Servicios en comunicación Intercultural

AMLO y los pueblos indígenas: ¿Promesa o realidad?

López Obrador aún cuenta con el apoyo de los pueblos indígenas pese a insistir en la construcción del polémico Tren Maya. El nuevo presidente de México tuvo una conmovedora toma de mando con la participación protagónica de representantes de los pueblos originarios de Mesoamérica. Sin embargo, aún se mantiene la incertidumbre sobre el desarrollo o no del polémico tren que atravesaría el Golfo de México.

Por José Díaz

Servindi, 5 de diciembre, 2018.- El pasado fin de semana el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador asumió el cargo máximo de la política de su país.

Entre los aspectos que más se han destacado de su ceremonia, se encuentra el anuncio de una comisión para investigar los crímenes de Ayotzinapa y el cargado componente indígena que jugó un rol protagónico a lo largo del día.

El momento cumbre de la participación indígena el último sábado, ocurrió en la Plaza de la Constitución (o El Zócalo) cuando López Obrador recibió de manos de un médico indígena de la nación Otomí, el Bastón de Mando de los Pueblos Indígenas como símbolo del apoyo que estos últimos le ofrecen a la nueva administración presidencial de México.

“Los saludo en este día, le damos la bienvenida, todos estamos aquí, mucho pedimos que le vaya bien, porque aquí es difícil, porque aquí es de los mestizos, por eso estamos aquí, por eso estamos aquí con nuestro hermano, que no le sea difícil hermano nuestro, estamos contigo hermano, ¡qué será de nuestro hermano!, ¡qué será de nuestro hermano el gran maestro!”, exclamó el médico indígena en lengua hñähñu.

De momento la gestión de López Obrador comienza con el viento a favor desde la basta población indígena que tiene México. Sin embargo, serán las acciones de su administración las que terminarán demostrando si efectivamente se constituirá como un gobierno beneficioso y respetuoso de la población nativa del país mesoamericano.

Proyecto pendiente

Una de las polémicas que ha envuelto a la figura de López Obrador y su vínculo con los pueblos indígenas, incluso a semanas de iniciar su gestión, ha sido el interés por construir el Tren Maya. Este proyecto de infraestructura implica la construcción de cientos de kilómetros de una vía férrea que atravesaría el Golfo de México y que tendría como objetivo promover el turismo desde y hacia la Riviera Maya.

La controversia comenzó cuando el aún presidente electo anunció la construcción de este tren sin haber realizado previamente una consulta con los pueblos indígenas mayas involucrados en el trayecto de la obra. Ante la presión popular y las advertencias de la propia Naciones Unidas, el equipo técnico de López Obrador anunció la realización de una consulta popular que será en el mes de enero.

No obstante, durante el discurso que ofreció López Obrador en el Congreso de la Unión, frente a los parlamentarios mexicanos y algunos de sus homólogos latinoamericanos, el hoy presidente volvió a retirar su interés por construir el Tren Maya, pese a que diversas comunidades indígenas ya han adelantado su opinión desfavorable a esta obra. ¿Será este proyecto el primer obstáculo en la “luna de miel” que vive López Obrador con los pueblos indígenas?

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario