Servicios en comunicación Intercultural

Reclaman justicia por muerte de Efigenia Vásquez

Asimismo denuncian una avanzada de violencia, exterminio y muerte contra pueblos originarios por parte del gobierno colombiano en nombre de la paz, poniendo en alerta a la comunidad internacional. 

Servindi, 11 de octubre, 2017.- Colombia, en su tránsito hacia la paz, aún no puede detener los saldos en pérdidas humanas que continúa sumando.

En Tumaco una masacre resultó en la muerte de ocho personas, especialmente indígenas (5 de octubre).

El hecho no terminaba de causar conmoción cuando, apenas tres días después, un nuevo acto de represión a la protesta le arrebata la vida a Efigenia Vásquez, comunicadora indígena quien se encontraba en el pleno ejercicio de su labor.

Ante ello, la Comisión Nacional de Comunicación de y para Pueblos Indígenas – CONCIP de la Mesa Permanente de Concertación –MPC ha sumado su voz no solo en la búsqueda de justicia por estos actos, sino para llamar la atención de la comunidad internacional, y dejar constancia de lo que ocurre, aún en un periodo en el que se supone, ese país transita hacia la paz.

Esta invocación se dirige también a los organismos defensores de la libertad de prensa y expresión internacionales, invitándoseles a que se involucren en el seguimiento del caso de Efigenia hacia un encuentro con la justicia.

De otro lado, también se exige al estado de Colombia que el Ministerio del Interior de dicho país tome medidas de protección diferenciadas para el resguardo integral y colectivo de quienes realizan labores de defensa de los derechos colectivos, la libertad de expresión y por la Madre Tierra.

A continuación el pronunciamiento sobre estos hechos:

CONCIP – MPC denuncia, rechaza y demanda justicia ante el asesinato de la comunicadora Kokonuco Efigenia Vásquez Astudillo

La Comisión Nacional de Comunicación de y para Pueblos Indígenas – CONCIP de la Mesa Permanente de Concertación –MPC, denunciamos y rechazamos el asesinato de nuestra hermana comunicadora indígena del Pueblo Kokonuko MARIA EFIGENIA VÁSQUEZ ASTUDILLO, quien perdió la vida en su legítimo derecho al ejercicio de la comunicación e información  desde hace 14 años como comunicadora de la Emisora indígena de Renacer, ubicada en el Resguardo de Kokonuko, Municipio de Puracé Cauca, en el suroccidente colombiano.

De acuerdo a la denuncia de la Asociación de Cabildos Indígenas Genaro Sánchez, el Consejo Regional Indígena del Cauca - CRIC  y la Organización Nacional de Colombia - ONIC, María Efigenia Vásquez Astudillo, fue vilmente asesinada a manos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), fuerza pública que es reconocida internacionalmente por sus hechos de extrema violencia desmedida por el uso de armas no convencionales, que ha generado  muertes al interior de las movilizaciones sociales en Colombia.

María Efigenia, mujer de 31 años de edad,  con experiencia de 14 años como comunicadora y madre de 3 menores de edad; se destacó por su compromiso a la defensa de los Derechos Humanos y de los Pueblos, la Libertad de Expresión y Dignidad de los Pueblos Originarios, desde los espacios comunitarios de la Escuela Propia de la Emisora Indígena Renacer Kokonuko que cubre tres municipios de la zona centro del departamento del Cauca; así como su participación activa en el marco del proceso de la Red  AMCIC.

Los hechos

El  día 8 de octubre del 2017, en la mañana, el  Gobierno Nacional a través del ESMAD, arremetió contra el Pueblo Indígena que se encuentra en proceso de Liberación de la Madre Tierra, en el predio Agua Tibia # 2.

En este accionar aproximadamente a las 2:00 p.m, tres impactos de  arma de fuego penetraron en la humanidad de la comunicadora, mujer y madre indígena María Efigenia Vásquez Astudillo quien fue trasladada de urgencia al hospital de Puracé, y que por la gravedad de sus heridas fue remitida al hospital San José de la ciudad de Popayán - Cauca, donde lamentablemente falleció la misma tarde. 

En ese mismo escenario de liberación de la Madre Tierra,  fueron heridos de gravedad los comuneros PAULO ANDRES CALAMBAS que presenta fractura craneoencefálica y WILMAR YACE con lesiones en su rostro. 

Como es de conocimiento público, la comunidad y autoridades del Resguardo Indígena de Kokonuko en uso de su autonomía y control territorial, desde hace tres meses viene denunciado la invasión al territorio ancestral por parte de terratenientes y fuerza pública como el ejército nacional y ESMAD; así como la reiterada solicitud al gobierno nacional del retiro de la fuerza pública, por el riesgo  inminente de la  integridad física y cultural del pueblo Kokonuko.

Ante estos hechos, alertamos a la comunidad nacional e internacional, que el  gobierno de Juan Manuel Santos en nombre de la Paz y a un año de ser distinguido como Premio Nobel, avanza con su política de exterminio y muerte contra los Pueblos Originarios del país.

Ante estos hechos la CONCIP-MPC exigimos:

Al gobierno colombiano esclarecer de manera inmediata este nuevo acto de violencia, que no solo enluta al pueblo Kokonuko, a su familia y a los comunicadores indígenas, sino que además, pone en alto riesgo el ejercicio a la libertad de expresión y autodeterminación de los pueblos originarios.

A las entidades de control e investigación exigimos que se investigue con celeridad  y se castigue de manera ejemplar a los responsables, intelectuales y materiales. Se conmina a las entidades de control e investigación para que se esclarezcan los hechos y responsables de este asesinato a la mayor celeridad. 

A los organismos nacionales e internacionales de defensa de la Libertad de Prensa y de Expresión, para que continúe conjuntamente en el seguimiento al crimen de Maria Efigenia Vásquez Astudillo, Comunicadora, Mujer y Madre indígena, para que este hecho no quede en la impunidad como muchos en Colombia.

A los organismos nacionales e internacionales defensores de Derechos Humanos hacer seguimiento a este hecho, en aras de garantizar, que este crimen se castigue ejemplarmente y que se garantice la vida de los comunicadores indígenas, quienes son guardianes y voceros de la defensa de los territorios ancestrales.

Asimismo, demandamos del Gobierno Nacional a través del Ministerio del Interior que establezca las medidas, necesarias diferenciales, de protección integral y colectiva a los integrantes del colectivo de comunicación Renacer Kokonuko, a sus autoridades, y en general a los colectivos de comunicación en Colombia, quienes realizan labores de defensa de los derechos colectivos y la lucha indeclinable por la libertad de expresión, y de la Madre Tierra.

Este 11 de octubre será sembrada en su territorio ancestral la compañera y comunicadora María Efigenia Vásquez Astudillo, desde donde seguirá abonando la lucha de la Liberación de la Palabra y la Madre Tierra.

Comisión Nacional de Comunicación de y para Pueblos Indígenas CONCIP – MPC (ONIC, OPIAC, CIT, AICO - Por la Pacha Mama, Gobierno Mayor)

Bogotá D.C, 10 de octubre del 2017

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario