Servicios en comunicación Intercultural

Lucha Indígena 168: Recrudecen ataques a las autonomías indígenas

Servindi, 10 de septiembre, 2020.- Compartimos la edición digital de Lucha Indígena N° 168, publicación mensual que tiene como director y editor a Hugo Blanco Galdós y Enrique Fernández Chacón “Cochero”, respectivamente.

La portada de la nueva edición se titula "Recrude el ataque a las autonomías indígenas del Abya Yala", en referencia a la clara intención de los gobiernos de golpear con fuerza las autonomías más perseverantes y resistentes de los indígenas en México, Colombia y Perú.

No es coincidencia el fuerte ataque paramilitar y militar en los territorios zapatistas y los territorios nasa de Liberación de la Madre Tierra. O la violenta represión en Loreto, donde tres indígenas del pueblo Kukama murieron durante una protesta contra Petrotal.

“El capitalismo cuando no mata, crea las condiciones para que la vida se extinga”, dice Alexander Panez desde Chile para Lucha Indígena N° 168. 

En este número también podrá encontrar artículos sobre la Movilización Amazónica Internacional, el desenlace de las movilizaciones en Espinar, pandemia en los pueblos indígenas, Día Nacional de la Mujer Indígena, entre otros artículos importantes. 

Asimismo, se presenta la semblanza de Vladimiro Valer Delgado, histórico líder de izquierda y fundador de la Federación de Campesinos del Cusco, entre otras organizaciones representativas de la ciudad imperial, quien falleció recientemente a causa del Covid-19.

 

Portada de la revista "Lucha indígena" N° 168

Al final de esta nota puede descargar de manera gratuita la edición digital completa en formato PDF 

A continuación la editorial:

Editorial

Han pasado 6 meses desde que el Covid-19, nombrado pandemia por la cuestionada Organización Mundial de la Salud, se impuso como prioridad en la agenda política y económica de todos los estados y organismos internacionales. Para los ciudadanos de América Latina y tantos otros “extras” de la historia oficial, han sido 6 meses para confirmar de la manera más cruel que la gente y la vida nunca fueron prioridad para el sistema capitalista.

Los gobernantes y grandes empresarios se enriquecieron desmantelando la salud,
la educación, la vivienda, las pensiones. Hace mucho que se muere sin hospital ni medicinas, en las barriadas y arenales. Ahora se paga con pena de muerte en Colombia y Perú por haber salido en cuarentena.

En Colombia un grupo paramilitar entró a una fiesta de jóvenes y empezó a acribillar a la gente, manifestando luego que no habían acatado la cuarentena. En Lima fallecieron 10 mujeres y un hombre cuando la policía irrumpió en una discoteca. Si nos juntamos para organizarnos, para defender nuestros territorios del saqueo brutal que con la excusa de la pandemia se nos ha impuesto, nos acusan de irresponsables de ser una amenaza para la salud pública.

En Loreto, Perú la policía mató a tres indígenas kukama y dejó a 11 heridos a inicios del mes de agosto. Ellos estaban exigiendo que se atienda su salud y que se les indemnice por el daño de las actividades extractivas. Los pueblos somos acusados de irresponsables si salimos, si trabajamos, si nos organizamos, pero quienes desmantelaron completamente la salud pública son los estados al servicio de los intereses privados, los mismos que hoy nos han quitado todos nuestros derechos humanos, como son el derecho a la libertad, a la vida, a la seguridad, a la salud, a la
alimentación, a la libertad de expresión y a la propiedad colectiva.

Los estados de emergencia y los toques de queda, han servido apenas pars evitar testigos. El saqueo de los territorios, la destrucción de la madre tierra no solo continuaron con más fuerza, sino además nos ha sido impuesta la agenda extractivista de mineras, represas, petroleras, pesqueras, agroindustria, etc. en cada uno de nuestros países.

¿Quiénes podrían detener esta necedad mundial de consumir hasta consumirnos?

En nuestra Abya Yala - en todo el mundo los pueblos indígenas, su sabiduría ancestral, su inteligencia cotidiana para criar la vida, es la verde esperanza. En los ríos y bosques de la Amazonía, en las montañas y pastizales del ande, en la selva Lacandona y en el valle del Cauca es que encontramos la velocidad que la vida necesita, la tenacidad para construir el nuevo mundo.

Por eso el poder se empeña en asesinar con paramilitares y ejército a los Nasa en Colombia, a las comunidades de apoyo zapatista en México, a los mayas en Guatemala, insiste en dejar morir injustamente a los prisioneros políticos mapuche.

Vemos una clara intención de golpear con fuerza a las autonomías más perseverantes y resistentes del Abya Yala. No es coincidencia el fuerte ataque paramilitar y militar en los territorios zapatistas y territorios nasa de Liberación de la Madre Tierra.

“El capitalismo cuando no mata, crea las condiciones para que la vida se extinga”, dice Alexander Panez desde Chile. Los pueblos originarios somos las guardianas y guardianes del agua y de la vida.

Los estados tienen la consigna del dinero y son con las actividades extractivas. Los pueblos y nuestras consignas somos autonomía y autodeterminación.

 

Descargue la publicación con un clic en el siguiente enlace:

 

Te puede interesar: 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario