Servicios en comunicación Intercultural

Alemania fija eliminar carbón para el 2038, ¿a tiempo o muy tarde?

El parlamento alemán aprobó un proyecto de ley que establece el cierre gradual de todas las plantas de energía que generen emisiones para el 2038. Sectores ambientalistas afirman que la reducción no sería significativa y advierten que el plazo es muy tardío.

Por José Díaz

Servindi, 6 de julio, 2020.- El retorno a las actividades parlamentarias en Alemania ha traído una noticia positiva en términos ambientales. Y es que los legisladores alemanes aprobaron una iniciativa de ley que fue presentada en enero de este año y que establece el plan para la eliminación gradual y definitiva del carbón de cara al 2038.

Puntualmente, de acuerdo con lo aprobado por las dos cámaras legislativas, en 2038 se cerrará la última planta eléctrica que usa carbón como fuente de energía. El plan, que busca ser un ejemplo de transición energética entre los demás países de Occidente, prevé una inversión de más de 40 mil millones de euros.

De esta manera se da un gran paso en la eliminación del uso de los combustibles fósiles, un compromiso que hace un año fue asumida por la Comisión Europea pero que ha encontrado resistencia en algunos gobiernos nacionales. A esta medida, se le suma el plan de Alemania de cerrar todas sus plantas de energía nuclear hacia el 2022.

Según el ministro de Economía de Alemania, Peter Altmaier la eliminación de las centrales eléctricas de carbón, hulla y lignito (otras modalidades de carbón natural), reducirían en un tercio el nivel de emisiones producidas por este país europeo.

Críticas al plan

Sin embargo, algunos sectores ambientalistas se han mostrado críticos de este plan al señalar que la reducción de emisiones por el cierre de estas plantas no será significativa y que no alcanzará para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. Asimismo, el Greenpeace ha advertido que poner el 2038 como fecha límite sería muy tardío.

“Alemania, el país que quema la mayor cantidad de carbón de lignito en el mundo, dejará a la próxima generación 18 años más de dióxido de carbono”, declaró a la agencia AP el director ejecutivo de Greenpeace Alemania, Martín Kaiser.

Los sectores ambientalistas han advertido que estas medidas no servirán para eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero en toda Europa para el 2050. Otro sector crítico de este plan, aunque con razones totalmente distintas, es el partido ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) que esencialmente se opone a toda medida de protección ambiental.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario