Servicios en comunicación Intercultural

Lote 192: Frontera Energy suspende operaciones por derrame de petróleo

FOTO: FEDIQUEP

Servindi, 6 de junio, 2018.- Luego de que Petroperú confirmara el derrame de petróleo a la altura del kilómetro 12 del Oleoducto Norperuano, cerca al distrito de Andoas, en la provincia loretana del Datem del Marañón, Frontera Energy, operadora del Lote 192, suspendió temporalmente sus operaciones.

A través de un comunicado, la empresa petrolera, cuyo contrato de explotación vence en junio del 2019, informa que recibió una notificación de Petroperú sobre un “evento de Fuerza Mayor” que afecta el tramo del Oleoducto Norperuano al identificarse “manchas oleosas” en el río Pastaza.

“La Fuerza Mayor comenzó el 4 de junio de 2018 y la Compañía no tiene certeza de cuándo se reanudará la operación plena del oleoducto”, señala el comunicado.

Además, la petrolera indica que, una vez que el Lote 192 se declare en Fuerza Mayor, el tiempo que dure la declaratoria será agregado al final del contrato.

Comunicado de prensa de Frontera Energy, operadora del Lote 192

Fisura en tubería

Cabe indicar que el comunicado se emitió luego de que el 5 de junio, Petroperú confirmara el derrame de petróleo ocurrido el 25 de mayo último. El resultado se dio a conocer luego del análisis de batimetría realizada por la empresa costarricense Mattech.

La compañía peruana indicó que “un sector de aproximadamente 9 metros de tubería se encuentra expuesta en la margen derecha del río Pastaza debido al crecimiento atípico de su caudal, hecho fortuito que originó una fisura en la tubería”.

De acuerdo con Petroperú, las empresas Techint, SNC Lavalin y CORPESA están encargadas de la reparación de la tubería; Mattech está realizando los estudios biométricos; Kanay Seché Group presta el servicio de limpieza y remediación de las zonas de palizadas con manchas oleosas y ERM realiza la evaluación social y ambiental en las comunidades.

La compañía peruana acusó la “actitud violenta” de la comunidad de Andoas que, de acuerdo con Petroperú, impidió que la realización tareas de reparación, limpieza y remediación. La acusación fue desmentida y rechazada por la Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP).

Plan de contingencia

Al conocer que Petroperú admitió que el derrame se debía a la rotura de uno de sus ductos, la Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP), exigió la implementación de un plan de contingencia en coordinación con la federación y sus autoridades.

Asimismo, la organización rechazó la parte del comunicado de Petroperú donde afirma que la “actitud violenta de la comunidad” está impidiendo el desarrollo de las actividades de limpieza.

“Al respecto, aclaramos que nuestra actitud es y ha sido siempre dialogante y constructiva con miras a que se dé solución al estado de incertidumbre y emergencia en que nos encontramos desde hace más de una semana”, señala el comunicado de FEDIQUEP.

La Federación también denuncia que el mal estado de los ductos de Petroperú y la “ineficiente o casi inexistente gestión de riesgos de la empresa y el Estado” amenazan la vida de los pueblos indígenas y el medio ambiente.

En este contexto, exigen la conformación de una Comisión de Alto Nivel “que acuerde con las comunidades y autoridades las medidas de atención”.

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario