Servicios en comunicación Intercultural

DiCaprio intenta convencer a Trump para uso de energía renovable

Leonardo DiCaprio se reunió con el electo presidente de EE.UU., Donald Trump, en un intento por convencerlo de apoyar el uso de energías renovables. Esto mientras el republicano nombró como director de la Agencia de Protección Ambiental a un fiscal promotor de las energías fósiles y negacionista del cambio climático.

Por José Carlos Díaz Zanelli

Servindi, 12 de diciembre, 2016.- A pocas semanas de asumir la presidencia de los Estados Unidos, la postura de Donald Trump frente al cambio climático y el medio ambiente sigue siendo una de las principales preocupaciones de la sociedad civil. En razón de ello es que hace unos días el electo mandatario norteamericano y el reconocido actor y activista, Leonardo DiCaprio sostuvieron una reunión.

Aunque se trató de una reunión privada, en los medios de Norteamérica trascendió que el actor realizó una presentación frente a Donald Trump y su hija, Ivanka, junto a miembros de su organización Leonardo DiCaprio Foundation. Los principales ejes temáticos habrían sido la creación de empleo en los EE.UU. a partir del uso de energías renovables.

“Hemos presentado al presidente electo (Donald Trump) y a sus asesores un proyecto -que la Leonardo DiCaprio Foundation desarrolló con destacados economistas y ambientalistas- que detalla cómo potenciar la economía de Estados Unidos centrándose en inversiones e infraestructuras sostenibles”, declaró el CEO de la organización liderada por el actor, Terry Tamminen. 

Un negacionista en Casa Blanca

Lo cierto es que pese a la serie de reuniones que Donald Trump ha sostenido en los últimos días con activistas y ecologistas, entre ellos el premio nobel Al Gore, su posición frente al cambio climático parece no cambiar. Esto tras el nombramiento de quien será el próximo director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Se trata del hasta ahora fiscal de Oklahoma, Scott Pruitt, conocido por su apoyo al desarrollo de las energías fósiles y su negacionismo frente a la responsabilidad de la humanidad sobre el cambio climático. De hecho, durante su trabajo como fiscalizador el propio Pruitt ha demandado en dos oportunidades a EPA, agencia que pronto dirigirá. 

Así las cosas, el futuro de la política ambiental en EE.UU. se ve poco alentador, sobre todo luego de las últimas declaraciones de Trump: “Durante demasiado tiempo, la Agencia de Protección Ambiental ha gastado los dólares de los contribuyentes en una agenda antienergía y fuera de control que ha destruido millones de puestos de trabajo”. 

Pruitt, siendo fiscal, ha acusado al EPA por establecer regulaciones ambientales que consideraba afectaban a las empresas de hidrocarburos.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Sin duda Trump como buen inversionista analizara las conveniencias económicas de la utilización de las energías limpias y sus beneficios, debe abordarse con una visión holisitica y la pronta extinción del combustible fósil.

Sdos cordiales

Añadir nuevo comentario