Servicios en comunicación Intercultural

ONU: No hay excusa para negar a los PP. II. sus derechos fundamentales

Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, y José Francisco Calí Tzay, relator de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas invocaron a los Estados a respetar los derechos de los pueblos indígenas y priorizar sus iniciativas en las acciones de recuperación ante la pandemia. 

Servindi, 9 de agosto, 2021.- "No hay excusa para negar a los 476 millones de personas de los pueblos indígenas del mundo la libre determinación y la participación significativa en todos los procesos de toma de decisiones."

Así lo manifestó Antonio Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su mensaje con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se conmemora el 9 de agosto.

Los pueblos indígenas de todo el mundo siguen haciendo frente a una abrumadora situación de marginación, discriminación y exclusión, "enraizadas en el colonialismo y el patriarcado".

A lo largo de la historia moderna, los pueblos originarios han sido despojados de sus tierras y territorios, de su autonomía política y económica, e incluso de sus propios hijos.

Guterres invocó la necesidad de alcanzar un "nuevo contrato social que restablezca y honre los derechos, la dignidad y las libertades de quienes han sufrido tantas privaciones durante tanto tiempo."

No hay excusa para negar a los 476 millones de personas de los pueblos indígenas del mundo la libre determinación y la participación significativa en todos los procesos de toma de decisiones.

António Guterres

Mensaje de Antonio Guterres, secretario general de la ONU 2021 

Los pueblos indígenas de todo el mundo siguen haciendo frente a una abrumadora situación de marginación, discriminación y exclusión. Enraizadas en el colonialismo y el patriarcado, estas profundas disparidades se sustentan en una profunda resistencia a reconocer y respetar los derechos, la dignidad y las libertades de los pueblos indígenas.

A lo largo de la historia moderna, los pueblos indígenas han sido despojados de sus tierras y territorios, de su autonomía política y económica, e incluso de sus propios hijos. Sus culturas y lenguas han sido denigradas y aniquiladas.

Necesitamos un nuevo contrato social que restablezca y honre los derechos, la dignidad y las libertades de quienes han sufrido tantas privaciones durante tanto tiempo, y para ello es fundamental el diálogo genuino, la interacción y la voluntad de escuchar. Disponemos ya de los instrumentos necesarios para tal fin, en particular la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el documento final de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas.

No hay excusa para negar a los 476 millones de personas de los pueblos indígenas del mundo la libre determinación y la participación significativa en todos los procesos de toma de decisiones. El consentimiento libre, previo e informado es fundamental para que los pueblos indígenas puedan materializar su propia visión del desarrollo.

Y mientras crece el reconocimiento de la importancia de los conocimientos indígenas, en particular para resolver las crisis del clima y la biodiversidad y prevenir la aparición de enfermedades contagiosas, debemos garantizar que esos conocimientos sean propiedad de las comunidades indígenas y que sean ellas mismas quienes los compartan.

El sistema de las Naciones Unidas tiene un papel crucial que desempeñar. En este Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, seamos verdaderamente solidarios y trabajemos para poner fin a las graves desigualdades de los pueblos indígenas de todo el mundo, para reconocer plenamente los abusos que han sufrido y para celebrar sus conocimientos y su sabiduría. pueblos indígenas trabajan principalmente en oficios tradicionales y en economías de subsistencia o en el sector informal.

Recuperación con derechos

Por su parte José Francisco Calí Tzay, relator especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, llamó a los Estados a intensificar su apoyo a las soluciones lideradas por los propios pueblos indígenas.

Se deben colocar los derechos de los pueblos indígenas a la autodeterminación y la tierra "en el centro de los esfuerzos de recuperación de COVID-19, en línea con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas".

Los pueblos indígenas "todavía enfrentan graves desafíos debido al COVID-19, más de un año después del estallido de la pandemia" manifiesta el relator en su pronunciamiento.

Advirtió que las medidas de recuperación económica han priorizado y apoyado la expansión de las operaciones comerciales a expensas de los pueblos indígenas, sus tierras y el medio ambiente.

"A nivel mundial, la pandemia de COVID-19 ha sido un catalizador para que los Estados promuevan megaproyectos sin una consulta adecuada con los pueblos indígenas" dijo Cali Tzay.

 

Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo9 de agosto de 2021

Pronunciamiento del relator Francisco Calí Tzay

Hoy, cuando celebramos el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, todavía enfrentan graves desafíos debido al COVID-19, más de un año después del estallido de la pandemia. Es especialmente preocupante que incluso los esfuerzos de recuperación estén teniendo resultados e impactos negativos en los pueblos indígenas.

Las medidas de recuperación económica han priorizado y apoyado la expansión de las operaciones comerciales a expensas de los pueblos indígenas, sus tierras y el medio ambiente. A nivel mundial, la pandemia de COVID-19 ha sido un catalizador para que los Estados promuevan megaproyectos sin una consulta adecuada con los pueblos indígenas.

Para evitar empeorar la situación, insto a los Estados a involucrar a representantes, líderes y autoridades tradicionales de los pueblos indígenas, incluidos los que viven en áreas urbanas, en el diseño e implementación de políticas de recuperación.

Para conmemorar el Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, también me gustaría reconocer la resiliencia de los pueblos indígenas y el ejercicio de su derecho a la autodeterminación para responder a la pandemia de COVID-19, a pesar de las dificultades que enfrentan.

Con el fin de reconstruir eficazmente mejor que en tiempos prepandémicos, cuando los pueblos indígenas ya experimentaban múltiples formas de discriminación racial, social y económica, también insto a los Estados a que intensifiquen su apoyo a las soluciones lideradas por los propios pueblos indígenas y coloquen los derechos de los pueblos indígenas a la autodeterminación y la tierra en el centro de los esfuerzos de recuperación de COVID-19, en línea con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario