Servicios en comunicación Intercultural

"Dejen de hablar de la amenaza del cambio climático. Está aquí"

Fuente: UPI / Barcroft Images

Huracanes, terremotos, inundaciones y olas de calor son solo la consecuencia de un fenómeno anunciado hace décadas. El calentamiento global se está acentuando y a través de un artículo en The Guardian, Bill McKibben propone asumir políticas agresivas contra el cambio climático y la industria fósil.

The Guardian, 11 de setiembre, 2017.- Pese a que muchos a nivel internacional se niega a aceptar la existencia del cambio climático –entre ellos el presidente norteamericano Donald Trump–, lo cierto es que en los últimos días el mundo ha sufrido una serie de eventos que demuestran los contrario.

Huracanes, inundaciones, pueblos desplazados y terremotos han sido la constante en las últimas semanas en los países del Caribe, México y Estados Unidos. A eso se le deben sumar los récords de temperatura en la costa Pacífico que han generado innumerables incendios forestales.

Al respecto el distinguido investigador ambiental Bill McKibben, fundador de la campaña climática 350, escribió un artículo en The Guardian que pone en jaque varios de los argumentos usados por los negacioncitas del cambio climático.

Dejando a un lado el terremoto, cada uno de estos acontecimientos eran los chistes que los científicos y ambientalistas han pasado 30 años infructuosos diciéndonos que debíamos esperar del calentamiento global. (Hay evidencia bastante convincente de que el cambio climático está provocando más actividad sísmica...).

El calentamiento global es una crisis que viene con un límite, afirma McKibben.

Ese largo texto de noticias de un continente (Norteamérica y el Caribe) en una semana, es un retrato preciso y pixelado de la calefacción del mundo. Debido a que hemos quemado tanto petróleo y gas y carbón, hemos puesto grandes nubes de CO2 y metano en el aire (...) No es Donald Trump (aunque obviamente no está ayudando). No es el fuego del infierno enviado para castigarnos. Es la física.

Esta es una carrera contra el tiempo. El calentamiento global es una crisis que viene con un límite: solucionarlo pronto o no solucionarlo. Podríamos hacerlo. No es tecnológicamente imposible. Estudio tras estudio ha demostrado que podemos llegar a 100% de las energías renovables a un costo manejable, cada vez más manejable ya que el precio de los paneles solares y molinos de viento sigue cayendo en picada. (...) Ganar lentamente es sólo una forma diferente de perder”. (Traducción: José Díaz)

Ver artículo original

Te puede interesar

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario