Servicios en comunicación Intercultural

Julio fue el mes más caluroso de toda la historia del planeta

Foto: Twitter/ EU Humanitarian Aid

Servindi, 6 de agosto, 2019.- Estudios del Programa de Cambio Climático Copérnico de la Unión Europea y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) confirmaron que el mes de julio de 2019 fue el más caluroso de toda la historia.

Antes, el mes de julio de 2016 era estimado el más cálido de la historia, pero datos actuales sostienen que este año se superó por aproximadamente 0,04 grados centígrados.

Jean-Noël Thépaut, director de Copernicus, mencionó que "Julio es generalmente el mes más caluroso del año en todo el mundo, pero (…) el mes de julio de 2019 ha sido el más caluroso jamás medido, por poco".

Foto: Captura de imagen

"Siempre ha hecho calor en verano, pero estas temperaturas no se registraban cuando éramos jóvenes, ni cuando lo eran nuestros abuelos", dijo António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas.

“Si no hacemos nada para frenar el cambio climático ahora, esos fenómenos meteorológicos extremos serán solo la punta del iceberg. Y, además, el iceberg también se está derritiendo a gran velocidad", agregó.

Olas de calor

Este tipo de olas de calor son una de las consecuencias del cambio climático y del aumento de temperatura en todo el planeta.

El 25 de julio se registraron nuevos récords de temperatura en Alemania, Bélgica, Luxemburgo, los Países Bajos y el Reino Unido. También se hicieron mapas meteorológicos “insólitos”, según un informe de la OMM.

En estos gráficos aparecieron por primera vez temperaturas mayores a los 40 °C. París pasó el día más cálido registrado al alcanzar 42,6 °C a las 16.32 horas, un valor sin precedente desde que comenzaron las mediciones.

Foto: Organización Meteorológica Mundial (OMM)

La ola de calor fue causada por el aire cálido procedente del norte de África y España, y que posteriormente se expandió a Europa central y países escandinavos.

Por ejemplo, en Noruega, estaciones meteorológicas registraron récords el 27 de julio, y en 28 emplazamientos se registraron "noches tropicales" con temperaturas mayores a 20 °C.

En las estaciones finlandesas también se establecieron nuevos máximos históricos: 33,2 °C el 28 de julio en la capital, Helsinki, y 33,7 °C en la localidad de Porvoo, en el sur del país.

Cabe mencionar las altas temperaturas han llegado a avivar incendios forestales en el Ártico, en particular en Groenlandia, Alaska y Siberia.

El Organismo Federal Forestal de la Federación de Rusia calculó que el 29 de julio, los incendios forestales en Siberia habían afectado una superficie de 33,200 kilómetros cuadrados.

En este territorio, 745 focos activos habían provocado un daño ecológico de inmensas proporciones y habían socavado la calidad del aire a cientos de kilómetros de distancia. El humo fue visible desde el espacio.

Cambio climático y olas de calor

"Olas de calor tan intensas y generalizadas llevan la firma del cambio climático antropógeno. Así lo indican los datos científicos que evidencian fenómenos relacionados con el calor más frecuentes, prolongados e intensos a medida que las concentraciones de gases de efecto invernadero provocan el aumento de las temperaturas mundiales".

Así lo sostuvo Johannes Cullmann, director del Departamento del Clima y del Agua de la OMM.

"Según las previsiones de la OMM, 2019 será uno de los cinco años más cálidos de los que se tienen datos, y el período 2015-2019 será el quinquenio más caluroso jamás registrado", agregó.

La OMM presentará un informe sobre el estado del clima en el período 2015-2019 ante la Cumbre sobre la Acción Climática de las Naciones Unidas que se realizará en septiembre de 2019.

"El cambio climático antropógeno aumenta la intensidad de las olas de calor que actualmente se producen en Europa y hace que sean más probables", según un estudio publicado en World Weather Attribution.

El artículo trata sobre la contribución humana a la ola de calor sin precedentes que vivió Francia en junio de 2019.

En un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de 2018 sobre el calentamiento global de 1,5 °C, se prevén temas como los riesgos que el clima plantea para la salud.

También, la seguridad alimentaria, el suministro de agua y el crecimiento económico se agraven con un calentamiento global de 1,5 °C, y que se exacerben en mayor medida si el calentamiento es de 2 °C.

Asimismo, el informe destacó que la limitación del calentamiento a 1,5 °C — y no a 2 °C — podría reducir en 420 millones las personas expuestas a olas de calor intensas.

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario