Servicios en comunicación Intercultural

Víctimas de Fukushima denunciarán a Gobierno de Japón

Fuente: Omicrono

Denuncia se formalizará ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y responde a una serie de vulneraciones de parte del Gobierno de Japón. Falta de derecho a la vivienda y estándares mínimos de salud ponen en riesgo a los desplazados por el desastre nuclear.

Por José Díaz

Servindi, 11 de octubre, 2017.- Sin duda alguna, la explosión de la central de Fukushima en marzo de 2011 tras un terremoto que afectó a una parte del territorio de Japón ha sido el más grande desastre nuclear del siglo XXI. Causando no solo decenas de fallecidos, sino obligando al desalojo a miles de personas.

Precisamente, estos miles de movilizados de la ciudad de Fukushima se han agrupado y, en colaboración con el Greenpeace, presentarán una denuncia contra el Gobierno de Japón frente a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La razón tiene que ver con una serie de atropellos cometidos por el estado japonés en los últimos años.

El Gobierno japonés está tratando de seguir adelante con la reactivación de centrales nucleares, denunció Kendra Ulrich de Greenpeace.

“Queremos atraer la atención de la comunidad internacional sobre un problema que el Gobierno japonés está tratando de ocultar para poder seguir adelante con la reactivación de centrales nucleares”, adelantó Kendra Ulrich, representante del Greenpeace y especialista en temas energéticos.

De acuerdo con lo que ha trascendido de la denuncia que se formalizará en los próximos días, esta estaría dirigida a una sistemática violación de derechos básicos para los ciudadanos desplazados de Fukushima. Entre ellos se encontraría el derecho a la vivienda y a estándares mínimos de salud.

Sin apoyo a desplazados

Una de las decisiones más polémica tomadas por el Gobierno de Japón fue la realizada en marzo del 2017, justo cuando se cumplía el sexto aniversario de la catástrofe nuclear, cuando decidieron cesar los programas de ayuda de vivienda para los desplazados de Fukushima. Esto obligó a varios desplazados a tener que regresar a sus antiguas viviendas, declaradas inhabitables.

Para justificar su decisión, la administración japonesa aseguró que los niveles de radioactividad en las zonas urbanas de Fukushima son seguros. No obstante, las mediciones realizadas por la sociedad civil siguen hablando de altos niveles de riesgo para los habitantes.

A esto se debe sumar que la Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) de Japón decidió autorizar hace unos días el funcionamiento de los reactores 6 y 7 de Kashiwazaki-Kariwa, ubicada en la importante ciudad de Nigata.

Estos reactores, operados por la compañía Tokyo Electronic Power (TEPCO), son los primeros que operarán en Japón desde la explosión de los reactores nucleares de Fukushima en marzo del 2011.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario