Servicios en comunicación Intercultural

Apurímac: ¿por qué persiste el conflicto en Las Bambas?

Poblador se dirige a autoridades que llegaron hasta Apurímac para solucionar conflicto Las Bambas. Foto: Minem

A la luz de los hechos, el conflicto en Las Bambas que lleva casi dos meses persiste ante la falta de convicción para lograr acuerdos en medio de una variedad de demandas.

Servindi, 9 de junio, 2022.- Representantes del Ejecutivo llegaron hasta la provincia de Cotabambas, en Apurímac, para intentar restablecer el diálogo y encontrar una salida al conflicto entre comunidades locales y la minera Las Bambas.

Los hechos muestran que el conflicto, que lleva casi dos meses, persiste ante la falta de convicción para lograr acuerdos en medio de una serie de demandas planteadas por las comunidades.

Conflicto en contexto

Como se recuerda, el conflicto en Las Bambas escaló el pasado 14 de abril, cuando miembros de la comunidad de Fuerabamba ingresaron a la mina de cobre explotada por la compañía china MMG.

Esta medida, a la que se fueron sumando ciudadanos de otras comunidades aleñadas, fue adoptada ante el presunto incumplimiento de los compromisos de inversión social de la empresa.

Desde entonces, el gobierno de Pedro Castillo ha tenido varios intentos fallidos para restablecer el diálogo en la zona, registrándose de por medio enfrentamientos violentos y heridos.

Comuneros de Fuerabamba ocuparon terrenos de la empresa minera Las Bambas como protesta por el incumplimiento de acuerdos. Luego serían desalojados por la policía. Foto: OjoPúblico / Vidal Merma

Falta de convicción

Los intentos, a la luz de los hechos, han estado marcados por una falta de convicción para llegar a acuerdos, posponiéndose mesas de diálogo y emitiendo declaraciones desafortunadas.

Es el caso de la mesa convocada para el 7 de mayo, que luego se pospuso para el 10 y a la que el premier Aníbal Torres no asistió alegando su temor a ser “secuestrado”.

Otro intento frustrado fue el del 18 de mayo, fecha en la que se convocó a otra mesa para las 11 a.m.; pero empezó a las 2:00 p.m. y tuvo una breve participación de Torres.

Para el 24 de mayo, se volvieron a reunir, pero la población exigió que se levante la declaratoria de estado de emergencia en distritos de Apurímac; algo que el Ejecutivo no acató.

De hecho, tres días, prorrogaron el estado de emergencia decretado en los distritos de Challhuahuacho y Coyllurqui, de la provincia de Cotabambas, Apurímac, por 60 días más.

Premier Aníbal Torres llegó a decir que no asistió a reunón en Apurímac por miedo a ser "secuestrado". Foto: Andina 

Demandas múltiples

Un factor que complica el arribo a una solución en el conflicto de Las Bambas es la diversidad de demandas que provienen principalmente de las comunidades, como apunta El Búho.

Según el portal, existen seis frentes sociales con diferentes pedidos en medio de este conflicto, empezando por la comunidad de Fuerabamba, la que fue trasladada para que exista el proyecto.

Esta comunidad exige directamente que la minera cumpla los compromisos que asumió para ese reasentamiento, así como en temas laborales y de contratación de bienes y servicios.

Otro frente es el que se creó cuando se modificó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Las Bambas y quedaron solo 17 comunidades en la zona de influencia directa del proyecto.

La diversidad de demandas de comunidades inmersas en el conflicto Las Bambas es un factor que complica hallar una solución pronta y concreta.

Este grupo pide constantemente que se contrate mano de obra y bienes y servicios de la comunidad, además de una mayor inversión social.

A ellos se suma el frente de las comunidades que excluyeron y perdieron los “beneficios” de la zona de influencia directa: unas piden volver a la zona y otras la renegociación de terrenos.

También hay un grupo de 20 comunidades agrupadas en la Federación de Comunidades Campesinas de Chalhuahuacho, que piden ser zona de influencia directa y así tener empleo e inversión social de la empresa.

Además del frente de algunas comunidades que piden renegociar los montos de las tierras que vendieron porque son muy bajos y otras que ya iniciaron procesos judiciales.

En tanto, un último frente es de los dueños de comercios que se generaron con la inversión inicial del proyecto, pero hoy se han visto afectados por las paralizaciones del proyecto.

Un nuevo intento

Pese a la complejidad del conflicto, el Ejecutivo ha decidido emprender otro intento por restablecer el diálogo con las comunidades y promover soluciones a las diferencias que hay con Las Bambas.

Así, una comitiva de alto nivel del Ejecutivo sostiene desde la mañana de este jueves 9 de mayo una reunión con representantes de seis comunidades de la provincia de Cotabambas.

“El propósito de la comitiva gubernamental es hacer los esfuerzos necesarios para que prime el diálogo y se logren consensos que permitan el restablecimiento de la actividad minera en esa zona del país, que a la fecha está paralizada y generando situaciones de conflictividad social”, informaron desde el gobierno.

Desde este jueves 9 de junio, autoridades sostienen reunión con comuneros afectados por el conflicto en Las Bambas. Foto: Minem

La comisión que realiza este nuevo intento de diálogo en el día 57 de las protestas es encabezada por la ministra de Energía y Minas, Alessandra Herrera, e integrada por los titulares de otros sectores.

Tales como los ministros de Justicia y Derechos Humanos, Félix Chero; de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez; de Transportes y Comunicaciones, Juan Barranzuela; del Ambiente, Modesto Montoya; y de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Diana Miloslavich.

Desde la Defensoría del Pueblo, han demandado que esta vez las comunidades y la empresa Las Bambas demuestren “convicción por el reinicio del diálogo presentando propuestas concretas”.

Además de mostrar “la flexibilidad necesaria para encontrar soluciones viables en el marco de la ley”. ¿Logrará esta vez el objetivo? Eso solo se conocerá al final de la jornada.

----

Te puede interesar.

Las Bambas: desalojo reactiva conflicto entre comuneros y minera

Servindi, 28 de abril, 2022.- La Policía desalojó a comuneros de Fuerabamba, en Apurímac, que ocupaban terrenos de la empresa minera Las Bambas como protesta por el incumplimiento de acuerdos adoptados hace una década. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario