Servicios en comunicación Intercultural

Canadá y Estados Unidos sufren ola de calor

Canadá y Estados Unido enfrentan una de las más grandes olas de calor de los últimos años. Con temperaturas históricas en Norteamérica se registran decenas de muertes vinculadas con el aumento de la temperatura. 

Por José Díaz

Servindi, 10 de julio, 2018.- Canadá y los Estados Unidos vienen sufriendo desde hace varias semanas una de las más duras olas de calor de su historia. Con temperaturas continuadas de más de 35° C, los muertos en ambos países ya se pueden contar por decenas. La ciudad más afectada es la de Quebec (Canadá) que hasta el último fin de semana contaba con 33 fallecidos a causa de las temperaturas extremas.

El servicio meteorológico canadiense ha calculado que la temperatura superará los 35° C durante las próximas semanas. Sin embargo, el índice de humedad también se elevaría por lo que la sensación de calor podría intensificarse. Hasta el momento la mayoría de los fallecidos por este calentamiento se encontraban entre los 53 y 80 años.

Mientras tanto en los Estados Unidos la ola de calor se ha concentrado principalmente en la zona este. Los estados más afectados hasta el momento son Misisipi y Ohio, donde se concentra una población de 90 millones de personas. Aunque no existe un conteo oficial se sabe que en este territorio ya han perdido la vida varias personas debido al calor.

Los cálculos en ambos países señalan que la temperatura alta se prolongará hasta el viernes. En algunas ciudades como Montreal (Canadá) el calor ha superado récords bastante antiguos como los 36° C registrado en 1931 en esta ciudad canadiense. Precisamente en esta ciudad ya se ha registrado 18 casos de personas fallecidas por el clima.

Vulnerabilidad

Uno de los patrones registrados en los fallecimientos es que la mayoría de las personas contaba con otro tipo de dolencia. La mayoría de las víctimas contaban con problemas de salud mental y dolencias cardíacas o respiratorias.

La situación ha alcanzado un nivel de desesperación tal que en Montreal las autoridades han habilitado “centros de refrigeración”. Estos últimos se tratarían de edificios públicos con instalación de aire acondicionado que servirá para menguar el impacto de la ola de calor en la mayor parte de la población y que es ofrecido como un refugio temporal.

No queremos que se produzcan más muertes, dijo la ministra de Salud Pública de Quebec, Lucie Charlebois.

El calentamiento global, expresado a través de estas olas de calor viene generando ya estragos en la población contemporánea. Un motivo más para intentar establecer una verdadera política ambiental en el terreno de los Estados Unidos donde últimamente ha ocurrido un retiro de las leyes dedicadas a la defensa ambiental de este país.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario