Servicios en comunicación Intercultural

Brasil: Ministerio Público investiga masacre de indígenas no contactados

Imagen aérea obtenida en 2010 de indígenas aislados en la Amazonia brasileña.

La masacre de al menos una decena de miembros de una tribu aislada, entre ellos niños y mujeres, que habitan en la región del río Jandiatuba en el estado brasileño de Amazonas, habría sido perpetrada por mineros ilegales.

Por Roger Tunque

Servindi, 12 de setiembre, 2017.- El Ministerio Público Federal (MPF) de la ciudad brasileña de Tabatinga, viene investigando, a petición de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), el supuesto ataque perpetrado contra los pueblos indígenas aislados en el valle del Javari.

La masacre de al menos una decena de miembros de una tribu aislada, entre ellos niños y mujeres, que habitan en la región del río Jandiatuba en el estado brasileño de Amazonas, habría sido cometida por mineros ilegales en agosto último.

De acuerdo al pronunciamiento de la FUNAI, la denuncia surge luego de que algunos mineros ilegales fueron vistos en el municipio de Sao Paulo de Oliveira, en el oeste de Amazonas, mientras hablaban del ataque.

Leila Silvia Buerger Sotto-Maior, coordinadora del FUNAI para las tribus aisladas y recientemente contactadas, en una entrevista que ofreció para el medio estadounidense The New York Times, afirmó que “hay mucha evidencia pero necesita ser probada”.

Entre ellos, los detenidos habrían presumido de haber desmembrado los cuerpos y arrojarlos al río, incluso portaban un remo tallado a mano que aseguraban que era de la tribu.

Cabe señalar que la zona del presunto ataque es conocida como la frontera amazónica de los no contactados, pues es el hogar de más pueblos indígenas que en cualquier parte del mundo.

Política pública

Ante lo sucedido, se pudo conocer que varios equipos gubernamentales que protegían los territorios de los pueblos indígenas aislados sufrieron recortes recientemente por parte del Gobierno brasileño y tuvieron que cerrar.

“El Gobierno del Presidente Temer es marcadamente antindígena, y mantiene estrechos vínculos con la bancada ruralista, un grupo de presión del agronegocio contrario a los indígenas que tiene mucho poder en Brasil”, sostiene la organización Survival.

Cabe señalar que recientemente, el presidente brasileño emitió un decreto que permitía a los mineros trabajar en una gran reserva del Amazonas, comprometiendo un área de alrededor de 47 mil metros cuadrados.

Sin embargo, la Procuraduría presentó un recurso de impugnación contra dicho decreto bajo los argumentos de la falta de consulta previa y su inconstitucionalidad.

“La medida del presidente Michel Temer, además de violar la Constitución, pone en riesgo la preservación del medio ambiente, puede provocar un 'ecocidio' y amenaza derechos fundamentales de los habitantes de la Amazonía, en especial el derecho a ser consultados previamente”, señaló, en su momento, un representante del Ministerio Público brasileño en el estado selvático de Amapá.

Disputa por tierras

El último reporte de la Comisión Pastoral de la Tierra, determinó que la violencia en el campo brasileño alcanzó su peor nivel en el 2016 en comparación de los últimos 13 años, ya que se registraron 61 muertes en mil 536 conflictos por la tierra.

Entre las 61 víctimas se encuentran 13 indígenas, cuatro descendientes de esclavos prófugos, seis mujeres y 16 jóvenes menores de 29 años.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario