Servicios en comunicación Intercultural

Indígenas exigen acciones contra malas prácticas del Grupo Ocho Sur

Afirman que, desde hace 10 años, Ocho Sur protagoniza una “historia de acaparamiento de tierras indígenas, deforestación masiva y violencia" en comunidades indígenas de Ucayali.

Servindi, 13 de junio, 2022.- Indígenas de la Amazonía peruana, representados por la Aidesep, exigen acciones urgentes frente a las prácticas depredadoras y divisorias del grupo empresarial de palma aceitera Ocho Sur.

La exigencia de acciones contra el grupo que vulnera a indígenas de Ucayali va dirigida al Estado peruano, los compradores internacionales del aceite de palma, la RSPO y la sociedad civil internacional.

Esto, ante una reciente campaña iniciada por la compañía con el fin de limpiar su imagen a nivel nacional e internacional, alertan desde la Aidesep que rechaza de por sí dicha iniciativa.

Prácticas nocivas

Según la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), desde hace 10 años Ocho Sur protagoniza una “historia de acaparamiento de tierras indígenas, deforestación masiva y violencia”, en Ucayali.

El grupo “viene socavando la autodeterminación y autogobierno de los pueblos indígenas amazónicos de Ucayali y nuestras posibilidades de construir la Vida Plena en nuestros territorios”, indican.

La organización afirma que son más de 17 hectáreas de bosques las que han sido deforestadas para dar pie a las plantaciones de Ocho Sur y sus alrededores, en la provincia de Coronel Portillo.

El reciente pronunciamiento de la organización indígena con presencia en nueve regiones del Perú se da por la campaña “divide y vencerás”, impulsada por el cuestionado grupo, la cual rechazan enérgicamente.
 

Pueblo Shipibo de Santa Clara de Uchunya, en Ucayali, es uno de los más afectados por las operaciones de Ocho Sur. Foto: Forest Peoples Programme

Exigencias

En esa línea, exigieron al Estado peruano cumplir con su obligación de reconocer y proteger los territorios indígenas, acechados por traficantes de tierras y empresas de palma aceitera.

A los compradores internacionales del aceite de palma del Grupo Ocho Sur les pidieron reflexionar sobre sus compras, con las que apoyan los esfuerzos del grupo por “fracturar” a las comunidades.

“¿Cómo van a asegurar que el aceite de palma que compran de Ocho Sur no viene de estas tierras acaparas y recién deforestadas?”, increpa la organización a los compradores.

Asimismo, a la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO) le piden emitir una prohibición clara contra la adquisición de palma de plantaciones que han encontrado operando en violación de sus estándares.

Así como establecer y mantener una lista de exclusión de esas plantaciones que han encontrado en violación de sus estándares, como Ocho Sur, que buscaría integrar la RSPO.

Finalmente, piden a las organizaciones de la sociedad civil a nivel internacional estar alertas ante la fuerte campaña publicitaria que está dirigiendo Ocho Sur para recuperar su imagen.

“Afirmamos nuestro derecho colectivo a la autodeterminación: nosotras y nosotros decidiremos – y no los patrones de los agronegocios - si los monocultivos de palma aceitera constituyen una alternativa deseable para nuestros pueblos y territorios ancestrales”, expresan desde Aidesep.

 

 

 

Te puede interesar:

Crece deforestación en territorio indígena colindante a Ocho Sur P

 

Servindi, 1 de octubre, 2020.- Los niveles de deforestación en el territorio ancestral de la comunidad nativa Santa Clara de Uchunya, ubicada a orillas del río Aguaytía, en la región Ucayali, han aumentado desde los últimos cuatro años y, este 2020, podría presentarse uno de los peores registros. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario