Servicios en comunicación Intercultural

Reafirman alianza bi-nacional para proteger pueblos en aislamiento

Indígenas en aislamiento. Foto: Andina

Organizaciones indígenas de Brasil y Perú presentan a la Relatora para Pueblos Indígenas de la ONU denuncias y propuestas referidas a los PIACI de ambos países.

Servindi, 11 de junio, 2017.- Organizaciones indígenas de Perú y Brasil reunidas el 7 de junio adoptaron importantes acuerdos y compromisos para proteger a los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (PIACI) en ambos países.

Por Brasil participaron la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña (COIAB); la Unión de Nacionalidades Indígenas del Valle del Javarí (UNIVAJA) y representantes del pueblo Manchineri.

Por Perú participaron la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO) y la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP).

Todas ellas reafirmaron el compromiso de establecer una alianza estratégica entre organizaciones indígenas de ambos países para desarrollar acciones conjuntas para la protección de los PIACI.

El cónclave indígena delineó una agenda conjunta para incidir en espacios internacionales y en el sistema de las Naciones Unidas y fueron presentadas el 8 y 9 de junio en Lima a Victoria Tauli-Corpuz, relatora de las Naciones Unidas para los pueblos indígenas.

AIDESEP expuso a la Relatora ONU la necesidad de que el Estado peruano asuma su responsabilidad respecto a la protección de los PIACI, especialmente de la Reserva Territorial Mashco Piro, en el Alto Madre de Dios.

Asimismo, adoptar medidas para proteger la salud del pueblo Nahua de Santa Rosa de Serjali, dentro de la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua Nanti y otros.

Desde el año 2014 se halló altos índices de mercurio en la población nahua sin que hasta la fecha se conozca oficialmente la fuente tóxica de exposición.

También se detalló la desprotección y el incumplimiento de los plazos legales para crear oficialmente reservas indígenas solicitadas por la parte indígena, situación que permite que los PIACI se encuentren vulnerables a diversas afectaciones.

Se trata de cinco reservas territoriales: Yavarí Tapiche, Yavarí Mirin, Sierra del Divisor Occidental, Napo-Tigre y Cacataibo, esta última presentada en 1999 y recién atendida por el Estado en abril del 2017.

Debido al incumplimiento de plazos para la creación de las reservas solicitadas AIDESEP interpuso una demanda de acción de cumplimiento al Estado Peruano observando que las autoridades tampoco cumplen con ejecutar acciones de protección.

Los representantes reunidos en la sede de AIDESEP, culminaron la sesión con un pronunciamiento público el cual puede ser conocido desde la siguiente dirección: http://bit.ly/2qYEhuJ

Otra petición concierne a la creación del Corredor Territorial Binacional Pano, Arawak y otros, que comprende las regiones de Madre de Dios, Cusco, Ucayali en el Perú y la región de Acre, en Brasil.

La propuesta fue presentada al Estado peruano en 2016 y contiene un diagnóstico antropológico, un análisis de la viabilidad jurídica y un plan de acciones para su implementación.

Los grandes problemas de la Amazonía

La reunión binacional identificó que el gran problema que actualmente afecta a la Amazonía es la deforestación a causa de la tala ilegal e indiscriminada de madera.

A ello se suma la contaminación fluvial por grandes proyectos hidrocarburíferos, la minería ilegal, así como megaproyectos de infraestructura en el marco de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA).

Las autoridades de Brasil y Perú se han olvidado de controlar, de forma efectiva, la tala indiscriminada de árboles de forma ilegal, lo cual agrava la depredación de los bosques.

El Perú es el segundo país, luego de Brasil, con el territorio amazónico más extenso. Los pueblos indígenas de la Amazonía peruana ocupan el 74.44 por ciento del territorio nacional que abarca el 92 por ciento de la biodiversidad nacional.

Según datos de AIDESEP parte de ese territorio, 7’098,664.67 hectáreas son habitadas por pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial.

Gracias a la gestión de AIDESEP 2’812,678.73 hectáreas ya fueron declaradas por el Estado peruano como Reservas Territoriales y están pendientes de protección oficial 4’285,985.94 hectáreas.

En Perú las modalidades oficiales de protección de los pueblos indígenas aislados son las Reservas territoriales y el Sistema Protección por Áreas Naturales Protegidas. En Brasil es la Zona de protección etno ambiental.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario