Servicios en comunicación Intercultural

Protesta por Justicia Climática alcanza sala principal de la COP25

La seguridad de la ONU lucha por controlar una protesta sin precedentes dentro de las negociaciones sobre el clima. 11 de dices de 2019. Foto Observador Nacional

Servindi, 12 de diciembre, 2019.- Cientos de delegados indígenas y activistas climáticos protestaron a viva voz exigiendo Justicia Climática, en la sala principal de la Cumbre Climática COP25 que se realiza en Madrid, España, y concluye este viernes.

La acción se realizó la tarde del miércoles 11 y sorprendió a los miembros de seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quienes se esforzaron en tratar de contener la manifestación mientras acudía personal de apoyo para apaciguar la protesta. 

Foto: Amazon Watch e Iniciativa Cuencas Sagradas.

Foto: Amazon Watch e Iniciativa Cuencas Sagradas.

Un reporte de Chris Hatch para el National Observer indica que es la primera vez que las negociaciones sobre el clima de la ONU se han visto sacudidas por grandes protestas dentro de las zonas de negociación.

Las protestas fueron encabezadas por líderes indígenas quienes durante varios minutos gritaron "climate justice now!" (justicia climática ya) y "Shame! Shame! Shame!" (vergüenza, vergüenza, vergüenza).

De esta manera se evidenció la falta de coherencia de los gobiernos reunidos bajo el lema: "Tiempo de actuar", pero que no adoptan decisiones drástricas para frenar el caltentamiento global y hacer frente a la emergencia climática.

El personal de seguridad de las Naciones Unidas se apresuró a contener a la multitud hasta que los refuerzos finalmente pudieron desalojar a los manifestantes y forzarlos a salir a través de una gran puerta rodante en el pasillo. En el incidente hubo forcejeos entre los jóvenes y los guardias de seguridad

Los guardias de seguridad privada (en primer plano) y la seguridad de la ONU (en azul) finalmente contenían las protestas en un muelle de carga fuera de las negociaciones. 11 de dices de 2019. Foto Observador Nacional

El personal de seguridad de las Naciones Unidas se apresuró a contener a la multitud hasta que los refuerzos privados finalmente pudieron desalojar a los manifestantes y forzarlos a salir a través de una gran puerta rodante en el pasillo.

No estaba claro de inmediato qué consecuencias impondría la Secretaría de las Naciones Unidas, ya que todos los manifestantes poseían acreditación de las Naciones Unidas para acceder a la zona.

Según algunas fuentes se les habría retirado los permisos de acceso a unos 200 manifestantes.

Absurdo kafkiano

Catherine Abreu, de Climate Action Network Canada, calificó la situación digna de un absurdo kafkiano, en alusión al escritor Franz Kafka, debido a que los negociadores pierden mucho tiempo en diálogos retóricos y absurdos.

Refirió una reunión de negociadores efectuada el martes 10 en que se pasaron 20 minutos discutiendo sobre si "aplazar" o "cerrar" la reunió. Una cantidad similar de tiempo emplearon en debatir si mostraban ciertos elementos en una pantalla de proyección.

National Observer recoge las declaraciones de Daira Tukano, de la nación Tukano en el noreste de Brasil, quién dijo que los líderes indígenas no tuvieron más remedio que romper las normas de la diplomacia internacional y alterar las negociaciones.

Daira Tukano fue de alguna manera pasada por alto por el personal de seguridad de la ONU que despeja la sala principal de los negociadores de alto nivel en la COP25. 11 de dices de 2019. Foto Observador Nacional

"El Amazonas está siendo destruido por incendios criminales, nuestros líderes están siendo encarcelados y 'desaparecidos'. Se supone que este es el lugar donde los gobiernos protegen la tierra y los derechos de las personas, pero no estamos siendo escuchados", dijo Tukano.

 

Foto: Amazon Watch e Iniciativa Cuencas Sagradas.

Manifestación no autorizada

Tras el incidente, la secretaría de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) se reunió con algunas organizaciones observadoras “para discutir las formas de avanzar”.

Luego emitieron un comunicado en el que se reconoce la participación de los observadores en las conferencias sobre cambio climático. Al mismo tiempo, recordaron que los participantes leen y aceptan el Código de Conducta.

Entre las disposiciones que se establecen en él está que “los observadores no gubernamentales se abstendrán de utilizar los locales de la CMNUCC para manifestaciones no autorizadas”.

En este sentido, los representantes de las organizaciones no gubernamentales se comprometieron a respetar las disposiciones y “solicitar autorización previa para cualquier acción futura en la COP de conformidad con el procedimiento establecido”.

“A la luz de este compromiso renovado, a los que tomaron la medida el miércoles 11 de diciembre, se les permitirá el reingreso por la duración de la COP25”, finaliza el comunicado.

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario