludieron a la “negociación como método para la resolución de conflictos con las comunidades y el Estado".

Según opina la Red Muqui el decreto busca que los procesos de diálogo se concentren en la fase de negociación.en la que –como afirman los empresarios– todos tienen que renunciar a “algo” para lograr acuerdos.

Serían un total de 55 espacios de diálogo generados como las mesas de diálogo de Casma, Cotabambas así como los espacios generados con las comunidades amazónicas, víctimas de la contaminación petrolera.

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario