Servicios en comunicación Intercultural

Vence plazo para corregir abuso laboral textil y agroexportador

El lado oscuro del 'made in Perú’

Servindi, 14 de diciembre, 2016.- El 18 de diciembre vence el plazo de 180 días que formuló el Departamento de Trabajo de Estados Unidos por el incumplimiento del Estado peruano del capítulo laboral del Tratado de Libre Comercio (TLC).

El citado departamento acogió una queja formulada por organizaciones civiles peruanas quienes desarollan la campaña ‘El lado oscuro del made in Perú’.

La campaña es sostenida por siete sindicatos y la asociación Perú Equidad y denuncia las precarias condiciones laborales y las prácticas antisindicales en el sector exportador textil y agroindustrial peruano.

“Al no haber aprobado reformas a la ley, el Gobierno de Perú corre el riesgo de que la controversia se formalice, una situación que podría afectar al comercio entre ambos países”, afirma Eric Gottwald, director de la organización estadounidense Foro Internacional de los Derechos Laborales (en inglés, International Labor Rights Forum).

“Esta campaña busca que el Gobierno peruano derogue ambos regímenes laborales. El crecimiento del sector exportador ha ido acompañado de la falta de cumplimiento de los derechos laborales" afirma Juan José Gorriti, secretario de relaciones internacionales de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP).

"No podemos permitir que la competitividad de la marca Perú se dé a costa de condiciones precarias de empleo” agregó el lider sindical, 

El ‘made in Peru’ oculta una historia de abusos en empresas reconocidas como Topy Top o Agrícola Virú que venden sus productos a gigantes como Gap, Hugo Boss, Ralph Lauren o Wall Mart.

Acoso y despido de trabajadores sindicalizados, inestabilidad laboral con contratos de un mes, violaciones de la ley de seguridad e higiene y la falta de fiscalización laboral son algunos de esos abusos.

La vulneración a los derechos laborales se ampara por la normativa que regula ambos sectores, la Ley que aprueba las Normas de Promoción del Sector Agrario (27360)  y el Decreto Ley de Exportación No Tradicional (22342), que establecen peores condiciones laborales.

Estados Unidos mostró su preocupación por la situación laboral en el sector exportador mediante un informe de marzo 2016 donde formuló seis recomendaciones que el Gobierno peruano debía adoptar antes del 18 de diciembre.

Propuso poner un tope a la renovación indefinida de los contratos temporales, modificando el artículo 32 del decreto ley 22342, para ajustarlo a la normativa general contenida en la Ley 728 que establece un tope de 5 años a partir del cual se debe hacer indefinido al trabajador. 

También señaló que el Estado debe reforzar la fiscalización laboral. En noviembre una delegación del Departamento de Trabajo de Estados Unidos y el propio secretario de Trabajo, Thomas Pérez, visitó Perú para seguir el cumplimiento de sus recomendaciones las que hasta el momento han sido ignoradas.

“A pocos días de venza el plazo de nueve meses, todo indica que el Gobierno de Perú no cumplirá con ninguna de las recomendaciones propuestas por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos. Esta actitud del Gobierno peruano es decepcionante ya que adoptando las recomendaciones podría restituir derechos básicos a decenas de miles de trabajadores peruanos”, explica Gottwald.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario