Servicios en comunicación Intercultural

Lluvias en Groenlandia aceleran el deshielo

Inusual incremento de lluvias en el invierno acelera el retroceso de las capas de hielo en Groenlandia. Comunidad científica preocupada porque el total deshielo de esta región podría provocar un aumento de hasta siete metros en el nivel de los océanos.

Por José Díaz

Servindi, 11 de marzo, 2019.- Una de las zonas glaciares más sensibles del planeta Tierra es Groenlandia. Cualquier cambio climático que afecte la densidad del hielo en este territorio –perteneciente a Dinamarca- genera preocupación no solo en la comunidad científica, sino también en la sociedad civil. Esto ha quedado en evidencia ante un extraño evento climatológico que está causando preocupación en esta zona.  

Según han explicado especialistas del Centro de Investigaciones Oceánicas de Dinamarca (GEOMAR), el último invierno del Hemisferio Norte ha tenido una presencia inusual de lluvias. Este fenómeno genera preocupación porque ha acelerado el retroceso de las capas de hielo, algo que no solía ocurrir cuando eran más frecuentes las nevadas.

De acuerdo con una publicación de la revista científica The Cryosphere, en el año 2012 el promedio de lluvias durante el invierno era de dos precipitaciones por toda la estación. Sin embargo, en la última temporada se han registrado hasta 12 lluvias.

La preocupación principal radica en que el deshielo total de Groenlandia podría provocar un aumento de hasta 7 metros de altura en el nivel del mar. Al año esta zona pierda hasta 270 mil millones de toneladas de hielo, de las cuales el 70% corresponde a deshielo y el 30% a desprendimientos.

Investigaciones futuras

La presencia de hielo en la superficie terrestre viene siendo monitoreada desde diversos espacios científicos. A la reducción de los glaciares en las montañas (Asia y Sudamérica) se le suman la preocupación por Groenlandia. Las lluvias en invierno son una novedad que podría alterar a una de las reservas de hielo más grandes de la Tierra.

“Esto abre las puertas a un mundo que es extremadamente importante explorar. Se necesita entender el impacto de los cambios en invierno y primavera sobre lo que ocurre en verano”, expresó Marco Tedesco, profesor de la Universidad de Columbia y miembro del grupo investigador de océanos.

La posible aceleración del deshielo generada por la lluvia tendría consecuencias en el aumento del nivel de los océanos. Una vez más, la ciencia provee muestras de modificaciones climáticas que algunos sectores políticos aún se niegan a reconocer.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario