Servicios en comunicación Intercultural

Crece rechazo internacional a elecciones en Nicaragua

Imagen: Televisión Pública de Nicaragua

Numerosos países y organismos acusan falta de legitimidad en elecciones en las que Daniel Ortega resultó reelegido.

Servindi, 10 de noviembre, 2021.- Países de América y la Unión Europea, así como organismos intergubernamentales, rechazaron las elecciones nicaragüenses.

En unos comicios señalados como ilegítimos, el presidente nicaragüense Daniel Ortega Saavedra resultó reelegido con más del 74% de los votos.

En la región, solicitan que la aplicación de la Carta Democrática y la búsqueda de una salida pacífica a la crisis política que inició en abril del 2018

Mirada internacional

Josep Borrell, Alto Representante para la política Exterior de la Unión Europea (UE), señaló que las elecciones se habían realizado sin garantías democráticas y sus resultados carecían de legitimidad.

Como manifiesta en declaración de la UE,  el gobierno de Ortega ha privado de derechos al pueblo nicaragüense y, con estas elecciones, completa “la conversión de Nicaragua en un régimen autocrático".

Como señala el documento, “la integridad del proceso electoral quedó anulada” por el acoso y encarcelamiento de opositores, precandidatos presidenciales, periodistas, defensores de derechos humanos, empresarios y dirigentes estudiantiles y rurales.

Ente esta situación, el organismo europeo pide al gobierno nicaragüense que ponga fin a la represión, reestablezca el respeto a los derechos humanos y devuelva la soberanía del país a su pueblo.

En la América, países como Ecuador, Colombia, Chile, Uruguay, Estados Unidos o Costa Rica (que alberga a una considerable cantidad de exiliados) indicaron la falta de garantías del proceso electoral.

Posición peruana

El 8 de noviembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú manifestó su preocupación por las elecciones en Nicaragua y señaló que merecían el rechazo de la comunidad internacional.

Mediante un comunicado, la Cancillería sostuvo que las elecciones “no cumplieron con los criterios mínimos de elecciones libres, justas y transparentes establecidos por la Carta Democrática Interamericana“.

Además, el Perú recalcó su posición de seguir trabajando junto a la Organización de Estados Americanos (OEA) en el objetivo de “contribuir a una solución pacífica y sostenible a la crisis política de ese país”.

A su vez, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) del Perú manifestó su preocupación por unas “elecciones presidenciales fraudulentas” con “resultados ilegítimos”.

“La pareja presidencial Ortega Murillo instalada en el poder está impidiendo a su pueblo elegir con plena libertad el devenir de su futuro”, señaló la organización peruana.

En ese contexto, exigió la liberación de presos políticos, el restablecimiento del orden constitucional y la apertura de un proceso de negociación para buscar una salida pacífica y electoral a la crisis.

Reiteradas advertencias

Como se recuerda, la CIDH y OACNUDH emitieron un pronunciamiento donde señalaban la falta de garantías en las elecciones del 7 de noviembre.

En aquella oportunidad, los organismos recordaron que, por medio del diálogo con todos los sectores, se debía reestablecer las condiciones para unas elecciones libres y justas.

Se condenaban la eliminación del pluralismo político, las restricciones impuestas a la prensa, la creciente represión. Asimismo, se exigía el cese de ataques a opositores y la liberación de detenidos arbitrariamente.

En un análisis de la situación, la CIDH publicó un informe donde señalaba que el gobierno de Ortega había concentrado el poder y había suprimido todas las libertades en Nicaragua.

Mecanismo de seguimiento

De igual forma, desde el inicio de la crisis política en abril del 2018, la CIDH ha establecido el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) que analiza permanentemente la situación en el país centroamericano.

De acuerdo con su último reporte al 30 de septiembre, 145 personas permanecían privadas de su libertad, de los cuales 135 eran hombres y 10 mujeres, cifras que iban en aumento en relación a los reportes previos.

Además, como resultado del contexto de crisis, el Meseni recordó que fueron 328 las víctimas mortales en el contexto de crisis, 150 los estudiantes expulsados y 405 profesionales de la salud despedidos y más de 103 nicaragüenses exiliados.

 

Te puede interesar:

Nicaragua: numerosas violaciones a los derechos humanos en régimen de Ortega

Fuente de la imagen: Todanoticia.com

Sevindi, 25 de agosto, 2021.- Un reporte del 31 julio del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) registra 328 víctimas fatales en el contexto de la crisis política, mientras que 136 personas se encontraban privadas de su libertad. Seguir leyendo…

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Este medio financiado por países matrices de las transnacionales en reiteradas oportunidades ataca a gobiernos limitados de izquierda, pero calladitos frente a la tiranía de Duque, Piñera, Bolson,... Biden... ¿Por qué harán eso?

Añadir nuevo comentario