Servicios en comunicación Intercultural

Alberto Fujimori se enferma tras anuncio de posible cambio de prisión

Foto: Andina

La repentina recaída de su salud se da cuando las autoridades evaluaban su trasladado a otra prisión y luego de oficializarse el pedido a Chile para ampliar su extradición.

Servindi, 5 de octubre, 2021.- El expresidente Alberto Fujimori, condenado por corrupción, robo y crímenes de lesa humanidad, fue intervenido al corazón tras presentar una obstrucción arterial.

La salud del reo Fujimori, que fue trasladado a una clínica el viernes 1 de octubre, es estable, pero deberá permanecer en evaluación en el centro médico antes de regresar a prisión.

La repentina recaída en la salud de Fujimori se da cuando las autoridades evaluaban su trasladado a otra prisión y luego de oficializarse el pedido a Chile para ampliar su extradición.

Dicho pedido se realizó con la finalidad de que el exmandatario, condenado a 25 años de prisión en 2009, pueda ser juzgado por seis nuevos casos que implican delitos muy graves.

Estos delitos, cometidos durante el régimen que dirigió (1990-2000) son homicidio calificado, lesiones graves, corrupción, secuestro agravado y revelación de secretos de interés nacional.

Sin embargo, el día que Perú oficializó el pedido a la justicia chilena, el viernes 1 de octubre, Fujimori sufrió un descenso de su saturación de oxígeno y fue internado en la Clínica Centenario.

Allí permaneció hasta el lunes 4, cuando tuvieron que llevarlo a otro establecimiento para ser sometido a una intervención al corazón por presentar una obstrucción en una de sus arterias.

 

Alberto Fujimori es el preso más caro del Perú, según un informe publicado por El Comercio en 2020. Foto: Andina

La intervención duró cuatro horas y al término de esta, el cirujano que lo operó, Alejandro Aguinaga, dijo que su salud era estable, pero que debía permanecer en observación.

En esta condición, la hija del dictador, Keiko Fujimori, aprovechó para señalar que pensar en la posibilidad de trasladar a su padre de prisión sería “un atentado contra su vida”.

Como se recuerda, luego del traslado de prisión a fines de agosto de Vladimiro Montesinos, exasesor de Alberto Fujimori, las autoridades no descartaron cambiar de prisión al expresidente.

“En comparación con los demás, [Fujimori] está en una cárcel dorada y eso no se justifica”, dijo a finales de setiembre, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres.

Pero lo que estaba en evaluación, hoy parece ser una decisión ya tomada por el despacho de Torres, según hizo conocer este martes 5 de octubre el propio ministro.

Consultado sobre la posibilidad del traslado de prisión, tomando en cuenta la salud actual de Fujimori, el ministro señaló que este se dará de todas maneras luego de su recuperación.

“Puede que en los primeros días regrese a [la prisión de] Barbadillo para que se restablezca completamente, pero luego tiene que ser trasladado a una cárcel común”, dijo Torres en diálogo con radio Exitosa.

Parece que esta vez ni la recaída salvará de ser cambiado de prisión a Fujimori, quien ha sido trasladado a clínicas en varias ocasiones por diferentes males crónicos propios de su avanzada edad. 

Aunque no está demás recordar lo que hace unos años reveló un dominical: que estando internado, Fujimori se levantó de la camilla, desconectó los cables y se fue al baño caminando como si no tuviera ninguna dolencia que justificara su permanencia en cama.

 

Mientras la salud de Fujimori padre se recompone y su traslado parece inminente, su hija Keiko, la tres veces excandidata presidencial, enfrenta por estos días los embates de la justicia.

Keiko Fujimori enfrenta un proceso judicial por lavado de activos, organización criminal y obstrucción a la justicia.

La Fiscalía ha pedido 30 años de prisión para ella, acusada por la supuesta recepción ilegal de millonarios aportes de campaña de la constructora brasileña Odebrecht.

La audiencia de revisión de los cargos contra Keiko, etapa previa al juicio oral por este caso, iba a iniciar el miércoles 29 de setiembre, pero fue postergada hasta el 20 de octubre.

Esto, luego de que la Fiscalía presentara acusación contra 12 procesados más dentro del caso, que se suman a los otros 42 acusados inicialmente, entre ellas Keiko Fujimori.

El juez Víctor Zúñiga refirió que la acusación debe ser notificada a todas las partes involucradas y estos tendrán 10 días para observarla y estudiarla.

 

Te puede interesar:

Los Fujimori de malas: juez rechaza pedido; otro reanuda juicio

Servindi, 1 de setiembre, 2021.- Son días adversos para la familia Fujimori en Perú. Tras perder las elecciones en segunda vuelta, ahora padre e hija deben encarar sus procesos con la justicia. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario