Servicios en comunicación Intercultural

Mitad de derrames del oleoducto es por falta de mantenimiento

Foto Crónica Viva

Aproximadamente el 50% de los derrames de petróleo son por falta de mantenimiento del oleoducto, por absoluta responsabilidad de Petroperú, y la otra mitad por atentados, cuyos autores deben ser investigados y sancionados con severidad, incluyendo a los vinculados a empresas de remediación.

La mitad de derrames del oleoducto Norperuano es por falta de mantenimiento

Por Juan Carlos Ruiz Molleda*

7 de diciembre, 2019.- ¿Cuál es la principal causa de los derrames de petróleo en el oleoducto Norperuano operado por Petroperú? En agosto del año 2019, como Instituto de Defensa Legal (IDL), preguntamos una vez más a Osinergmin por la cantidad de derrames.

La respuesta que obtuvimos es insólita y reveladora.

1. ¿Cuántos derrames han ocurrido en el oleoducto norperuano desde su creación?

La respuesta de Osinergmin fue que, desde su creación, han ocurrido 63 derrames en el oleoducto norperuano.

2. ¿Cuántos de los derrames son por falta de mantenimiento?

La respuesta de Osinergmin fue que solo 8 de 63 derrames de petróleo ocurrieron por corrosión. Es decir, según Osinergmin solo el 12% de los derrames ocurrieron por falta de mantenimiento.

3. Primera mentira: los derrames de Morona y Chiriaco no ocurren por causas naturales.

Osinergmin miente. Según su respuesta, los derrames de Morona y Chiriaco ocurren por causas naturales. Es decir, sugieren que las causa son ajenas a Petroperu. Sin embargo, el OEFA ha establecido que estos derrames fueron consecuencia de la falta de mantenimiento del ducto, mas no por causas naturales.

4. Segunda mentira: Los derrames por causas naturales son responsabilidad de la petrolera.

Tanto en el caso del derrame de Cuninico (ver resolución http://www.oefa.gob.pe/?wpfb_dl=15555) como en los de Chiriaco y Morona (Ver resolución https://drive.google.com/…/1uI9hvoLaLLjh76VSe8g1bKHZgq…/view), OEFA reconoció y estableció la responsabilidad de Petroperu, pues argumentó que si la empresa hubiera dado mantenimiento al ducto, como por ley les correspondía y se comprometió a realizar, hubiera detectado estas causas naturales y se hubiera adelantado a la tragedia.

Lo explicamos con un ejemplo. Petroperú sabe que el ducto está en una zona de lluvias y de continuos deslizamientos. Si le hubieran dado mantenimiento y realizado inspecciones, la empresa hubiera advertido qué hay deslizamientos en la zona, y hubiera adoptado las medidas preventivas. La consecuencia es evidente: los derrames por causas naturales también son por falta de mantenimiento.

5. ¿Y si sinceramos las cifras?

Si restamos los 5 derrames en investigación de los 63 derrames identificados por Osinergmin, nos queden 58. Si sumamos los que 8 ocurrieron por corrosión, los 29 por causas naturales, el derrame por fisuración por corrosión bajo presión y los 3 por fallas de accesorios (todos ellos identificables y prevenibles previo mantenimiento del ducto), tenemos que 28 de los 58 derrames de petróleo en el oleoducto norperuano ocurren por falta de mantenimiento. Es decir, el 48% de los derrames ocurridos en el oleoducto norperuano son consecuencia de la falta de mantenimiento.

6. La conclusión: mitad de derrames en el oleoducto ocurren por falta de mantenimiento.

Tres conclusiones son claras. Aproximadamente el 50% de los derrames de petróleo son por falta de mantenimiento del oleoducto, por absoluta responsabilidad de Petroperú, y la otra mitad por atentados, cuyos autores deben ser investigados y sancionados con severidad (incluyendo a los vinculados a empresas de remediación).

La segunda conclusión es que Osinergmim viene encubriendo a Petroperú por los continuos derrames de petróleo en la Amazonía. En vez de fiscalizar a Petroperú para que haga mantenimiento, se dedica a restar responsabilidad a Petroperú, mientras las comunidades afectadas por los derrames de petróleo, como Cuninico, deben tomar agua contaminada, comer peces contaminados y bañarse en agua contaminada.

Finalmente, tenemos que lamentar la cantidad de actos de sabotaje del Oleoducto Norperuano. Es grave se esté saboteando el Oleoducto. Los autores que atentan contra el Oleoducto, como aquellos que instigan estos atentados, con la finalidad de trabajar en la remediación, deben ser sancionados con la mayor severidad, con todas las garantías del debido proceso.

---
*Juan Carlos Ruiz Molleda es abogado de la PUCP, con especialización en derecho constitucional y Coordinador del Área de Pueblos Indígenas del Instituto de Defensa Legal (IDL).

----
Fuente: Publicado el día 6 de diciembre 2019 enla cuenta de Facebook de Juan Carlos Ruiz Molleda: https://www.facebook.com/juancarlos.ruizmolleda/posts/1380083798832916?
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario